Ayyyy, mamá: reseña de “Liga de la Justicia”

¡Muuuuy buenas tardes a todos y bienvenidos a un nuevo lunes de cine en Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo van esos finales? ¿Los que trabajan van a salir a vacaciones? ¿Tienen frío? Espero que, ya sea en el estudio o el trabajo, todas las cosas se estén dando de maravilla para todos ustedes, que no les dé gripa, y que todo marche bien, a fin de cuentas, luego de tanto esfuerzo, lo que uno espera es ver los frutos de todo eso.

Hablando de frutos, hoy vengo con una pelicula fruto de varios meses de paciencia y de la expectativa permanente del team DC, que en realidad es a quien se dirige esta película, ya sea por tradición o por la curiosidad y esperanza tras el éxito de Wonder Woman. Tristemente, aunque la taquilla del fin de semana no fue la mejor, mi corazoncito fangirlero no podía quedarse sin hablar del tema y de todas las cosas buenas y malas que han surgido al respecto, de allí que desee compartir mis apreciaciones con todos ustedes, así que vamos con el tráiler de Justice League:

Bueno, el desafío para los estudios Warner y DC era enorme, luego de las desinfladas de Suicide Squad y su posterior recuperación con Wonder Woman, lo cierto es que el público no sabía a qué atenerse, pues este experimento podía resultar o muy bien o muy mal, y bueeeeno, juzguen ustedes mismos.

La historia comienza con el desasosiego tras la muerte de Superman, todo un símbolo de esperanza para Metrópolis. En el momento en que una serie de peligros invaden tanto a Metrópolis como a Gotham City, el multimillonario Bruce Wayne (mejor conocido como Batman, e interpretado por Ben Affleck) pondrá en marcha su plan para reunir a un grupo de aliados con el fin de combatir el mal y devolverle un poco de paz a los habitantes de estas ciudades. Para ello, contará con el apoyo de Diana Prince (Wonder Woman, interpretada por Gal Gadot), para quien será todo un desafío salir de su aparente vida tranquila y anónima para salvar nuevamente al planeta de un peligro enorme, y juntos emprenderán una búsqueda por distintas ciudades y personajes para lograr consolidar el equipo perfecto.

En su misión, se cruzarán con Arthur Curry (Aquaman, interpretado por nuestro Khal Drogo Jason Momoa), Barry Allen (el divertido Flash, traído a la vida por Ezra Miller) y Victor Stone (también llamado Cyborg, interpretado por Ray Fisher). Lejos de ser un equipo armonioso o sincronizado, cada uno de nuestros héroes cuenta con heridas y problemas distintos; a algunos, los conocemos más en detalle cortesía de las entregas anteriores del universo DC, y otros, como Aquaman y Flash serán tan solo unos sutiles abrebocas para las producciones que vendrán en los próximos años.

A pesar de esto, seremos testigos del modo en que diversas situaciones lleven al equipo a tener que unirse o unirse cuando el mundo enfrente su mayor amenaza a la fecha, y si bien el resultado final no será el esperado por todos, pues hay uno que otro giro algo wtf, ciertamente logra generar la curiosidad suficiente para ver qué nos depara DC en 2018-2019 por ejemplo, pues tendremos unos primeros vistazos al mundo de la Atlántida, que se desarrollará en pleno en Aquaman, y no solo los humanos estarán en peligro, de allí que nuevas alianzas vean la luz. ¿Podrá esta nueva unión de héroes salvar el día? Solo yendo a cine lo sabrán.

Ahora, algo que hay que enfatizar bastante, son las cuestiones técnicas que, si no soy muy afines al Team Marvel como yo, descubrirán cuando vean la película: no podemos negar los giros que dio la película en post-producción, recordemos que el director original Zack Snyder tuvo que retirarse del proceso debido a una tragedia familiar, y su lugar fue ocupado por Joss Whedon (integrante del Team Marvel y director de varias películas de Avengers) , quien cambió varias tomas y, todo parece indicar, fue el responsable de los momentos TAN incómodos y de humor innecesario que en ocasiones salpican la trama. La verdad sea dicha, estas bromas y momentos “awkward” suelen funcionar en el universo Marvel, de hecho ya estamos acostumbrados a ellos, pero verlos en algo de DC fue bastante extraño, hasta el punto de poder notar qué era de Snyder y qué era de Whedon. El caos narrativo ha sido tal, que varios fans empezaron una petición online para poder ver la director’s cut de Snyder, SIN intervención de Whedon. Debo reconocer que yo amaría ver esa versión, fin.

Aun así, con el dolor del alma debo reconocer que el posible fracaso en taquilla de esta película no puede recaer en un único factor, pues al caos Snyder-Whedon, podemos sumarle un villano que se veía realmente postizo, y el hecho de que en algunas escenas  no se aprovechó al cien el potencial de personajes como Diana Prince, o que tuviéramos que lidiar con los elementos sobreactuados de Flash, que si bien entendemos que buscaba ser cómico, ya resultaba excesivo en algunos momentos.

