Dos almas, un corazón: reseña de “Todos los ríos del mundo”

¡Muy buenas tardes, queridos lectores de Si no le gusta no lea!

¿Cómo los trata la vida? Espero que muy bien. Les cuento que poco a poco voy despidiéndome de los 24 y preparándome para mi primer cuarto de siglo, pero bueeeeno, así es la vida, ¿no? el tiempo pasa, con independencia de que queramos aceptarlo o no.

Precisamente,  me emociona mucho poder regresar a los miércoles de libros (particularmente hoy que celebramos a nivel mundial el #BookLoversDay <3) con una historia que me tuvo atrapada por un buen tiempo, se trata de Todos los ríos del mundo, de la autora israelí Dorit Rabinyan y disponible en Colombia gracias a nuestros amigos de Ediciones B Colombia.

La novela está conformada por tres partes, cada una correspondiente a una estación, y nos presenta a dos personajes cuyos destinos se cruzan en las pobladas calles de Nueva York: por una parte, tenemos a Liat Benyamini, una mujer de Israel, lingüista y traductora, y por la otra, a Hilmi Nasser, originario del estado de Palestina, pintor. Ambos, están cerca de llegar a los 30. Ambos, han tenido que lidiar con las realidades de sus naciones. Ambos han llegado a Estados Unidos buscando un cambio. ¿Lo encontrarán?

Algunos se preguntarán por qué estoy siendo tan enfática en las nacionalidades de los protagonistas, pero lo cierto es que no es secreto para nadie que tanto Israel como Palestina llevan una larga historia de conflictos sociales, políticos y culturales, y esta novela termina siendo un reflejo de ello.

Siendo extranjeros en la Gran Manzana, ni Liat ni Hilmi esperan toparse con el amor, pero eso es lo hermoso de este sentimiento: cuando llega es para tomarlo todo, para darlo todo, y nuestros protagonistas se verán inmersos en una lucha contra los estigmas sociales que puedan llegar a tener el uno del otro, y no solo me refiero a las barreras idiomáticas entre el árabe y el hebreo, sino también lo que representan sus naciones de origen.

¿Acaso no son todos los israelíes unos soldados violentos? ¿Y los palestinos no son unos terroristas invasores? Resulta difícil creer en todo ello cuando la persona que tienes al frente tomando un café contigo luego de una noche apasionada es perteneciente al país que se supone que deberías odiar, y esa es una de las muchas complejidades que nos presenta Rabinyan en su novela, que gracias a capítulos cortos y distintas voces narrativas conformo avanza la trama, termina por presentarnos una historia marcada por el conflicto, pero que NO lo toma como hilo conductor principal, no. Esta historia es en realidad sobre el amor más allá de las fronteras y prejuicios, una clase de amor que deberíamos poner en práctica más a menudo y que posiblemente tendría al mundo en un mejor estado si lo sobrepusiéramos al odio.

Hilmi, tan soñador y optimista ha de caer rendido ante el pragmatismo y seriedad de Liat, para quien abrir su corazón a tantos kilómetros de distancia de su hogar será un desafío para sí misma, y entre los muchos tonos de azul con que pinta Hilmi y la fría nieve de Nueva York, terminará por entender que el hogar no siempre lo determina una nacionalidad, sino esa persona con la que llegas a ser tu mejor versión, y esa es una de las lecciones más hermosas que me deja este libro.

Como ya es usual en mis reseñas, me abstengo de contarles si nuestros apasionados protagonistas lograrán llevar a buen término su aventura romántica o no, pues como bien sabrán, mi intención no es contarles una historia, sino enamorarlos de ella, así que corran a su librería más cercana y adéntrense en este río de historias.

Un pequeño consejo antes de leer Todos los ríos del mundo es que se animen a consultar un poco sobre lo que ha sido la lucha del estado de Palestina por su reconocimiento como nación, así como del proyecto sionista de Israel por cumplir finalmente el planteamiento bíblico de la tierra prometida. Tal vez con ello logren entender un poco más las luchas internas de Liat o los silencios pausados de Hilmi, dos personajes que tienen una historia bellísima y real para contar.

¿Se animan a acompañarlos? Espero que sí,

Y bien, esto es todo por hoy en nuestro querido querido blog, pero les recuerdo que la aventura sigue en nuestro Facebook y Twitter así que no se desanimen que allí siempre estoy para ustedes, ¡esto es de todos!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Un comentario en “Dos almas, un corazón: reseña de “Todos los ríos del mundo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s