Family love: reseña de “Manchester by the sea”

Muuuuy buenas tardes y bienvenidos a un nuevo lunes de cine aquí en Si no le gusta no lea, un parpadeo más y acabamos este mes, ¿pueden creerlo?  queramos o no, el tiempo sigue haciendo de las suyas y llevándonos a  /su/ ritmo, no al nuestro…

Hoy, vengo con una reseñita express sobre la familia, la pérdida y la capacidad que tenemos los seres humanos para afrontar o evadir las heridas del pasado. Vaaaamos con el tráiler:

En esta cinta, dirigida y escrita por Kenneth Lonergan, conoceremos a Lee Chandler (interpretado por Casey Affleck), un hombre solitario y con la mirada siempre perdida, como si no lograra entender del todo el porqué sigue con vida. ¿La razón de su forma de ser? una gran tragedia que le arrebató lo que más amaba en este mundo. Siendo así las cosas, Lee pasa los días trabajando como el todero de unos cuantos edificios, buscando peleas ocasionales en los bares y siendo el blanco preferido de las quejas. Un empleo aburrido para una vida aburrida.

Todo esto parece cambiar en el momento en que Lee recibe la noticia de la muerte de su hermano mayor Joe, quien años atrás, al ser diagnosticado con una insuficiencia cardiaca, sin que Lee lo sepa organiza  un plan económico para que si algo malo le pasa, su hermano pueda mudarse a la ciudad portuaria de Manchester by the sea (Massachusetts) y convertirse en tutor legal de Patrick, su hijo de 16 años.

Al enterarse de que su visita fúnebre posiblemente tendrá que extenderse más de lo planeado, y al asumir la responsabilidad que ahora recae sobre él, Lee tendrá que decidir si vuelve a un pueblo del que huyó cegado por el dolor años atrás, o si por el contrario dejará en manos de alguien más el cuidado de su sobrino (interpretado por Lucas Hedges), un adolescente algo callado pero no por eso menos descarado a la hora de tener más de una novia y de empezar peleas en sus prácticas de hockey. La misión titánica que tío y sobrino empezarán será la de tolerarse mutuamente, ayudar al otro a sanar sus heridas y a enfrentar sus propios demonios, todo ello, teniendo al mar como testigo.

Un primer aspecto a tener en cuenta con esta película es su extensión: dos horas y dieciséis minutos de puuuura calma, música suavecita y escenas sencillas y cero agitadas. Ver esta película requiere un ejercicio de mucha paciencia, sobre todo si son espectadores acostumbrados a los cambios bruscos de una secuencia a otra o a los diálogos eternos y los grandes despliegues de explosiones y efectos especiales. No, este es otro tipo de proyecto, sin duda.

Por otra parte, tenemos a un elenco actoral que desde el tráiler prometía mucho (de hecho, Affleck se llevó a casa el Globo de Oro a mejor actor en una película de drama), pero ya puestos, en realidad la cinta me dejó un ligero sinsabor, pues hacia el final lo único que pude decir fue: “¿Eso es todo?”.

Sin afanes de spoilear, solo puedo decir que la historia prometía más altibajos emocionales, más colapsos nerviosos y luchas, pero en realidad lo que terminamos recibiendo es un par de diálogos graciosos (que de hecho, no esperaba reírme tanto en una película considerada un drama), y aunque varias escenas de tío y sobrino son divertidas, no despierta mayores reacciones en los espectadores, o al menos, no en mi caso particular.

Aún así, no podemos negar que ciertos intereses particulares saben jugar sus cartas, que NO es casualidad que haya pasado tan por debajo de la mesa el escándalo por denuncias de abuso sexual hacia su protagonista, y quién sabe si esta cinta dé sorpresas en los premios de la Academia,  a fin de cuentas, ¡en este mundo de locos todo puede pasar! Así que, por hoy, dejo abierto el criterio de si deberían ver o no esta película…

Espero estén muuuy juiciosos viendo las producciones cinematográficas que compiten en esta temporada de premios y que para fortuna nuestra ya han ido llegando a las carteleras del país (Como La La Land y Neruda), ¡no demos por sentado que estas cintas durarán mucho en exhibición, algunas han logrado estar en salas por apenas 1-2 semanas!

Vamos con toda la buena energía en este inicio de semana, ¡sí se puede, sí se puede!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Un comentario en “Family love: reseña de “Manchester by the sea”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s