En resumen, Justice League era una película que en verdad esperaba que la sacara del estadio, y si bien puede ser mejor que Batman vs. Superman (hay ciertos atisbos a los cómics originales y momentos sorpresivos y llenos de sentimientos que nos salvan la patria), no creo que logre sobrepasar al bombazo que fue Wonder Woman.

Queda en cada uno de nosotros la pregunta sobre qué hubiera pasado si otras personas hubieran asumido la post-producción de la película, o si realmente estábamos esperando mucho y recibimos más bien poco, pero lo cierto es que esto tal vez nos haga reflexionar sobre lo complejo de subestimar un producto cinematográfico con tantos adeptos en el Team DC, y una tradición del cómic que puede verse ultrajada si sus adaptaciones al cine siguen dejando tanto que desear.

Ahora, quisiera escucharlos a ustedes, ¿les gustó? ¿no? ¿por qué? estaré muy muy pendiente de leerlos en Facebook y Twitter.

Espero que tengan un lindo lindo inicio de semana, ¡recuerden sonreír y tomar chocolatito!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

El regreso de un clásico: reseña de Blade Runner 2049

¡Muy buenos días, queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo los trata la vida en esta mañana de lunes? Sigue sorprendiéndome el modo en que este mes está pasando, un día la gente celebra amor y amistad y al siguiente estamos pensando en nuestros disfraces de Halloween y en si iremos o no al SOFA de este año. No lo sé, es muy confuso lo rápido que pasa todo y a veces me preocupa no estar tomando partido en todo lo que ocurre, ¿no les pasa lo mismo?

Pero bueno, dejando de ponernos trascendentales, es hora de hablar de nuestra película de hoy, así que pónganse cómodos y disfruten del tráiler que les tengo preparado:

Y bien, para entender la peli de hoy resulta más necesario saber un poco del contexto de lo que fue la primera entrega de Blade Runner en el año 1982. Basada en el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, esta cinta dirigida por Ridley Scott y situada en Los Ángeles del año 2019, nos presentaba la historia del Agente Deckhard (interpretado por el gran Harrison Ford) , un Blade Runner encargado de “retirar” (asesinar) a los Androides descontrolados creados por la corporación Tyrell.

movie-blade-runner2

La película en su momento fue un fracaso en taquilla y la crítica la destrozó, pero dejó huella en la historia al convertirse en una joya del género de Ciencia Ficción y del cyberpunk, una corriente literaria y cinematográfica que apela al caos de la Revolución Industrial y lo combina con los avances futuristas para mostrarnos que el futuro puede ser caótico y que tanta tecnología no necesariamente significa progreso y orden.

La historia se retoma en Blade Runner 2049, con Scott de regreso en el equipo, esta vez como productor ejecutivo, y Denis Villeneuve en la dirección. En esta ocasión, conoceremos al Agente K (interpretado por el amor de mi vida, Ryan Gosling), un Blade Runner con la misión de retirar a los pocos Androides rebeldes que quedan en medio de una sociedad que ha logrado crear nuevos modelos de estas criaturas obedientes y sumisas, que ya no suponen una amenaza para el sistema de control de turno. En el momento en que K descubre un secreto que podría cambiar para siempre el futuro de los Androides, tendrá que buscar al legendario Agente Deckhart para juntos hallar una solución. Aun así, nadie ha sabido de Deckhart en años, ni siquiera se sabe si está vivo, así que el desafío para K será enorme.

¿Podrá encontrarlo y de paso CONVENCERLO de unirse a su causa? ¿Qué heridas podrán sanarse o abrirse en el proceso? Las respuestas los esperan en las salas de cine (que por cierto, me sigue indignando el hecho de que NO la trajeran en formato Dinamix, wtf).

Poniéndonos algo más reflexivos al respecto, es interesante ver casos como este de Blade Runner: ¿qué puede llevar a una película de ciencia ficción a ser un fracaso en taquilla a la vez que se consolida como un clásico en la historia del cine? Una teoría puede ser que a unos cuantos espectadores les resulta incómodo el panorama futurista que presenta la cinta, y es que seamos claros, podríamos afirmar que uno de los rasgos del cyberpunk es la aproximación y contemplación del cuerpo humano sin ningún tapujo (cosa que en Blade Runner 2049 se hace aún más explícita), y de hecho es un ejercicio bien interesante ver la original del 82 y reflexionar sobre lo cerca o lejos que estamos del escenario futurista que nos proponían en aquel entonces (como hicimos en su momento con Back to the future por ejemplo).

¿Realmente estamos cerca o lejos de vivir en una sociedad con androides? ¿Es válido afirmar que nos acercamos a una era en la que determinadas máquinas podrán hacerlo casi todo por nosotros? ¿Pueden los androides reemplazarnos completamente? Estas son algunas de las preguntas que la ciencia ficción nos plantea en sus diversas producciones, y si le da miedo planteárselas, tal vez Blade Runner no sea el tipo de películas para usted, pero si por el contrario prefiere darse la oportunidad de mirar hacia adelante y sopesar para dónde vamos gracias a nuestras ansias de poder y control de todo y de todos, ciertamente encontrará en Blade Runner y Blade Runner 2049 una reflexión más que válida para empezar la discusión.

