Lecciones de vida: mis frases favoritas de “Dos chicos besándose” de David Levithan

Buenas tardes queridos lectores y lectoras, ¿cómo los trata la vida? espero que muy pero muy bien, ya casi se acaba este mes, ¡por fiiiiiiiiiiiiiin!

Como es el último miércoles del mes del Amor y la Amistad, quisiera hacer algo un poquito diferente, y en lugar de darles una reseñita full como suelo hacer, el plan de hoy es que en este miércoles de libros se enamoren de mi recomendado gracias a algunas de sus frases. Para ello, los invito a que se pongan cómodos, se abriguen si tienen frío y se preparen para conocer una historia sobre un mundo de colores, lágrimas, y ante todo, amor en todas sus formas.

El amor del que nos hablan en el libro, es ese amor por el que muchos han muerto, por el que tuvieron que dejar este mundo antes de tiempo y que todavía sigue buscando su validación y reconocimiento. ¿Llegará a obtenerlo algún día? quisiera creer que sí, pues novelas como esta te dejan con un nudo en la garganta y reflexionando sobre lo que cada uno de nosotros guarda en el alma: ¿es amor?, ¿es odio?, ¿o es acaso, un ávido deseo de terminar con todo de una vez por todas? Sea lo uno o lo otro, esta historia es tan directa y profunda que muy posiblemente quedará dando vueltas en la cabeza de cada uno, al menos por un ratico. Quién quita que lean alguna de estas frases, les quede gustando y se animen a leer el libro, sería genial…

Advertencia: si usted se considera homofóbico o si le incomoda leer sobre un chico besando a otro chico, por favor cierre esta reseña y vuelva pronto…

Bueno, quedamos los que quedamos, así que empecemos con esta, mi selección de frases/fragmentos favoritos del libro “Dos chicos besándose”, distribuido en Colombia por Ediciones Urano y resultado de la talentosa pluma del autor y editor David Levithan (el mismo de “Will Grayson, Will Grayson”, “Cada día”, “Cuaderno para dos”, entre otros):

-“Amar es tan doloroso, ¿cómo se lo podríamos desear a alguien? Y el amor es tan esencial., ¿cómo podríamos interponernos en su camino?”

-“Pensamos en nosotros como criaturas marcadas por una inteligencia particular. Pero una de nuestras mejores características es la incapacidad de nuestra expectativa para imitar la experiencia que estamos esperando. La expectativa que tenemos de la alegría nunca es lo mismo que la alegría. La expectativa del dolor nunca es lo mismo que el dolor. Las expectativas de un desafío nunca son lo mismo que el desafío en sí mismo. Si pudiéramos sentir aquello que tememos antes de que suceda, nos traumatizaríamos. De modo que, en su lugar, nos aventuramos por la vida pensando que sabemos cómo serán las cosas, pero sin saber nada de cómo serán realmente”.

-“La frase emitir juicios apresurados es estúpida. A la hora de juzgar, la mayoría de nosotros no tenemos que apresurarnos. Ni siquiera tenemos que abandonar el sillón. Es tan fácil emitir un juicio”.

-“El amor, piensa, es una mentira que las personas se dicen unas a otras para que el mundo sea tolerable”.

-“La muerte es dura, y enfrentarse a la muerte es doloroso. Pero todavía más dolorosa es la sensación de que a nadie le importa. No tener un solo amigo en el mundo”.

-“Cuantas menos conexiones se tenga con el mundo, más fácil es marcharse…”.

-Es decir, a veces el poder de la furia es tan intenso que lo disparas hacia todos lados. Aun cuando, para ser sinceros, uno debería disparar su furia sobre las personas con las cuales uno está verdaderamente enojado, las personas que realmente merecen esa furia”.

-“En general, es algo que solo hay que aprender una vez: así como no existe el para siempre, tampoco existe lo completo.”

-“Sabemos lo que es estar vivo en el presente pero muerto en el futuro. Pero tú eres lo contrario: tu futuro ser sigue vivo. Tienes una responsabilidad con tu futuro ser, que es alguien a quien, quizás todavía no conozcas, quizás todavía no comprendas. Porque hasta que mueras, ese ser futuro tiene tanta vida como tú mismo”.

-“Pasamos tantos minutos, horas y días sin valorar la vida, sin sentirla demasiado, dejando que transcurra. Pero luego hay momentos como este en que la vivacidad de la vida es cristalina, palpable, innegable. Es la boya final a la que aferrarse cuando uno se está ahogando. Es la salvación”.

-“Existe lo repentino y lo ineludible. Y en el medio, está la vida”.

¿Qué tal? si ya leyeron este libro y tienen alguna otra frase para compartir, con muchísimo gusto pueden hacérmela saber en los comentarios de este post o en mi Facebook.

Amen mucho, vivan y dejen vivir  ❤

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s