Gracias por las historias: Oscars 2016

¡Buenas noches a todos!

Sean bienvenidos a una noche especial en Si No Le Gusta No Lea.

¿Cómo están?, ¿tan trasnochados como yo? no se sorprendan si la siguiente nota es algo más calmada que mis posts habituales, así que aquí vamos…

¿Por qué hablar de los Oscar cuando meeeeeeeedio mundo lo está haciendo? simple, porque sin este post habría perdido el sentido de las últimas semanas, cuando poco a poco fuimos hablando de comedias, dramas, romance y aventuras, de sueños profundos y realidades oscuras, todas ellas traídas a nosotros por el séptimo arte, ese al que le dedico tanto tiempo y amor como a la literatura misma.

El pasado domingo me armé de valor, junto con una bolsa de gomitas y mi hoja de nominadas para disfrutar a la noche que tanto llevaba esperando, y que daba cierre a la temporada de premios del 2016:

12794449_1574321102790362_4115672479883203295_n

Aquí casual presumiendo mi 5Pass :3

No quiero hablar de las ya excesivas alusiones a la polémica de los #OscarsSoWhite o al por qué carajos Jennifer Lawrence llegó tan tarde, nope. Quiero hablar de esa nostalgia que da el saber que intentaste ver todas las nominadas que pudiste compactar en tu escaso tiempo libre, y todo para llegar a esa noche en que descubrirías si tu intuición funcionaría o no. Es un poquito triste saber que no vendrán más alfombras rojas, predicciones o memes: con los Oscar se cerraba ese ciclo de Globos de Oro, BAFTA, Sindicato de autores, en fin, la lista sigue y sigue, y sólo nos resta regodearnos en el lujo de haber podido ver a una que otra ganadora/nominada, y por qué no, tratar de correr después de la ceremonia para ver las que nos hayan faltado.

Pero bueno, de eso se trata la vida, de ciclos y momentos. Precisamente, algo que me encantó fue la idea de que la ceremonia misma siguiera el orden de producción y desarrollo de una película, de ahí que, como siempre, se dejaran las estatuillas más esperadas para el final.

Conforme avanzaba la ceremonia, algo estaba claro: la ley de Murphy existe. Como verán en la foto, Mad Max fue de las películas que no alcancé a ver, y oh la la, se llevó muuuchos premios, sobre todo en aspectos técnicos con los que apenas y empiezo a familiarizarme, pero bueno, parte del encanto está en ir aprendiendo sobre la marcha. Algunas de las categorías cuyas estatuillas se llevó esta peli fueron Mejor diseño de vestuario, Mejor montaje, Mejor edición de sonido, Mejor sonido, Mejor maquillaje y Mejor dirección de arte. Para mi inmensa alegría, la ceremonia premiaría a otras películas aparte de esta.

A quién engaño, la mitad de la ceremonia se nos fue en reventar úlcera esperando el momento en que Leo POR FIN ganara su Oscar, ¡Y LO HIZO!

leonardo-dicaprio-con-su-oscar

SÍIIIIIIIIIIIII ❤ 

*Inserte aquí un meme de party hard*

Me alegra muchísimo que Leo recibiera por fin su estatuilla tras varias actuaciones impresionantes. Ya en mi reseña de “La Chica Danesa” les contaba cómo Eddie Redmayne podía dañarle el caminado a Leo, pero bueno, por fortuna no fue así, y mal que bien todos quedamos felices. De hecho, “El Renacido” también se llevó el Oscar a Mejor Director por segundo año consecutivo para Alejandro González Iñárritu, quien le dijo a Leo “Tú eres el Renacido.”

Palo de la noche para mejor actor de reparto, que todos apostábamos por Christian Bale o Mark Ruffalo, y se lo llevó Mark Rylance por “Puente de espías”. Otro caso triste, se dio porque esperaba más premios para “The Big Short“, pero bueno, Ryan Gosling sigue siendo mi número 1 en muchas cosas, jeje.