Si me preguntan, en definitiva considero que para poder disfrutar a pleno lo que será Blade Runner 2049, debemos remitirnos y VER su predecesora, así que intenten hacer la tarea completa, después me lo agradecerán.

original

Con una propuesta visual muy interesante y una estética muy fiel a su original, Blade Runner 2049 tal vez dé una que otra sorpresa en la temporada de premios que se acerca, y quién sabe, tal vez en 2030 nos topemos con una tercera parte, pues si algo nos ha enseñado la ciencia ficción, es que no hay límites a la hora de pensar en el mañana.

Espero que esta reseñita los haya entretenido o siquiera aclarado un poquito la locura que es el fascinante mundo de la ciencia ficción, y por si acaso, recuerden que siempre pueden escribirme sus dudas o comentarios en Facebook y Twitter, ¡ahí los leo!

Bonus: gracias a Blade Runner 2049 fue que pude ver en vivo a Ryan Gosling en San Diego Comic Con, el video lo encuentran en nuestro Facebook. 

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Misiones al estilo Eggsy: reseña de Kingsman- El círculo dorado

¡Muy buenas noches, queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea! Estoy muy emocionada de regresar a nuestros lunes de cine luego de un receso en mis post, en verdad que intento encontrar un balance entre todas las facetas de mi vida, pero en ocasiones lo logro, en otras no tanto, así es la vida supongo. Pero basta de hablar de mí, en honor de la película de hoy no hay nada mejor que pasar directo a la acción, así que mejor pónganse cómodos y disfruten del tráiler de la película de hoy:

Y bien, tenemos aquí una adorable película APTA PARA MAYORES DE QUINCE AÑOS (por favor, si dicen esa edad es porque hay que respetarla), llena de diversión, balas y acción. Kingsman, el círculo dorado, es la secuela de Kingsman, el servicio secreto, ambas dirigidas por Matthew Vaughn.

Antes de entrar en detalles de la película, debo reconocer que este fue el primer panel al que ingresé en San Diego Comic Con, y la verdad sea dicha, no había visto la primera película para ese entonces *inserte aquí auto-abucheo eterno*, así que durante el panel no tenía mayor claridad sobre  la trama, pero en el momento en que vi entrar a semejante elenco, supe que se estaba cociendo algo grande y algo BUENO.

¿Quieren ver fotitos? Claaaaaaaro que quieren ver fotitos:

DSC01473

DSC01478DSC01487DSC01477

DSC01480DSC01479

Ahora, resulta válido preguntarnos lo siguiente: ¿Estaban haciendo un eterno spoiler llevando a Colin Firth a San Diego? Digo, basta con ver la primera película para saber que pues *spoiler*, así que mi respuesta a la pregunta sería un “posiblemente”, pero no niego que fue MUY genial poder ver en vivo a buena parte del elenco de esta segunda entrega que tanto me divirtió, y más que nos proyectaron los primeros cinco minutos de la película (¡EN MITAD DE JULIO!) y uno que otro clip que solo logró dejarme con muchas ganas de ponerme al día.

Pero bueno, ya me puse nostálgica y me dio Comiquitis aguda, así que volvamos a la película.  La historia es la siguiente: Eggsy (interpretado por Taron Egerton) se ha consolidado como un agente del servicio secreto Kingsman en Reino Unido, y ahora dedica su vida a resolver misiones, cuidar del querido pug J. B y darse cariñitos con su novia. Ser un Kingsman y a la vez un novio que intenta agradarle a los padres de su chica puede resultar bastante problemático para Eggsy, pues a fin de cuentas sus viajes y compromisos como agente no siempre compaginan con sus deberes románticos, y en apariencia todo va bien, hasta que un inesperado giro del destino obligará a los integrantes de Kingsman a buscar la ayuda de sus “primos” estadounidenses, los Statesman, que cuentan entre sus filas al peculiar agente Tequila (interpretado por Channing Tatum) y a la talentosa Ginger (Halle Berry). En medio de todo este caos, veremos a Eggsy  luchar por encontrar un balance entre su nueva faceta de novio encantador y su papel como agente secreto. ¿Podrá hacerlo?

Al igual que los Kingsman tienen su negocio de sastres, los Statesman se mueven en el mundo del licor (ahora entienden por qué Halle Berry se tomaría un vaso de scotch un jueves a las 10 de la mañana en pleno panel), y juntos tendrán que resolver la mayor amenaza en la historia de las agencias. ¿Serán suficientes los lazos de los Statesman y los paraguas de los Kingsman para salvar a la humanidad? Solo yendo al cine lo sabrán.

Sin entrar en mayores detalles spoileros, puedo contarles algunos bonus de esta secuela: en esta ocasión, los estudios Fox nos han regalado a una villana excéntrica y con una vena para el show, interpretada por mi siempre querida Julianne Moore, y en cierta medida, podría decir que su plan malvado me gustó incluso más que el de Samuel L. Jackson en El Servicio Secreto. De hecho, siento que en esta segunda entrega tomaron varios de los elementos característicos de la primera película y los llevaron al máximo, tales como el humor oscuro, las escenas explícitas muy al estilo del cómic original que literal te hacen decir GASP,  las secuencias de acción salvajes y las aventuras de espionaje que en cierta medida son  un homenaje (¿o crítica?) a las clásicas películas de espías de los 70’s y 80’s (claro está, con mejores efectos especiales y más palabras censuradas por minuto).

