No sé nada de Marvel, pero tampoco soy ciega: el placer de ver Avengers en Dinamix.

¡Sean bienvenidos al tan esperado regreso de los lunes de cine de Si No Le Gusta No Lea! ¿qué mejor que empezar la semana con algo de risas y aventuras?

Fueron varios los lectores y lectoras que se emocionaron al saber que haría mi mejor intento por reseñar la más reciente entrega cinematográfica del universo Marvel, Avengers: Age of Ultron, y pese a que espero no decepcionarlos, algo que deben saber antes de empezar a leer es que nunca he sido juiciosa con las películas de superhéroes, y tampoco me considero con criterios para tomar parte en la eterna batalla entre Marvel y DC, pero algo que sí puedo hacer es hablar desde la experiencia personal y desde lo poco que sé de Ciencia Ficción, así que pasemos a lo emocionante, empezando como siempre con el trailer:

Bueno, como les venía diciendo, no me he visto con orden ni juicio las películas anteriores de este mundo de héroes, villanos y pobres civiles con complejo de damiselas en apuros. En realidad…si mal no recuerdo, la única que vi fue la primera de Capitán América, así que no tenía mucho contexto ni sabía muy bien qué esperar al llegar al cine, pero algo que tenía claro es que la elección de película era prometedora para el formato que junto a mi primo elegimos ver: Dinamix 4D. Ninguno de los dos habíamos estado en una película con efectos 4D, así que la expectativa era lo suficientemente grande como para animarnos a elegir una película que no conocíamos bien, y lo cierto es que valió la pena.

Para quienes no están muy informados sobre el tema, les explico: en una época en que las nuevas tecnologías para el entretenimiento en el hogar suponen una competencia interesante para la industria del cine como lo conocemos ahora, es fundamental que nos ofrezcan nuevas alternativas y formatos para seguir tomándole cariño al noble y a veces costoso hobby de ir al cine al menos 1 vez al mes, y en el caso de la propuesta de Dinamix, lo que se ofrece al espectador es una experiencia sensorial en la que la película se “sale” de la pantalla y se ambienta con efectos no solamente sonoros y del ya habitual (y a veces innecesario) 3D, sino con efectos de luz, agua, e incluso aromas, todo ello sumado a una silla móvil que claramente no recomiendo para quienes sufran problemas de espalda (la salud sobre todo por favor), y que, en nuestro caso particular, necesitaba alguito de aceite (nuestra fila era la única en la que las sillas chillaban tanto). También nos falta mucho en seguir instrucciones: si le dicen que no entre comida a una sala Dinamix no es porque quieran hacerle ahorrar la platica del combo que suele salir más cara que la boleta misma, no, es porque, efectivamente, con los saltos de la silla lo que le acaba pasando es que se echa encima el perro caliente y de paso salpica con gaseosa al de al lado…

Habiendo hecho la introducción del caso, pasemos a hablar de Avengers.

En primer lugar, el elenco de la película ya se ha ganado el cariño de su fanaticada (y básicamente de cualquier mujer que se haya permitido apreciar la maravilla de estos sujetos y sus muchas horas de entrenamiento físico en el gimnasio), así que nunca viene mal ver en escena a los siempre encantadores Robert Downey Jr, Mark Ruffalo , Chris Hemsworth, Chris Evans y Jeremy Renner en sus respectivos papeles de Iron Man, Hulk, Thor, Capitán América y Hawkeye, sin dejar de lado a la mata-autoestimas-femeninas de Scarlett Johansson en el rol de Black Widow, un personaje que me dejó con mucha curiosidad y por la que algún día posiblemente me ponga a la tarea de ver la primera película de The Avengers.

