¿El ocaso de la distopía?: el infortunado desenlace de “Leal”

Muy buenas noches, queridos lectores y lectoras de Si No Le Gusta No Lea, ¿cómo los trata la vida? Espero que muy bien, preparando sus ajustadas agendas para el fin de semana que se acerca  luego de un jueves que se sintió más como un lunes, pero que por fortuna duró menos que el habitual Blue Day. ¿Ya fueron a Indiebo? ¡Todavía les quedan 2 días para aprovechar! Muuuuy recomendada la programación en Andino y Avenida Chile, en donde tuve el placer de ver “Life, Animated”,un documental hermoso sobre una persona con autismo, que encuentra en las películas clásicas de Disney el modo ideal de conectarse con su realidad y con quienes lo rodean. En definitiva, una película muy “yo”, por decirlo de algún modo.

Luego de mi breve resumen de actividades, me imagino que muchos se estarán preguntando la razón de este inesperado post, sobre todo teniendo en cuenta que ni es lunes de cine, ni miércoles  de libros, y es entendible que se sorprendan, últimamente mi agenda da un poco de miedo, pero no podía quedarme sin comentar un poco con ustedes sobre los hechos recientes en materia de adaptaciones cinematográficas Young Adult, esas que tanto nos gusta ver y comentar en este espacio.

Para la infinita tristeza de algunos, y la poca sorpresa de otros, hoy hablaremos un poco sobre la repentina salida de las agendas cinematográficas de la última entrega de la Saga Divergente, Ascendant, que según reveló el día de ayer el portal de noticias Variety, no se estrenará en las salas de cine en junio de 2017 como se tenía presupuestado, sino que por el contrario, adoptará el formato de película para televisión, seguida de una serie tipo spin-off, con nuevos personajes y la incertidumbre de si será una serie para algún canal, o si se dejará seducir por las dinámicas exitosas del streaming, que lo digan HBO, Amazon y Netflix, cuyos números y nominaciones a los Emmy los dejan bastante bien parados en la industria.

La pregunta principal a abordar aquí es: ¿realmente debía tomarnos por sorpresa esta decisión de los estudios Lionsgate/Summit? Resulta necesario volver un poco atrás en el tiempo para entender la peligrosa suma de factores que llevaron a que hoy debamos aceptar el hecho de que no veremos a Theo James llorando a lágrima viva en la pantalla grande.

Cuando por allá en 2008 se reveló que la última entrega de la saga Harry Potter comprendería no una, sino dos películas, el sentimiento general fue de gozo, ¡la saga no acabaría tan pronto como esperábamos, veríamos más veces a nuestro trío maravilla, yippy yay yay! Desde entonces, la tendencia a alargar los finales se mantuvo, con algunos casos más acertados que otros: Amanecer Partes 1 y 2, Sinsajo Partes 1 y 2, El Hobbit partes 1, 2  y 3, y la lista pareciera querer seguir y seguir, pero ¿realmente funciona la estrategia?

 

breaking_dawn_part_1_and_part_2_poster_by_tokimemota-d5799qavuestro-top-trilogia-el-hobbit-original

Cuando miramos los libros en que se basaron estas cintas, y particularmente tomamos el ejemplo de Leal, de Veronica Roth, el sentimiento general se traduce en una simple frase: no era necesario. Si de divisiones se tratara, hubiera sido más sensato explotar a cabalidad la trama del segundo libro de la serie, Insurgente, y no alargar de forma innecesaria el drama del que fuera el cierre de la historia, y con él la paciencia /casi/ infinita de una horda de Iniciados (como se hacen llamar los seguidores de la saga) ansiosos por ver morir en pantalla a *spoiler* y a *spoiler*.

gallery-1447352007-allegiant-trischar-ausjpg

Pese a haber leído la saga con juicio, haberla vendido y promocionado en mi anterior empleo e incluso haberla reseñado en este espacio, no puedo negar que fui de las que desde el inicio se cuestionó por la pertinencia de dicha elección de alargar la última entrega de la saga. ¿Se trataba de hacer más dinero?, ¿consolidar al elenco aún más en sus carreras actorales?, ¿terminar de posicionar a Lionsgate como amo y señor de las adaptaciones juveniles?

Fuera por la razón que fuera, lo cierto es que este caos empezó en el momento mismo en que se perdió el rumbo del libro original y decidieron crear un producto visualmente impactante pero poco fidedigno a la trama creada por Roth, hecho que solo se acentúa aún más con el anuncio de una serie de televisión que de algún modo continuaría con el universo de los cuatro libros anteriores, pero introduciendo a nuevos personajes, aunque ya hablaremos de ello más adelante.

No suelo oponerme a la flexibilidad de discurso de una película, siempre y cuando sea fiel a la esencia de lo que en su momento propuso el autor, pero desde Insurgente fueron cambiando muchas cosas, y llegamos a una tercera película, Leal, que pese a ser genial de ver en formatos como IMAX o Dinamix, no logró generar la expectativa necesaria para preparar a su audiencia a esperar año y medio para por fin dar cierre a la saga en las salas de cine, y ese desencanto del público se hizo evidente en su asistencia a las salas de cine. Miremos un poco los reportes de taquilla:

Divergente: 288 millones de dólares.