Otro aspecto que sin duda me encantó fue el modo en que, entre chiste y chiste, la trama logra involucrar temas actuales de nuestra sociedad como lo son el consumo de drogas o el caos en que puede caer la humanidad ante el peligro de las armas biológicas, así que estén muuuuy pendientes de todas las escenas, para que luego me cuenten cómo les pareció que manejaron el tema los queridos productores.

En conclusión, Kingsman como franquicia es de esas producciones que de principio a fin te mantiene al borde del asiento y salpicando a tu vecino con palomitas, porque ciertamente logras pasar de la risa a la tensión y a la sorpresa en menos de un minuto, así que si quieren algo de emociones fuertes y plot twists, esta es en definitiva la película para ustedes.

Espero que se pongan sus gafas de espía y acompañen a Eggsy, Merlin y el resto de los Kingsman a esta nueva aventura, ¡yo por mi parte espero repetírmela!

Me despido por esta noche, no sin antes recordarles que siempre estamos en Facebook y Twitter esperando sus comentarios y sentimientos, ¡así que pasen por allá y me cuentan cómo les pareció la película!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Chillin’ like a villain: reseña de “Descendientes 2”

¡Buenas y eclipsadas tardes, queridos cuchurrumís!

¿Cómo los trata la vida? Espero que muy pero muy bien, yo los saludo desde la comodidad de mi hogar, con el canal de Youtube de la NASA de fondo y tratando de no desear estar en Estados Unidos para poder ver el eclipse en su totalidad, pero OH WELL.

En vista del adorable 24% que nos tocó a nosotros, y en vista de que EMPEZÓ A LLOVER POR MI CASA, decidí quedarme y trabajar en esta linda linda reseñita para todos ustedes. Creo que es la primera vez que me animo a reseñar una película para televisión, pero lo cierto es que me gustó tanto que decidí hacer el experimento, así que ya veremos cómo nos va.

La película de hoy continúa con la ya amplia tradición de las llamadas Disney Channel Original Movies, a la que le debemos joyas de nuestra infancia como Brujillizas, Camp Rock 1 y 2, Lizzie McGuire la película y la madre de todos los musicales DCOM, High School Musical <3. Precisamente, nuestra peli de hoy es dirigida por el genio detras de HSM, el coreógrafo Kenny Ortega *ronda de aplausos*

Sin más introducciones, vamos con el tráiler:

Bueno, si es la primera vez que oyen hablar de Descendientes, les explico: hay un mundo llamado Auradon en el que viven los principales personajes de cuentos de hadas, tales como la Bella y la Bestia, Cenicienta y el Hada Madrina, etc. Auradon ha sido liberada de todos los villanos, que han sido exiliados a una isla lejos de Auradon, y es precisamente en sus hijos en quienes se centra la historia. Ya en la primera película conocimos a Mal, hija de Maléfica, a Jay, hijo de Jafar, a Carlos, hijo de Cruella de Vil, y a Evie, hija de la Reina Malvada de Blancanieves.

promo322513587

En la primera película (2015), que por cierto me generó muchas inconformidades, vimos cómo Mal se enamoraba de Ben, el hijo de la Bella y la Bestia y príncipe heredero al trono de Auradon, y luego de unos cuantos números de baile y canciones estilo “When there was me and you“, Mal terminaba logrando que los Descendientes de los villanos pudieran regresar a Auradon Prep como estudiantes mientras sus padres seguían exiliados, y es en ese punto en el que retoma esta segunda entrega, que en Estados Unidos se estrenó el 21 de julio (me la perdí por estar en Comic Con), y en toda América Latina se estrenó anoche en las pantallas de Disney Channel.

En esta segunda aventura de los Descendientes conoceremos la nueva vida de Mal como futura princesa de Auradon, lo que ha supuesto dejar de lado sus hechizos y sus travesuras maléficas para enfrentarse a un mundo de protocolos y eventos a los que debe asistir siempre sonriente, siempre perfecta, y aunque a sus amigos no parece importarles demasiado el haber tenido que dejar atrás su lado malvado, nuestra querida Mal se siente como un pez fuera del agua, y teme no ser lo suficientemente buena para su chico principesco. Las cosas se complican cuando una nueva Descendiente decide arrebatarle a Mal todo lo que ha obtenido desde su llegada a Auradon y acabar con el reinado de los Descendientes, se trata de Uma, hija de la villana Úrsula y toda una líder del mal.

Uma-Descendants-2

¿Podrá el amor de Mal y Ben soportar sus diferencias? ¿Podrán los Descendientes reestablecer la calma en Auradon y continuar con sus vidas? ¿Qué nuevos romances surgirán en esta entrega? Solo viendo la película podrán saberlo.