Pasando al girl power, ¡les dije, les dije les dije! En un post anterior les daba algunas razones para ver Spotlight y Room, y oh sorpresa, /not really/, Spotlight se llevó el  merecidíiiisimo premio a Mejor película del 2015, ¡yay! Su reflexión sobre el oficio periodístico y una cinta traída a la vida por un elenco maravilloso le valió el premio. Genial.

spotlight-ap-0301

El elenco de Spotlight celebra el premio a mejor película. Hermosa Rachel de verde…

 Llegada la hora de emtregar el premio a Mejor actriz, no fallaron las predicciones: Brie Larson se llevó la estatuilla ¡señor papel el suyo en Room! aunque la verdad sea dicha, si de Room se trata, la estrella TOTAL de la ceremonia fue Jacob Tremblay, en serio, ese niño es el amor y creo que no había un alma en ese auditorio que no dijera “awwwww” al verlo.

dt.common.streams.StreamServer.jpg

Jacob Tremblay felicita a Brie Larson tras ganar el Oscar a mejor actriz.

Por su parte, mi niña Rachel McAdams perdió la estatuilla a Mejor actriz de reparto en una muy reñida competencia, siendo la ganadora la genial Alicia Vikander, con un papel muy bonito y emotivo en La Chica Danesa. En definitiva una actriz a la que hay que seguirle la pista. Otra actriz a la en verdad le auguro un Oscar de aquí a 5 años si sigue tan bien como va es a Saoirse Ronan, la joven estadounidense de origen irlandés quien este año estaba nominada a Mejor actriz por su papel en la película “Brooklyn: un amor sin fronteras”.

MV5BMzE4MDk5NzEyOV5BMl5BanBnXkFtZTgwNDM4NDA3NjE@._V1_SX214_AL_
Esta película, a la que tristemente no alcancé a hacerle reseña, nos cuenta la historia de la joven Eilis Lacey , una inmigrante irlandesa que llega a Brooklyn con el sueño de tener la vida mejor que su hermana sacrificó por ella. Mientras se adapta al estilo de vida de una ciudad y un país tan distintos y extraños, el amor tocará a la puerta de Eilis, llevándola a tomar una difícil decisión, y a aceptar que a todos nos llega un momento de la vida en que debemos elegir pensando en nosotros, y no en los demás. Esta es de esas películas boniiiitas, con romance, paisajes hermosos, y una actuación genial de la querida Saoirse, que con 21 años ya la está sacando del estadio. No le perdamos la pista por favor.

Otra categoría que esperábamos con el corazón en la mano era la de mejor película extranjera, pues por primera vez estábamos nominados por “El Abrazo de la Serpiente”, y bueno, lo inevitable pasó y perdimos contra “El hijo de Saul” de Hungría, la gran favorita de la prensa internacional. Aún así, como colombianos no podemos negar que fue hermoso estar en boca de muchos y demostrarle al mundo y a la Academia que podemos hacer cine de calidad, sin prostitutas, cocaína o balas de por medio, y que con algo de apoyo, es mucho lo que podemos llegar a dar, y la verdad me emociona ver qué nos depara el cine colombiano.

*Por cierto, manita arriba los que desearíamos estar en el FICCI.*

Siendo así las cosas, esta entrega de los Oscar cerró su telón y con ello un año de películas dulces, amargas, rudas, armónicas, con un sinfín de emociones e historias que más de una vez nos llegaron al alma, o aunque sea nos dejaron pensando. Transgéneros, acosadores sexuales, inmigrantes, vocecitas en tu cabeza, todas las facetas del ser humano plasmadas en la pantalla grande de diversas maneras, y solo nos resta confiar en que 2016 siga trayendo buen cine para todos nosotros. Yo planeo seguir yendo mucho mucho mucho a cine, ¿y ustedes?

Para cerrar, miren lo bonito de los 4 ganadores de las 4 categorías más esperadas, ¡aplausos para todos por su trabajo y que viva el cine!

oscars-winners

De izquierda a derecha: Mark Rylance, Brie Larson, Leo DiCaprio y Alicia Vikander 

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s