Óscars 2015: una noche para enamorarse del cine y querer más y más.

Si usted lee esto mientras bosteza porque trasnochó, es posible que ya sepa de lo que voy a hablar, de una noche de encantos y bromas salidas de contexto para la que muchos nos preparamos yendo a cine, usando los pasaportes  5pass y viendo los trailers una y otra y otra vez, todo eso sumado a un rastreo ocasional de las ceremonias de premios anteriores como los SAG, BAFTA, Globos de Oro, Espirit Awards. y muchos más,  ¡hablamos de la noche de los Premios Óscars!

Una ceremonia como esta puede verse desde distintos ángulos, posiblemente le pasó que algunas categorías no le eran conocidas o la traducción de los presentadores para Latinoamérica no era la más políticamente correcta (Dios bendiga la opción de SAP en TNT) o también pudo pasarle que se quedó esperando en la alfombra roja a alguna de sus  celebridades favoritas y que nunca llegó, pero lo cierto es que esta ceremonia tuvo sus altos y bajos, así es Hollywood.

Comencemos por lo no tan divertido de la noche, hablando de Neil Patrick Harris, que no es que haya estado mal, solo tuvo una querida antecesora llamada Ellen DeGeneres que dejó los estándares bastante altos, así que no fue fácil alcanzar ni mucho menos superar el disfraz de hada, el domicilio de pizza y la selfie del año pasado que nos encantaron a todos, así que pese a una muy divertida secuencia en ropa interior en honor a Birdman, al querido Neil lo persiguieron las constantes comparaciones con Ellen a lo largo de la noche, y su carisma y buen humor no lograron avivar del todo la velada, que tuvo algunos momentos bastante planos y monótonos.

Otra cosa que sorprendió fue el In Memoriam, homenaje póstumo a las principales figuras del cine y la televisión que partieron en 2014: bien muy bien por la mención al Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, y mal muy mal por no dejar a Robin Williams para el final y por la total omisión de Chespirito entre los homenajeados (¿fui la única que se quedó esperando que lo mencionaran?).

También fue triste lo regular que le fue a Código Enigma, una de mis favoritas personales y que de 8 nominaciones solo se llevó el premio a mejor guión adaptado. Aún así, no se puede negar el prometedor futuro actoral de Benedict Cumberbatch, creería que es uno de esos actores que de aquí en adelante solo va para arriba y que todavía tiene mucho para dar.

B-gCbHDIIAA3oBz

También se confirmó que no siempre las distintas ceremonias de premiación  coinciden al 100% en sus elecciones, como fue el caso de Boyhood, película que pese a ganar en los Globos de Oro la categoría a Mejor Película, en los Óscar pasó desapercibida, llevándose únicamente el premio a mejor actriz de reparto para Patricia Arquette, cuyo discurso sobre la igualdad de condiciones para la mujer en la industria del cine y la actuación le valió la ovación frenética de Meryl Streep y de toda la audiencia en general.

B-f0CeIIAAAOKyk

Otra de las “perdedoras” de la noche (ganadora total en taquilla, eso sí) fue Francotirador, que teniendo 6 nominaciones solo ganó en Mejor edición de sonido. Queda la pregunta de cuándo se llevará Bradley Cooper su estatuilla, pues bien, confiemos en que ya llegará su momento.

Pasando a lo destacado de la velada, sería terrible no mencionar el gran homenaje a La Novicia Rebelde a cargo de Lady Gaga. Creería no ser la única gratamente sorprendida por el modo en que la polifacética artista se desenvolvió vocalmente al interpretar algunas de las principales canciones del clásico musical que celebra 50 años de su estreno. Un momento muy emotivo que incluyó la aparición de la queridísima Julie Andrews y que en el caso de Colombia, aumenta aún más la expectativa por la versión que prepara Misi Producciones, por favor, ¡que salga bien y le haga justicia a la original!

Volviendo a los ganadores de la velada, no sorprendió mucho el éxito de Gran Hotel Budapest, película que solo hasta la semana pasada pude ver y que con 9 nominaciones cautivó por su historia colorida, bizarra y cargada de un humor algo perverso pero que funcionó bastante bien (el bigote del personaje de Zero es en sí una broma si se considera que ganaron el premio a mejor maquillaje y peinado), así como unas actuaciones muy bien logradas y una música maravillosa que solo podría venir de Alexandre Desplat, quien competía contra sí mismo en la categoría de mejor música original ya que también estaba nominado por su trabajo en Código Enigma. Otros de los premios que se llevó esta película escrita y dirigida por  Wes Anderson fueron Mejor Vestuario, y Mejor Producción de diseño.

Me declaro feliz y dichosa con la buena noche que tuvo La Teoría del Todo, mi consentida particular y que será recordada por muchos gracias a Eddie Redmayne, quien ha sido de los pocos actores que en plena ceremonia se permite dar saltitos y mostrar cuán emocionado está por llevarse el premio a Mejor actor (categoría que me hizo sufrir porque no me fue humanamente posible decidir si apostaba por él o por Benedict Cumberbatch). A sus 33 años de edad, Redmayne es un actor que básicamente, fue el único que no sabía que se iba a llevar la estatuilla para su casa, y  sumó puntos con el hecho de haberle dedicado su premio a la familia Hawking, quienes en cabeza del propio Stephen celebraron su triunfo:

hawking_oscar_edi_287

No puedo terminar este breve resumen de la noche más genial del cine sin hablar de la grandísima ganadora de la velada, se trata de Birdman, que comenzó la ceremonia con 9 nominaciones y terminó llevándose cuatro galardones, incluyendo el de Mejor Película. Aparentemente, a la Academia le gustó el desafío de este film por plasmar en una historia algo graciosa los principales demonios y secretos tras el aparentemente simple y glamuroso mundo del cine y de la actuación, consagrando así al mexicano Alejandro González Inárritu como uno de los mejores directores de la actualidad (cosa curiosa, es el segundo año consecutivo en que un mexicano se lleva el premio a mejor director, el año pasado fue para Alfonso Cuarón por Gravity).

Y de esta manera, la ceremonia número 87 de los Premios Óscar baja el telón para invitarlos a todos ustedes a que si no han visto alguna de las películas premiadas se animen a hacerlo, y si ya las vieron y las amaron, las recomienden e incluso se las repitan,. Como bonus, les recuerdo que en Colombia se estrenó Selma la semana pasada, que este jueves 26 llega Whiplash y que el 12 de marzo veremos a Julianne Moore, ganadora del premio Mejor Actriz en Siempre Alice, ¡la magia del cine continúa!

Gracias de todo corazón por acompañarme en esta travesía de cine y buenas historias. Siempre bienvenidos a seguirme en twitter en @JustReadAndLove .

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s