Resulta curioso que por primera vez una secuela lograra convencerme más que su antecesora, pero lo cierto es que esta película me gustó muuuuuuucho más que la primera, no solo por profundizar en las historias de otros Descendientes tales como Lonnie, la hija de Mulán y Shang (<3), o Dizzy, la hija de Drizella, hermanastra de Cenicienta, sino también por llevar a otro nivel las coreografías y vestuarios que ya son tan característicos de las producciones de Kenny Ortega.

Desde el inicio de la película tenemos un ambicioso número de baile, que acompañado de letras pegajosas y un soundtrack liberado en streaming hace algunas semanas logró que para el momento de su estreno ya muchos nos supiéramos las letras de hits como Ways to be wicked Chillin’ like a villain, que por cierto, es TAN pegajosa que paga verla YA mismo (muero de orgullo por nuestra colombiana Sofía Carson en su papel de Evie, MERECÍA tener su propio número, SÍ SEÑOR):

Ya sea por la nostalgia de ver tomar vida a muchos de nuestros personajes favoritos de películas clásicas de Disney o porque simplemente no podemos resistirnos a las coreografías y canciones divertidas, Descendientes 2 es de esas películas para cantar, ver con las primas adolescentes y disfrutar en una noche de aburrimiento con chocolatitos y una cobija calentita, ¡así que estén muy pendientes a sus repeticiones en Disney Channel!

Espero se hayan divertido en este lunes festivo y en general en estos tres diítas que tuvimos para descansar y tomar un respiro del caos de la rutina, ¡sí se puede, sí se puede!

Me despido recordándoles que estamos en Facebook y Twitter con sorpresas y sentimientos 24/7, ¡así que los espero por allá!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Ama más allá del miedo: 3 razones para ver “Todo, todo”

¡Muy buenas tardes, queridos lectores de Si no le gusta no lea!

¿Cómo los trata esta tardecita de martes? Me disculpo por haber estado ausente, ciertamente han sido unos días de locura, empezando por el hecho de que estoy estrenándome como tía de un dulce bebé, ¡nunca imaginé lo sencillo que sería para alguien tan pequeño ganarse mi corazón! Ahora entiendo a quienes me decían que ser tía era algo fabuloso. Yep, en definitiva lo es.

Precisamente, en este ambiente alegre y optimista de la vida es que llego con una reseñita para iluminar este martes atípico de cine. Se trata de una historia hermosa a la que podemos analizarle varias cosillas, así que sin más preámbulos, vamos con el tráiler:

Encantadora, ¿no creen? Pues bien, hoy traigo para ustedes las cinco razones por las que no deben perderse esta cinta producida por Warner Bros y dirigida por Stella Meghie:

  1. Una protagonista especial

No deberían dejarse engañar por las afirmaciones estilo “Esa peli es The Fault in Our Stars 2“. En realidad, hay aspectos más complejos y diferentes: empecemos por su protagonista, Maddy, quien padece una enfermedad bastante delicada que debilita su sistema inmune y le impide salir al exterior y llevar una vida normal. Un rasgo a destacar es que es una adolescente birracial, un aspecto muy interesante pues tanto para la autora del libro en que se basa la cinta (Nicola Yoon) como para el equipo de producción era importante romper con ciertos estigmas y modelos raciales impuestos en películas románticas, o díganme, ¿cuál fue la última historia que vieron en la que la protagonista fuera de color? El objetivo se cumplió de la mano de la hermosa Amandla Stenberg, a quien muchos conocíamos de cuando interpretó a la pequeña Rue en The Hunger Games, y quien  en Todo, todo nos mostró una faceta mucho más madura, pues Maddy combina la inocencia de quien no ha podido experimentar muchas cosas por sí  misma con la adultez de alguien a quien le arrebataron la posibilidad de tener una vida normal y ha lidiado con realidades muy duras. Ahora, aclaro que TFIOS me encanta, al igual que Me Before You, y precisamente porque cada película es especial a su manera, lo mejor es que antes de arrojar juicios al respecto, siquiera las vean todas y se permitan conocer a sus protagonistas.

  1.  El libro en que se basa

Tuve el placer de leer la novela homónima antes de ver la película, y ciertamente me alegra haberlo hecho, pues es una propuesta editorial muy completa, sobre todo por el equilibrio entre texto e imagen, gracias a que los capítulos se acompañan de ilustraciones y caricaturas que nos llevan de lleno a la mente de Maddy, y ese juego gráfico está muy presente también en la película. Un dato curioso aún más encantador: las ilustraciones que verán en el libro fueron hechas por el esposo de Nicola, ¡menudo ejemplo de trabajo en equipo! Ya sea que leen el libro antes o después de ver la película, ciertamente es de esas novelitas encantadoras que paga leer más de una vez y volver a disfrutar en una tarde de lluvia acompañados de un chocolatito o una galletita. Sin entrar en detalles, puedo decirles que esta historia tiene mucho más para mostrar de lo que se imaginan, así que es hora de leer 😉

  1. Olly

Nuestra última, pero no menos importante razón del día de hoy: hablar de Todo, todo sin hablar de Olly, sería tan malo como ir a una librería sin dinero o salir de viaje sin cámara fotográfica. Se necesitan mutuamente, punto. Este personaje, interpretado por Nick Robinson (Ben Parish en The Fifth Wave) es la antítesis de Maddy: donde ella es luz y vida, él es la oscuridad y misterio. A pesar de tener sus propios problemas en casa, Olly parece querer entrar a la vida de Maddy a como dé lugar, y su sentido del humor teñido de sarcasmo, sumado a su indudable carisma para enamorar a Maddy serán el punto de partida para todos los sucesos que verán en la película.

