Crisis financiera al estilo Gosling: reseña de “The Big Short”

¡Muy. Buenas. Tardes!

Sean más que bienvenidos a un nuevo lunes de cine Oscar’s edition en Si No Le Gusta No Lea.

¿Oscar’s edition? Sí, Oscar’s edition, justo ahora los cinéfilos del mundo estamos pasando por una etapa maravillosa, en la que cada semana se actualiza la cartelera de cine con más y más películas espectaculares para comentar y tertuliar, ¡todo porque es la temporada de premios cinematográficos! Estamos a 1 mesecito largo de los Oscar, y la mejor manera de prepararse para la noche más salvaje y emocionante del cine es viendo lo mejor de lo mejor de las cintas nominadas, ¡así que sigamos en la tarea!

La semana pasada comenzamos este especial de nominadas con Joy, una cinta divertida y sencilla. Hoy, vengo con una película que por /muchas/ razones estoy murieeeeendo por comentar, así que vamos con el trailer:

Bien bien, ¿qué tenemos aquí? se trata de “The Big Short” (traducida como “La Gran Apuesta”, una película con un vocabulario algo denso pero que realmente vale la pena ver. Me explico: la película, basada en hechos relales, toma lugar en los Estados Unidos a inicios de la década de los 2000, cuando todo parecía estar bien y el mercado de bienes raíces se hallaba en un punto clave en el que buena parte de los ciudadanos del país estaban invirtiendo en vivienda y adquiriendo hipotecas con el sueño de tener un hogar y “un poco de tranquilidad y estabilidad gracias a la rentabilidad del negocio”. Lo que buena parte de esos compradores de vivienda y de hipotecas desconocían, es que la burbuja económica financiera en que estaban invirtiendo su dinero colapsaría tarde o temprano. Solo unos pocos, unos poquísimos lo descubrirían.

Precisamente, es en esos poquísimos ciudadanos astutos en que se centra la película: en primer lugar, tenemos a Michael Burry (personaje que no me sorprendería que le diera el Oscar a mejor actor de reparto a Christian Bale), un médico que de niño perdió su ojo izquierdo a consecuencia de una enfermedad y ahora usa un ojo de vidrio mientras trabaja en una empresa financiera haciendo negocios de miles de millones a ritmo de metal y baquetas de percusión.  Burry es el primero en descubrir la artimaña de los bancos tras las hipotecas y los supuestos seguros que les venden a los ciudadanos, y decidirá, contra todo pronóstico, apostar en contra de los bancos, prediciendo nada más y nada menos que la llegada de una de las mayores crisis financieras en la historia de ese país.

Una vez Michael Burry encuentra este talón de Aquiles de los bancos, motiva a otros más a que sean inversionistas de su proyecto para ganar dinero cuando /todos/ los enceguecidos compradores lo pierdan, y uno de esos inversionistas será el sarcástico y audaz Jared Vennett, interpretado por ElAmorDeMiVidaQueNoSabeQueLoEs Ryan Gosling.

Ryan.

Thomas.

Gosling.

*La audiencia suspira, muere de amor y yo muero con ella.*

635860372460895644-BGS-02828R2

Ignoren el peluquín, la actuación se salva con los tremendos diálogos del hombre. 

Ryan. Ay, Ryan. Juré que intentaría ser objetiva al escribir esta reseña, pero joder, ¿no les pasa que se casan con actores o actrices los cuales hacen que no les importe el género o la fecha, verán sus películas cueste lo que cueste? pues bien, para mi infinita dicha, el señor Gosling ocupa un lugar central en el desarrollo de la trama de “The Big Short”, pues no solo es uno de los personajes principales, sino también quien se encarga de narrarnos todos los hechos. Su papel, Jared Vennett, es un hombre ambicioso, calculador y básicamente con olfato para los negocios, que ante la oportunidad de jugarle una muy mala pasada a los bancos decide ofrecerle una sociedad de inversión a Mark Baum, interpretado por Steve Carell, que solo por ser ÉL ya genera carcajadas en la sala de cine en cuanto hace su primera  aparición.

Baum, irritable y enojado por naturaleza, perdió a su hermano de forma trágica, y ahora ve el mundo con ojos llenos de amargura y dolor, pues aprendió que no siempre el dinero lo soluciona todo, así que ve en esta jugada una forma de reinvindicarse con su pasado y su familia, mientras de paso le patea el ego a unos cuantos.

El grupo ganador lo completan dos jóvenes inexpertos y deseosos de ganarse un lugar en la jungla financiera de cemento de Nueva York, y contarán con el apoyo y orientación del más sabio de los sabios, Ben Rickert (interpretado por Brad- Siempre joven y bello- Pitt), un experto de la economía que últimamente se dedica a vivir su retiro feliz y tranquilo viajando por el mundo, hasta que decide unirse a la apuesta en contra de los bancos y ayudar a los jóvenes inexpertos a convertirse en profesionales del salvaje mundo financiero. ¿Lo logrará?

the-big-men-of-the-big-short-why-no-other-film-this-year-can-have-a-larger-impact-739026.jpg

Ahora, pongámonos técnicos: hipotecas, bonos, pagos y no pagos. Sería absurdo de mi parte intentar explicar sin aburrirlos la complejidad de la temática de la película en materia del léxico que usan o el entorno mismo de la bolsa, las finanzas y los bancos, lo que de veras funciona es la muy bien pensada estructura  de la cinta, que se vale de uno que otro cameo interesante y mucho humor negro para definir y explicar a la audiencia todo sobre la crisis económica y financiera que se desencadena conforme avanza la película, y créanme, uno acaba entendiendo, o al menos, creo que yo lo hice (reconozco que el hecho de que fuera Ryan Gosling quien me explicaba todo fue algo que, en definitiva tuvo, que ver) .

Precisamente, ese humor negro (en el que se dice “Fuck” cada 30 segundos o así) es uno de los rasgos más característicos e interesantes de “The Big Short”, que bajo la dirección de Adam McKay logra un producto divertido y satírico sobre la burbuja de desconocimiento que se esconde tras el aparentemente perfecto estilo de vida Americano. No todo lo que brilla es oro, ¿eh?

Las preguntas del millón con esta película son: ¿se cumplirán las predicciones financieras de Michael Burry?, ¿Lograrán dos universitarios con algo de dinero llegar a Wall Street?, ¿HABREMOS APRENDIDO ALGO DE MATEMÁTICAS FINANCIERAS LUEGO DE VER ESTA CINTA? 

Ya sea porque les interesan las Finanzas, o porque está nominada en 5 categorías de los Premios Oscar (Mejor película, Mejor actor de reparto por Christian Bale, Mejor dirección, Mejor adaptación y Mejor Edición), o porque por primera vez verán a Pitt, Bale, Carell y Gosling JUNTOS, por favor, hagan el esfuerzo y vayan a ver “The Big Short”, una película inteligente y cargada de inquietudes que aún hoy tienen validez para todos aquellos que, mal que bien, nos movemos en el caótico mundo del dinero.

Espero esta semana sea maravillosa para todos y con muchas cosas bonitas, ¡mañana los espero en mi Twitter @JustReadAndLove en el cubrimiento especial desde la premiere de La Quinta Ola en Bogotá!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

2 comentarios en “Crisis financiera al estilo Gosling: reseña de “The Big Short”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s