Insurgente: 297 millones de dólares.

Leal: 179 millones de dólares.

Pese a tener una audiencia fiel y paciente, el cine, como todo en la vida, no se basa en las buenas intenciones, sino en el dinero que le representa a una productora el esfuerzo de sacar adelante un proyecto como este, y muy posiblemente entrara en juego el drástico descenso de dinero en la taquilla en la decisión de no continuar con la producción de  Ascendant del modo en que se tenía presupuestado inicialmente.

Ahora, no podemos ignorar que la decepción en taquilla no solo se sintió en esta franquicia distópica: con la mano en el corazón he de reconocer que mis amadísimos Juegos del Hambre también aprendieron la lección, cuando Sinsajo Parte 2, el cierre de la saga de Suzanne Collins, tuvo una taquilla menor a la que se esperaba con un total mundial de 653 milones de dólares, vs. los 755 millones de dólares de Sinsajo Parte 1 y los brutales 865 millones de dólares de En Llamas, como resultado de varios factores, como lo fueron el temor colectivo de los hechos terroristas que opacaron en buena medida el despliegue mediático y de apariciones en prensa que se había planeado hacer para despedir la franquicia, que sumado a la dureza (¿y objetividad?) de los críticos en sus reseñas previas al estreno mundial, condenaron a nuestro Sinsajo a salir bien parada a grandes rasgos de las turbias aguas del Box Office, pero sin llegar a alcanzar las cifras históricas como se esperaba que llegara a hacer. Qué lástima.

the-hunger-games-posters.jpg

Otro caso para el tintero: en enero corrimos como locos a las salas de cine a ver La Quinta Ola,que en su momento prometiera ser el rival perfecto para terminar de rematar a Leal en su serie de eventos desafortunados, pero oh sorpresa, ¡A La Quinta Ola tampoco le fue bien! Esta es la fecha en que todavía no sabemos si se hará la película del segundo libro de esa serie, (El Mar Infinito), y el silencio tanto de productores como del autor de la serie Rick Yancey no resultan alentadores.

Otro caso que tiene en vilo a los espectadores de este género es el cambio en la fecha de estreno de Cura Mortal, desenlace de la trilogía Maze Runner de James Dashner, (cuya película tuvieron la sensatez de no dividir en parte 1 y parte 2, gracias a Dios), pero que tristemente, debido a varios factores ya no verá la luz en 2017 sino en 2018. Dame paciencia, señor, esa sí que la quiero ver.

Teniendo este año dos películas distópicas (que prometían mucho) terminar con poca taquilla a nivel mundial, debe abrirse el debate para indagar sobre si realmente queremos seguir viendo estas adaptaciones llenar nuestras carteleras, o si por el contrario es hora de dejar reposar un poco el tema y dar espacio a otras propuestas juveniles con igual mérito y cabida en la industria, como lo son Nerve,  que en Colombia se estrena el 25 de septiembre, y El hogar de Miss Peregrine para niños Peculiares, que se estrena el 29 de ese mismo mes.

¿Pausa de trailers?

¡Pausa de trailers!

Otra señal de lo que iba a pasar en el caso de Ascendant fue la discreta presencia de los estudios Lionsgate-Summit en el marco de la San Diego Comic Con, dícese EL evento geek del año. En años anteriores, Shailene Woodley, Theo James y compañía participaron del panel de la saga Divergente, y para sospecha de todos nosotros, este año no se avisó panel de Ascendant. Todo apunta a que los propios estudios cinematográficos ya tenían esta decisión tomada desde hace mucho, y ahora tienen toda su atención puesta en su siguiente apuesta, el bombazo de nostalgia con trajes de colores de los Power Rangers.

Power-Rangers-2017-Reboot-Costumes-HDimages (1)

En definitiva, se acerca una temporada de retos distópicos, siendo la película de Ascendant para televisión el que más incierto se me hace: ¿Mantendrán acaso al elenco original? ¿Se estrenará en simultánea mundial la película o tendremos que buscar livestreams?¿Será Netflix o Amazon el nuevo guardián del legado de la historia de Veronica Roth? ¿Tendrá futuro el spin-off? Supongo que solo el tiempo nos lo dirá.

Para terminar, quiero dejar algo claro: no porque la taquilla sea mala significa que el género literario o cinematográfico sea malo, pero no podemos negar que muchas veces los excesos son malos, y del mismo modo en que en su momento Hermosas Criaturas le dio un cierre triste al ciclo de cine de romance paranormal, posiblemente estemos llegando a la gota que rebasa la copa de las producciones de corte post-apocalíptico, y teniendo en nuestro haber tan buenos libros que explotan el tema, tal vez lo mejor sea no arriesgarnos a sacrificar la calidad literaria y narrativa en pro de una cifra de taquilla.

Ya veremos, ya veremos.

Muchísimas gracias por acompañarme en este viernes casual en Si No Le Gusta No Lea, les recuerdo que en Twitter y Facebook siempre estoy esperándolos para comentar juntos todo lo que escribo por aquí y lo que pasa en el mundo del cine y la literatura.

Buen fin de semana para todos, y ya saben, si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s