Olly encuentra en Maddy una razón para olvidarse del dolor, mientras que Maddy descubrirá el mundo a través de sus ojos, y en verdad que vale la pena darse la oportunidad de ver en qué acabarán los sueños de Maddy y la búsqueda de Olly, porque a fin de cuentas, de esto se trata esta cinta, de aprender a confiar y amar a pesar de las circunstancias. ¿Lograrán amarse a pesar del miedo que supone la enfermedad de Maddy y los problemas de Olly? ¿Hasta dónde puede llevarnos el amor? En definitiva, esta cinta es una invitación a ver la vida con un poco de la esperanza que solo pueden darnos las personas especiales, ¡así que no las dejemos ir!

Como si fuera poco, les dejo por aquí este lindo lindo bonus para que se animen y corran a su sala de cine más cercana, ¡en Twitter y Facebook siempre estamos conectados para compartir los sentimientos!

Y bueeeeno, creo que con esta genial entrevista llegamos al final de nuestra aventura del día de hoy, ¡espero les haya gustado! Es hora de volver a nuestras rutinas, así que de todo corazón deseo que tengan una semana genial y que nunca dejen de sorprenderse con las pequeñas cosas de la vida, ¡un abrazo enorme!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Girl power a otro nivel: reseña de “Wonder Woman”

Muuuuy buenas tardes, queridos lectores de Si no le gusta no lea, ¿cómo están?, ¡espero que muy bien! Yo sigo sin asimilar que ya vamos por la mitad de este 2017, realmente está volando el tiempo y me asusta muchísimo porque va siendo hora de cumplir muchos de los planes y proyectos por los que brindamos el 31 de diciembre del año pasado, ¿ustedes cómo van con eso?  A pesar de las noticias tan tristes que solemos recibir día a día, supongo que con mayor razón debemos mantenernos optimistas y confiar en que si todos intentamos hacer las cosas bien, tal vez el mundo mejore aunque sea un poquito, ¡ánimo que todavía nos queda medio año por delante!

Precisamente, la película de hoy nos habla sobre la esperanza y el impacto que pueden tener el valor y la perseverancia en un mundo sumido en la guerra, situación no muy lejana a la que vivimos actualmente, así que preparen las palomitas, sus botas rojas y disfruten del tráiler de “Wonder Woman“:

Y bien, para todos los que han estado pendientes de nuestro fanpage de Facebook, no es un secreto que esta película era sin duda alguna de las más esperadas de mi 2017, así que la emoción fue total durante el fin de semana de su lanzamiento, con funciones especiales en la noche del miércoles 31 y estreno nacional el jueves 1 de junio, cuando fui en compañía de mi buen amigo Tavo, un total amante de los cómics y del universo DC, y es que algo genial del cine es poder compartir todas sus emociones con personas que aman lo mismo que tú.

Esta cinta, dirigida por Patty Jenkins y con mi queridísima Gal Gadot en el rol de Diana Prince, rinde un homenaje a un personaje que lleva la “módica” suma de 75 años cautivando al mundo desde el fascinante lenguaje del cómic, pasando por la televisión y llegando por fin a las salas de cine con una historia digna de ver en Dinamix, 3D, o POR LO MENOS, en su idioma original. ¿Están preparados? Comencemos a hablar de nuestra peli:

Diana, princesa de Themyscira, es hija de Hipólita, la reina de las Amazonas, una tribu guerrera conformada en su totalidad por mujeres, cuya misión es proteger al mundo de las amenazas del mal. Estas mujeres viven en una isla también conocida como Isla Paraíso, aisladas de los seres humanos y ajenas al paso del tiempo y a las problemáticas que tienen lugar al exterior de su isla. La pequeña Diana ha crecido deseando ser una guerrera más, fuerte y valiente, pero su madre tiende a sobreprotegerla, pues a fin de cuentas, si todo parece estar bien en la Isla, ¿para qué afanarse con espadas y escudos?

A pesar de los intentos de su madre por alejarla de los entrenamientos, la terquedad de la pequeña Diana encontrará una aliada en su tía Antíope, de quien aprenderá todo lo necesario para convertirse no solo en una gran guerrera, sino en la mejor de todas las Amazonas.

