Un homenaje al amigo Walt: Tomorrowland

¡Hola a todos! sean bienvenidos al mes de junio y a un nuevo post de Si no le gusta no lea. Hoy quiero hablarles de una película que venía esperando con ansias y que prometía todo lo que espero encontrar cuando voy al cine, hablo de emoción, un buen elenco, efectos interesantes y una historia que promete, así que sin más preámbulos, vamos con el tráiler de mi recomendada de hoy:

Quienes hemos tenido la suerte de ir alguna vez a los parques temáticos de Walt Disney en Orlando sabemos un poco de la visión futurista que tenía Walt Disney, un hombre al que bien le debo una buena parte de mi infancia. Este sujeto dijo alguna vez, “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, y bajo dicha premisa se constituyó lo que hoy es “uno de los lugares más felices de la tierra” (o al menos, soy de las que se cree ese lema con total convicción).

_FM79191 as Smart Object-1-M

Tomorrowland_site1

Sí, Tomorrowland existió antes de la película. O al menos, en parte. Esta parte del parque Magic Kingdom (en la que, por cierto, hay una atracción de Lilo y Stitch a la que siempre entro al menos 3 veces siempre que voy) y el parque de EPCOT (Experimental Prototype Community of Tomorrow) fueron sin duda la base para el despliegue creativo del Tomorrowland que se ve en la película.

Walt Disney era un visionario de su época, realmente creía en el poder de la imaginación y la creatividad para cambiar el mundo para bien, y parte de este argumento se retoma en esta película dirigida por Brad Bird y con George Clooney, Britt Robertson, Raffey Cassidy y Hugh Laurie en los papeles principales.

Casey Newton (interpretada por Robertson) es hija de un ingeniero de la Nasa y siempre ha sentido curiosidad por lo que la rodea y cómo mejorarlo. En su afán por evitar la demolición de una torre de lanzamiento de cohetes de la Nasa en Cabo Cañaveral termina en una comisaría, lugar en donde “por accidente” se topa con un extraño pin, una especie de brochecito que al tocarlo la transporta de inmediato a un mundo completamente diferente: Tomorrowland, un lugar utópico y que ha progresado tecnológica, social y culturalmente.

Ansiosa por descubrir más de este mundo efímero luego de que su pin pierde el poder de mostrárselo, Casey decide encontrar los medios para volver a Tomorrowland a toda costa. En el camino se encontrará con la pequeña Athena (Cassidy), una humanoide encargada de reclutar a humanos visionarios y talentosos para llevarlos a Tomorrowland, y con Frank Walker (Clooney), un exiliado de Tomorrowland quien al parecer, guarda más de un secreto detrás de su cara de amargado y su resignación por el aparente fracaso de Tomorrowland, porque ¿será real ese lugar en que puedes tomar cohetes a marte, volar usando mochilas aerodinámicas y en donde todo es posible?

Sin saber muy bien la magnitud de en lo que se está metiendo, Casey, Frank y Athena se embarcarán en una aventura en la que no solo estará en juego la tierra del mañana, sino también la del presente.

Nos hemos olvidado de soñar, y nos resignamos al mundo caótico en que vivimos, generando así más caos. Esa, a grandes rasgos, es una de las principales reflexiones de Tomorrowland, que pese a tener efectos visuales interesantes y un elenco maravilloso, tiene un inicio algo lento que requiere de mucha atención del espectador, porque es constante la curiosidad sobre en qué momento veremos esa tierra futurista y encantadora que con tanto énfasis nos presentan en el tráiler, y ciertamente son muchos los rodeos que se dan para que solo al final se logre entender el “punto” de la historia. Aún así, es muy valioso el homenaje que desde Disney se hace a algunas de las mentes más brillantes de la humanidad, empezando por su propio fundador y siguiendo con menciones a personajes de la historia tan importantes como Thomas Alba Edison, Nikola Tesla y mi siempre querido Julio Verne (por favor, por favor POR-FAVOR, sé que no estamos en miércoles de libros, pero es imperativo decirle que lea algo de él). ¿Qué relación pueden tener estos personajes con la trama principal? pues mucha, la verdad.

Tomorrowland es una invitación a volver al niño que todos llevamos dentro y que alguna vez fuimos; a  que así como Edison, Verne y Tesla, dejemos volar la imaginación desde las profesiones de cada uno de nosotros y soñemos un poco más, apuntemos más alto y pensemos en un mañana en que la sociedad realmente tenga un espacio para las mentes que piensan diferente, para los visionarios, los artistas y los inventores.

¿Será que algún día lo lograremos? quién sabe, pero mientras tanto los invito a que se armen de un buen balde de palomitas de maíz, una gaseosa no muy grande porque la película dura sus buenos 130 minutos y se animen a ir junto a Casey y Athena a Tomorrowland. Tal vez les suene quedarse por allá.

Gracias por empezar juntos este nuevo mes, el cual viene lleno de buen cine y buenas lecturas. Solo para que sepan: ¡ESTE MES SE ESTRENAN “INTENSAMENTE”, “MUNDO JURÁSICO” Y “EL SECRETO DE ADALINE”! *Histeria*

Recuerden que pueden seguirme en twitter en @JustReadAndLove, y con el mayor de los gustos leeré sus comentarios y sugerencias.

Espero sea una semana genial para todos, y ya saben, si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s