Descubre tu camino: reseña de “Estrella Errante”, de Romina Russell

Buenas tardes queridos lectores y lectoras de Si No Le Gusta No Lea,  ¿extrañaban los miércoles de libros? yo sí, y mucho, supongo que a veces la vida te da vueltas inesperadas y no queda de otra más que adaptarse y aprovechar el poco tiempo libre que tengamos en lo que realmente amemos hacer. ¡Así que henos aquí!

Es emocionante poder acompañarlos con una reseña de un libro que esperaba devorar desde el momento en que terminé la primera entrega de esta tetralogía,  además que es mi primera reseña desde que cumplí años, así que vamos a ver si los 24 me hacen un poco más sabia y menos derp, ¿quién sabe? pero bueno, a lo que vinimos…¡Regresemos al mundo de Zodíaco!

Aquí un pequeño recorderis:

Han pasado muchas lunas y soles desde que hablamos por primera vez de Zodíaco en este blog (aquí el post de mi primera reseña de la saga por si desean re-leerlo), y no está mal recordar a Rho Grace y su lucha por encontrar su potencial y el valor  necesario para liderar a la casa de Cáncer y unir al zodíaco entero contra las amenazas del 13 signo, Ofiucus. En su caminar como Sagrada Madre de Cáncer, también acompañamos a Rho en sus dilemas emocionales, mientras su corazón se debatía entre enfocarse de lleno en su rol como líder de Cáncer, y los confusos sentimientos que experimentaba cortesía de Mathias, un Zodai Canceriano, y de Hysan, un sassy y apuesto Librano con uno que otro secreto por revelar.

Es así, que luego de los hechos del libro, empezamos un segundo capítulo de la historia, titulado “Estrella Errante“, distribuido en Colombia gracias a mis buenos amigos de Ediciones Urano, y a quienes les agradezco bastante que nos alegraran la mitad de año con esta novedad. En esta ocasión, nos encontramos con un libro más emocional y ambicioso, con una historia de luchas, dolores y emociones entrecruzadas, así que rogando al cielo que no les termine spoileando lo bueno, comienzo:

Rho siente que ha perdido mucho desde la última página que leímos de Zodíaco: no solo se despidió de  varias personas importantes en su vida, sino también de su confianza y credibilidad. Luego de ser humillada, de ver caer a Cáncer y de convertirse en la burla de buena parte de las casas, Rho se siente más sola y perdida que nunca. Lo que no sabe, es que en medio de sus dudas y temores, llegará una amenaza peor que la que tuvo que enfrentar en el primer libro.

Una entidad terrorista conocida como el Marad ha declarado la guerra contra el sistema de aparente armonía que regía las casas, y ahora nada ni nadie está a salvo. ¿Cómo derrotar este nuevo peligro cuando muy pocos creen en tí, y de hecho, ni siquiera tú misma lo haces? Contrario a sus creencias, nuestra protagonista no está del todo sola, sus amigos Deke y Nishi siguen allí para ella, al igual que su hermano Stanton y algunos líderes de otras casas, cuya ayuda será realmente necesaria cuando una nueva fuerza oscura amenace con destrozar lo poco que queda de esa estabilidad y de la versión adolescente ingenua y temerosa que era Rho. Ahora, más que nunca, tendrá que confiar en sus instintos, y en la ayuda que le ofrezcan sus pocos aliados. Lo que ni ella, ni nadie espera, es que esa ayuda llegue de manos insospechadas, y solo leyendo el libro, sabrán a quién o a qué me refiero. De hecho, algo está empezando a surgir en lo más profundo de algunos habitantes de las casas, y tal vez, en un futuro inesperado para Rho y sus amigos, los destinos y personalidades no estén configurados por un único signo. ¿Se puede acaso tener la pasión de Leo y la curiosidad Sagitariana? ¿Es acaso posible cambiar lealtades de una casa a otra?

Sin entrar en mayores detalles por temor a dañarles la experiencia del libro, que en serio espero que corran a leer, puedo contarles que en esta segunda novela de la argentina Romina Russell (te queremos Romi, te queremos <3), el universo temático de Zodíaco se expande bastante, pues podemos conocer el interior y los estilos de vida de otras casas como Sagitario y Tauro (sigo cruzando dedos por un flash de la vida en Leo, yaaaaaaas), y nos toparemos con esos personajes que se ganaron nuestro cariño en la primera lectura y que ahora se muestran más valientes, más empoderados con la causa de Rho, y listos para asumir que esto ya no es el colegio, sino la vida real, pues ahora más que nunca deben confiar en sus aliados para sobrevivir… ¿O no?

La tensión política que vimos en el primer libro se mantiene e incluso llega a intensificarse en este segundo libro, y me gustó bastante el modo tan fiel en que Romi nos presenta las alianzas y tensiones políticas características de los gobiernos opresores que aman silenciar ciertas verdades incómodas, porque si hay algo que Rho desee hacer, es llegar al fondo de los secretos que desde pequeña le ocultó su madre, y que ahora podrían ser claves para entender los porqués de la inminente destrucción del Zodíaco.

En esta nueva historia vemos a una Rho más madura, que se reconoce minúscula en medio de tanto caos, pero no por ello menos poderosa, y reconciliarse consigo misma será muy necesario para poder salir viva de todo esto. La pregunta del millón es, ¿está realmente lista nuestra Sagrada Madre para dejar ir ciertos dolores pasados y mirar por fin hacia adelante? las respuestas las encuentran en las 349 páginas que conforman a “Estrella Errante”.

Lo interesante de esta novela es el modo en el que nada es obvio, nada queda desarticulado, cada capítulo atrapa lo suficiente para caer en el vicio de decir “leo un capitulito más y paro”, una promesa que nosotros los lectores somos excelentes rompiendo, y que de la pluma de esta autora sigue cautivándonos a todos y dejándonos esperando la siguiente entrega con los dedos cruzados y rogando que nuestros personajes favoritos sobrevivan a un capítulo más, a un peligro más, porque si hay algo para lo que es genial Romi, es para robarnos el aliento y hacernos llorar un poquito aquí y un poquito allá.

romina

Romina Russell, la mente brillante a la que le debemos la saga Zodíaco.

La invitación es a que miren al cielo y ubiquen la constelación de sus casas, y simplemente la sigan mientras leen “Estrella Errante“, un libro que muy posiblemente disfrutarán, así que en cuanto lo terminen, me avisan y lo comentamos juntos, ¿les parece?

Me despido por esta noche con una pequeña selecciòn de mis frases favoritas del libro. Léanlas muuuuuy bien porque en un futuro pueden serles de utilidad, ya verán por qué, así que muuuy pendientes a mi Facebook y Twitter 😉

“Nuestras elecciones nos definen: las estrellas pueden habernos puesto en un camino determinado, pero somos nosotros quienes debemos elegir si queremos tomarlo.”

“Si eliges vivir en el ayer o el mañana, te perderás el hoy.”

“Antes de que tu luz pueda guiar a otros, tienes que dejar que te ilumine a ti.”

“De todas las lecciones que tu especie todavía no ha logrado aprender, esta es la más trágica: A veces la mejor forma de amar a alguien es dejarlo partir.”

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

2 comentarios en “Descubre tu camino: reseña de “Estrella Errante”, de Romina Russell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s