Cuando una gran amenaza recae sobre Themyscira y los problemas del mundo de los humanos llegan de forma dolorosa a la vida de Diana, nuestra princesa tendrá que decidir entre irse de la isla para buscar respuestas y seguir su vocación de lucha y valentía, o por el contrario permanecer en su hogar sana y salva. Un agente clave en esta decisión será el Mayor Steve Trevor (interpretado por Chris Pine), el primer hombre que Diana ha visto en su vida, y quien le mostrará el mundo de los humanos, tan cautivador como peligroso.

En su viaje por el Londres de la Primera Guerra Mundial, Diana descubrirá que la guerra no solo responde a los caprichos de un ser mitológico, sino a los sentimientos negativos de los humanos, a quienes decidirá proteger a pesar de sus odios y su aparente talento para la destrucción. En el proceso, nuestra protagonista tendrá que enfrentarse a ciertos secretos sobre su pasado que cambiarán para siempre la percepción que tenía de sí misma y de su lugar en el mundo: solo el amor y la esperanza podrán ayudarla a derrotar a la amenaza que la llevó a Londres, a encontrar su verdadero yo y a aceptar su futuro como súper heroína.

¿Lo logrará? Solo yendo a cine a ver la película podrán saberlo.

La película, pese a cargar con el estigma negativo de sus antecesoras del universo DC (“Batman Vs. Superman” y “Suicide Squad“, ambas destrozadas por la mayoría de la crítica), logró recuperar la confianza de una audiencia que creció con el personaje de Diana y que nunca la vio como un eslabón débil dentro de la Liga de la Justicia; Todo lo contrario, hablamos de una fanaticada que esperaba con ansias locas el momento de brillo para esta heroína transgresora, que no necesitaba del permiso de nadie para luchar y ser valiente, una mujer fuerte e independiente que sentó las bases de lo que posteriormente desarrollarían personajes como Supergirl en DC o Viuda Negra en Marvel.

En pleno siglo XXI seguimos gritando por un cambio, por justicia e igualdad, y todos estos valores se retratan muy bien en esta adaptación de la Mujer Maravilla, pues Diana descubre el mundo de los humanos desde su inocencia, desde su creencia en la bondad innata de las personas, y le encanta cuestionarse por el obrar humano: nuestra protagonista siente cierta fascinación por la humanidad, y precisamente, ante la adversidad, su fortaleza y el deseo de proteger a los inocentes terminarán siendo el combustible que la llevará de princesa Amazona a heroína de los hombres.

La cinta logra combinar secuencias de acción geniales con uno que otro momento para el amor y unos saltos en el tiempo bien interesantes, pues ya verán el modo en que se articulan pasado y presente hasta preparar el camino para lo que veremos en “Liga de la Justicia“, película a la que por cierto le deseo mucha suerte, pues Wonder Woman dejó bieeeeeeeeen alta la vara y ahora el reto de los estudios DC será mantener el nivel que logró con esta historia.

Con más o menos 223 millones de dólares recaudados en el fin de semana de su estreno, nuestra peli de hoy es un ejemplo clarísimo de lo mucho que vale la pena esperar las cosas buenas de la vida, pues luego de 75 años de historia, por fin podemos disfrutar de esta mega aventura en las salas de cine de todo el país y compartirla con las nuevas generaciones. Yo por mi parte planeo repetírmela varias veces, porque es tanto el impacto y la emoción que vale la pena disfrutar en detalle de esta producción muy bien lograda, que por cierto, tiene también una banda sonora increíble, aquí un adelanto:

En conclusión, la invitación es a que, ya sean Team Marvel o Team DC, se den la oportunidad de apoyar una película increíble sobre el coraje en tiempos difíciles, sobre la valentía que debemos buscar ante las cosas que nos desconciertan o asustan, y sobre todo, con un mensaje muy bonito sobre el empoderamiento femenino: no siempre hay que ser la damisela en apuros, es mucho más divertido salvar que ser salvada.

Espero que se animen a ver esta película que tanto anhelamos y que por fin podemos disfrutar, y de paso aprovechemos para abrir el diálogo sobre el rol de la mujer en el cine, no solo como protagonista, sino también como directora, productora y guionista, pues lo cierto es que por primera vez tenemos una película de superhéroes centrada totalmente en una mujer, y el hecho de que dicha producción fuera dirigida por una mujer hizo que todo fuera aún más significativo. Estamos siendo testigos de un momento valiosísimo para el cine y me encanta que podamos hacer parte de ello.

Les deseo un muy bonito inicio de semana, que seamos Wonder Women en nuestro diario vivir y que nunca pero nunca perdamos la capacidad de buscar la bondad en los demás, sin importar lo oscuro que se ponga el panorama. Hay que tomar la iniciativa.

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Pirata siempre seré: reseña de “Piratas del Caribe: la venganza de Salazar”

¡Sorpresa sorpresa, y bienvenidos a un miércoles atípico en Si no le gusta no lea!

A pesar de nuestras habituales agendas (hoy deberíamos estar hablando de libros), he de admitir que estamos pasando por un momento tan genial en materia de cine que simplemente no pude resistir las ganas de reseñar para ustedes esta película con la que cerré mi puente festivo, y fue a último minuto que decidí ir a verla, pero ya saben cómo son las redes, si te duermes un poco terminas enterándote de TODO lo que pasa en los estrenos de fin de semana (ugh). De todos modos, no se preocupen, luego de mis diversas adquisiciones de Filbo, lo que vienen son post de libros, pero mientras devoro mis compras literarias para poder reseñarlas, ¡volvamos a una saga cinematográfica que me encanta!