Sin entrar en detalles precisos de la trama (todo por temor a indagar en cuestiones que para quienes se han visto todos los films pueden parecer obvias) en general lo que nos muestra Age of Ultron es a un grupo de superhéroes que ya cuentan con cierto renombre, instalaciones y la admiración de la gente en general. Algo que claramente no han logrado superar y que se constituye en buena parte de la trama en general es el problema de egos entre los personajes, ya que compiten la experiencia y sabiduría de Capitán América (que eso sí lo sé, fue el primer Vengador), con la acidez de un Tony Stark que simplemente sabe que es genial y no planea que le lleven la contraria, así sus decisiones se pasen de ambiciosas y rayen en la imprudencia, combinados con un Thor que sigue descubriendo su lugar en la tierra, y por supuesto, no olvidemos a un doctor Banner que lucha a toda costa contra su Hulk interno, un alter ego verde y salvaje que solo logra rendirse y volver a su estado normal gracias a Black Widow, una chica que ciertamente esconde un pasado muy doloroso tras su faceta de heroína. Finalmente tenemos a Hawkeye, de quien descubrimos que tiene una vida relativamente normal, con esposa, hijos y casita de campo incluidos cuando no está allí afuera disparando flechas y haciendo el bien, cosa que sorprende hasta a su propio equipo.

Todos estos egos y personajes con psicologías bastante interesantes se ponen a prueba cuando por malas decisiones de Stark, el programa Ultron, inicialmente pensado para potenciar los robots usados para combatir el mal, se torna contra ellos y decide crear su propia versión de cyber-soldados para “cambiar el mundo y hacer la paz”, y aquí entra a colación un tópico de la ciencia ficción que reconozco que es del que menos he investigado pero que no por ello dejo de encontrar fascinante, y es el de la Inteligencia Artificial: ¿en qué momento las mentes cibernéticas pueden tomar las decisiones y tener los sentimientos que en el pasado solo era posible atribuir a los seres humanos? en esta entrega de Avengers vemos una nueva definición de Inteligencia Artificial, esta vez en conflicto por reconocer su humanidad o su concepto de lo que es “correcto” de hacer, pues para Ultron la “paz” está en la extinción de la especie humana y de sus protectores, los mismísimos Vengadores. Para ello contará con la ayuda de unos gemelos que a consecuencia de ciertos experimentos ahora tienen poderes sobrehumanos, y no propiamente los usarán para el bien.

¿Podrán este disfuncional grupo de héroes superar sus diferencias y articularse como equipo para derrotar a esta nueva amenaza, o será el final de la era de los Vengadores y del mundo tal como lo conocemos?

Con esta pregunta se llega al cinema y se sale del cinema, pues como ya es habitual en Marvel, las escenas post-créditos suelen dejar a los fanáticos esperando por una nueva película y con curiosidad suficiente para querer más y más, en especial ahora que se han incorporado nuevos personajes y universos (en la película también se menciona a los Agentes de S.H.I.E.L.D, otro negociazo de la industria y a cuya serie de televisión le ha ido muy bien).

En general la película justifica el uso del 3D y de los efectos en Dinamix con varias secuencias de acción y criaturas de Inteligencia Artificial muy bien logradas, y en cuanto a las actuaciones, lo que más me atrapó fue la genial química entre los personajes y las situaciones de humor como la relación amor-odio entre Capitán América y Tony Stark, así como el romance entre el doctor Banner y Black Widow.

En definitiva, el universo de Marvel maravilla por su complejidad y por la riqueza de personajes y contextos que logra mezclar en una sola película. Como dije al inicio de este post, supongo que mi análisis podría ser más preciso y argumentado de haber visto las películas anteriores, pero como no es el caso, mi consejo es que simplemente se animen a ver esta película, ya sea porque es mujer y sus niveles de estrógeno se han reducido en exceso, o porque llevaba desde Guardianes de la Galaxia esperando ver más de Marvel, o haga como yo, por el simple placer de ver algo en Dinamix y adentrarse en este torbellino de innovaciones en el cine que deja con ganas de ver qué vendrá después. (Por ejemplo: ¿mucho pedir que de la nada Ryan Gosling se materialice en el cine junto a mí mientras veo alguna película de él? ) sin comentarios.

Gracias por pasarse por aquí, espero se hayan divertido leyendo mis desvaríos intentando entender al universo Marvel, y les recuerdo la tarea: si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Un comentario en “No sé nada de Marvel, pero tampoco soy ciega: el placer de ver Avengers en Dinamix.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s