Grita más fuerte, Hannah: reseña de “Por trece razones”, de Jay Asher

¡Hoooolaaaaaaa a todos!

No saben la dicha que me da poder retomar las reseñitas literarias de los miércoles, ¡por fin siento que poco a poco vuelvo a la normalidad!

Luego de una breve autoevaluación sobre lo mejor y lo peor del 2016, me alegra mucho poder presentarles el libro de hoy, que llega a mis manos cortesía de Ediciones Urano, y que sin duda vale la pena.

Antes de empezar, quisiera ponerlos un poco en contexto sobre la importancia de leer novelas como esta en la actualidad. Por “novelas como esta”, me refiero a esas historias que nos exponen temas “espinosos” pero necesarios, como lo son la salud mental, la diversidad sexual y lo tremendamente difícil que es ser un adolescente en un mundo como el nuestro, que nos pide ocupar un lugar en el mundo, cuando ni siquiera nosotros mismos sabemos con certeza cuál es ese lugar.

Años atrás, hubiera sido tabú hablar de esas voces en la cabeza que muchos de nosotros escuchamos cuando las cosas se ponen feas, que nos dicen que todo está mal, que la única solución es hacernos daño, que por mucho que intentemos no le importamos a nadie, y mucho menos hubiéramos podido pedir /y recibir/ ayuda profesional al respecto. Por fortuna para todos, los tiempos han cambiado y hay muchas alternativas para lidiar con lo que sea que pase por nuestras lindas cabecitas.

¿Qué es una enfermedad mental para ustedes? ¿es acaso una forma de llamar la atención? ¿una cuestión de hormonas? ¿un problema real? Las respuestas a esta pregunta pueden ser tan variadas como las historias que presenta este libro. Se trata de “Por trece razones“, del autor californiano Jay Asher. Veamos de qué se trata:

Clay Jensen es un adolescente “normal”. Siente que no tiene mayores enemigos y su vida escolar aparentemente transcurre sin problemas, pero todo eso cambia el día en que recibe en su casa una misteriosa caja de zapatos con trece cintas de audio en su interior y una carta con instrucciones muy precisas: le guste o no, Clay debe escuchar lo que contienen estas cintas, y una vez haya terminado, debe reenviarlas a la siguiente persona de la lista.

¿Qué lista? la lista de razones por las que Hannah Baker decidió suicidarse.

Así es, señoras y señores, alisten sus pañuelos y pelotitas anti-estrés, están próximos a entrar en la cabeza de una persona muerta.

52e313eb0787426abec5b030b153f4e4

Desde el momento en que Clay comienza a escuchar las grabaciones, debe lidiar con la voz de una persona que pensó que nunca volvería a oír. Conforme avanzan las cintas, nuestro protagonista se siente más y más desesperado y temeroso del momento en que su nombre aparezca en todo este embrollo, porque poco a poco se dará cuenta de que lo que para muchos era simplemente una broma escolar o un chisme en apariencia inofensivo, para Hannah fueron más y más razones más para tomar la nefasta decisión de acabar con su vida. ¿Por qué escuchar atentamente los pensamientos agobiados y desesperados de una suicida? Porque en el fondo, Clay sabe que se lo debe. Todos se lo deben.

No quiero entrar en detalles sobre  aquello en lo que consisten las trece historias que Hannah tiene para nosotros, o por qué Clay termina involucrado en todo esto; sería algo brusco, considerando que cada cinta es una tragedia más, una reflexión sobre el dolor, la soledad, la desesperación y la angustia de querer buscar ayuda y no encontrarla. Por el contrario, solo les diré que en verdad hay gente muy mala allí afuera, y a veces, el silencio de una persona puede ser tan solo una señal de los gritos que llenan su mente. Hay que saber identificar esos gritos, y no esperar a que una tragedia suceda para decir “Lo siento”, y esa es una de las principales lecciones de este libro. ¿Están dispuestos a acompañar a Clay a explorar los recuerdos de los últimos días de vida de Hannah?

Los capítulos, por lo general cortos, están escritos de un modo que atrapa, logrando que los lectores pasemos de la mente de Clay a la mente de Hannah en un instante, y así podamos conocer ambas caras de la moneda. Gracias al vocabulario fluido y juvenil del autor, la trama se llena de matices reales, de expresiones cercanas al público juvenil al que está dedicada la novela, y todo esto nos ayuda a identificarnos y a entender aún más lo complejo de la situación. Digo, ¿cuánto dolor pudo caber en una joven para que decidiera acabar con su vida? y peor aún, ¿cuánta ceguera se necesitó para pretender que todo estaba bien en el colegio y que nadie le estaba arruinando la vida a nadie?

El formato del libro hace que la lectura sea rápida, con una tipografía pertinente y un juego de colores que gracias a los toques sutiles de rojo en cada página  transmite muy bien el sentir colectivo del lector, que con el paso de las páginas aumenta la tensión y su frustración: todos somos Hannah, y aunque sabemos que ya no está, resulta inevitable desear que de repente haya un giro inesperado que pueda salvarla. ¿Serán estas cintas su redención o su forma de cambiar para siempre la vida de esas personas que tanto daño le hicieron? solo leyendo el libro lo sabrán.

Bonus: Netflix está trabajando en una serie basada en la novela, así que los reto a leer el libro primero, así cuando salga el show podemos tertuliar 🙂

Por trece razones” es un libro para comentar, e incluso para trabajar en clase, pues propicia el debate sobre el modo en que muchas veces decidimos callar ante las injusticias en lugar de tomar cartas en el asunto, y ciertamente deja pensando sobre las pequeñas señales de alarma que pueden indicarnos que alguien cercano a nosotros puede estar necesitando ayuda. Estemos siempre alerta por favor…

screen-shot-2014-03-20-at-3-24-53-am

Y bien, quiero finalizar dándoles las gracias por acompañarme en este regreso de los miércoles de libros a Si no le gusta no lea, sepan que para mí fue durísimo escribir esta reseña, ¡pero me alegra mucho el haberlo hecho, siento que lo necesitaba!

Pooor supuesto, les recuerdo que todas sus percepciones y comentarios son más que bienvenidos a nuestro Facebook y Twitter, ¡allí estamos siempre para ustedes!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Un comentario en “Grita más fuerte, Hannah: reseña de “Por trece razones”, de Jay Asher

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s