La saga de hoy tiene sabor a agua de mar y ron, muuucho ron, así que sin más introducciones, vamos con el tráiler de nuestra consentida de hoy, “Piratas del Caribe: la Venganza de Salazar“:

Para los que hemos crecido acompañando a Jack Sparrow en sus distintas aventuras, esta cinta resulta ser una reivindicación del caos que fue su antecesora, “Piratas del Caribe 4: Navegando aguas misteriosas” que recordemos, no tuvo una taquilla particularmente espectacular y dejó a muchos dudando sobre el futuro de la franquicia, pero que por fortuna para todos, supo recuperar su rumbo de navegación en esta quinta entrega producida por Jerry Bruckheimer y dirigida por Joachim Rønning y Espen Sandberg.

La cinta, que llegó a las salas de cine del país el pasado jueves, retoma varios de los elementos característicos del mundo de Piratas, tales como las antiguas maldiciones que buscan ser destruidas, las secuencias de acción en medio del mar y el humor negro del pirata más ebrio y descarado del mundo, Jack Sparrow, a quien simplemente no le pasan los años y sigue dando risa a pesar de la traducción tan regular de muchos de los subtítulos de sus diálogos originales (DOBLE UGH).

En esta ocasión, la trama nos lleva unos cuantos años en el futuro, cuando Henry (el hijo de Will Turner y Elizabeth Swann) ha crecido para convertirse en un marinero curioso y empedernido, cuyo principal objetivo es poder liberar a su padre de la maldición que lo ata al Holandés Errante y le impide pisar tierra salvo una vez cada diez años. En su búsqueda por romper la maldición, Henry se encontrará con distintos personajes que en el transcurso de la película nos harán partícipes de sus propias búsquedas y luchas, como la valiente Carina Smyth (interpretada por Kaya Scodelario), una mujer de ciencia que desea seguir el legado astronómico de su padre, y por supuesto Jack Sparrow, para quien el mundo sigue siendo un tesoro esperando ser robado y conquistado de la mano de su fiel tripulación.

Cuando los planes de Henry, Jack y Carina se crucen, será necesario emprender un viaje lleno de peligros y amenazas, pues como ya es habitual en la saga de Piratas, un antiguo rival de Sparrow se encargará de bloquear el camino de nuestros protagonistas, y en este caso, el papel de villano estará a cargo del talentoso Javier Bardem, quien dará vida al Capitán Salazar, un español con sed de venganza y dispuesto a dejarse el alma en el océano con tal de destruir a Jack. A la par de Salazar, tendremos a los queridos Británicos, para quienes el mar sigue siendo una cuestión política, de ahí que nunca estén satisfechos con su afán colonizador, y si pueden matar unos cuantos piratas en el camino, pues mejor.

En medio de estas historias alternadas con balas de cañón, nos planteamos varias cuestiones: ¿Podrá Henry liberar a Will? ¿Descubrirá Carina el significado de los mensajes que heredó de su padre cuando era niña ? ¿Tendrá Jack ron suficiente para las dos horas y nueve minutos que dura la película? Solo yendo a cine podrán descubrir las respuestas.

Un primer consejo que les doy es que le tengan paciencia a la cinta, pues si bien incorpora nuevos personajes, mantiene en esencia una propuesta narrativa muuuy similar a la que vimos en la trilogía original (villano persigue a Jack y sus amigos+ caboom en el mar= vaya vaya), así que si esperan algo radicalmente distinto de lo que fue la trilogía original, me temo que esta no es su película. Por el contrario, prepárense para una banda sonora ya conocida por todos, que dependiendo del espectador puede verse como algo bueno o como algo malo (yo por lo menos la AMO), y no se levanten de la silla en ningún momento, porque una que otra sorpresa sutil salvará la velada (yo casi grito de tantos sentimientos, YA VERÁN).

Con un equipo actoral sólido y unos efectos visuales interesantes, esta película nos permite pasar un rato entretenido, con carcajadas esporádicas y las explosiones que tanto nos gustan. Queda la duda sobre si realmente hay suficiente tela para cortar en una posible entrega número 6, pero de momento mi consejo es que se enfoquen en la escena post-créditos y me cuenten en Facebook y Twitter si les parece que da para una historia más, o si por el contrario deberíamos dejar hasta aquí.

Aprovecho para contarles que el próximo miércoles 7 de junio nuestros amigos de Cine Colombia planean celebrar con todo el país sus 90 años, abriendo sus salas de forma GRATUITA en todas sus funciones de ese día, ¡wow! Pueden consultar los términos y condiciones de este súper regalo aquí.

Me despido por hoy deseándoles buen viento y buena mar, que ojalá  nunca les falten los tesoros, las aventuras y un poco de romance para hacer más llevadero el viaje, ¡a eso vinimos a este mundo!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!