Un año para recordar: mis favoritos del 2017

¡Muy buenas tardes, queridos lectores y cuchurrumís de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo les fue en esta Navidad que ya pasó pero que nos sigue alegrando y emocionando? Espero que muy bien, y que ya estén pensando en los sueños, planes y proyectos que desean llevar a cabo en el 2018 que se acerca, a fin de cuentas, necesitamos un poco de motivación para trabajar y ser mejores cada día, ¿no creen?

Como parte de prepararnos para el maravilloso año que tendremos, vale la pena detenernos un poco y mirar hacia atrás para recordar con cariño lo que fue este 2017, con sus altos y bajos, sus risas y lágrimas, y parte de eso involucra también repasar esas lecturas e historias que nos acompañaron y emocionaron, así que sin más preámbulos, ¡comencemos!

Mis libros favoritos del 2017

1) Mil veces hasta siempre – John Green

descarga

Un regreso muy esperado y significativo para mí. En definitiva, una novela reflexiva, que nos habla de la ansiedad, de las compulsiones y las voces en nuestras mentes, con el humor y cercanía tan característicos de John.

Pueden leer mi reseña aquí.

2) El Señor de las Sombras – Cassandra Clare

image_16949

Fácilmente, Cassandra Clare es de las autoras más prolíficas que conozco, y con cada libro nos sigue matando con sentimientos, muertes inesperadas y una que otra sorpresa ocasional. Habrá que ver cómo cierra esta trilogía de The Dark Artifices, pero de momento va muuuuy bien.

3) Skyden – Dianne Gothly

Caratula skyden 5.indd

Un proyecto local que disfruté mucho ver surgir, llenar las redes sociales, tomarse la Fiesta del libro y la Cultura en Medellìn, conquistar uno que otro corazón y recordarnos la importancia de siempre ser grandes Soñadores.

4) Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas – Amalia Andrade

20882849_10154560844651394_7474348837438488521_n

En definitiva, creo que el 2017 fue un gran año para Amalia. Se deja el alma en cada uno de sus libros, y este en particular me ayudó en un momento muy difícil de mi vida. Mil puntos para Malita y para sus dibujos de Selena.

Pueden leer la reseña aquí.

5) El cuento de la criada – Margaret Atwood

Cuento de la criada, El_135X220Una lectura dura, sensible y perturbadora, básicamente un baldado de agua helada tremendamente necesario en nuestro contexto actual, y un recordatorio de por qué Atwood es una fuerte candidata al Nobel de Literatura.

Pueden leer la reseña aquí.

6) Una corte de rosas y espinas – Sarah J Maas

Una_Corte_de_Rosas_y_Espinas_portada_libro

No volverán a ver a La Bella y la Bestia del mismo modo después de devorar este retelling lleno de amor, magia, coraje, un “villano” delicioso y una protagonista lista para hacer arder el mundo. ¡Una saga que promete tenernos atrapados en sus páginas por mucho tiempo!

7) 2023 – Anna K. Franco

2023Una distopía genial de Argentina para el mundo, con romance, acción y un mundo que a pesar del caos, sigue teniendo espacio para la esperanza y la valentía, ¡además fue muy bonito tener a Anna de visita en Filbo!

Pueden leer más sobre esta saga aquí.

8) Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes – Elena Favilli y Francesca Cavallo

9788408176640

En un año de marchas multitudinarias, toda una industria del espectáculo denunciando toda clase de abusos y desigualdades de género, este libro nos recuerda que podemos ser heroínas desde nuestro diario vivir, nuestros talentos y cualidades. ¡No los desperdiciemos!

Pueden leer la reseña aquí.

Bonus:

Sin duda alguna, mi lectura actual merece una mención súper especial, pues me tiene atrapadísima y muriendo de la risa y de amor en iguales proporciones, se trata de La guía del caballero para el vicio y la virtud de Mackenzi Lee, y aunque posiblemente no logre terminarlo de aquí a mañana, no niego que es una linda forma de terminar este año y empezar el siguiente.

La_guia_del_caballero_para_el_vicio_y_la_virtud-TAPA-ALTA

Ahora que hablamos de libros, ¡pasemos a las pelis, pues fue un año de festivales increíbles y mucho talento en la pantalla grande!

Mis películas favoritas del 2017

1) Wonder Woman

Girl power al cien, orgullo total por Gal, y el sueño de tenerla cerca muy cerca en San Diego Comic Con, ¿qué más pedirle a la vida?

Pueden leer mi reseña aquí.

2) Arrival

De mis favoritas de la pasada temporada de premios, una reflexión sobre los alcances del lenguaje para salvarnos a todos.

Pueden leer la reseña aquí.

3) La Bella y la Bestia

Emma Watson /es/ Bella en la vida real, que lo diga su club de lectura Our Shared Shelf, y Evermore es una canción para llorar y tomar un buen vino. Fin.

Pueden leer la reseña aquí.

4) Talentos ocultos

Pocas veces logro convencer a mis padres de ir a cine y lo logré con esta historia encantadora y emotiva sobre esas mentes brillantes que no siempre reciben el mérito que merecen.

Pueden leer la reseña aquí.

5) Wonder

Una cinta con la que lloré tanto como con el libro en que se basa, y una lección clave: ¡hay que ser amables por favor!

Pueden leer la reseña aquí.

6) Belleza inesperada

Curiosamente, una de las reseñas más visitadas este año en el blog fue la de esta película que nos puso de cara al Amor, el Tiempo y la Muerte, realidades hermosas e inevitables sobre lo que nos hace ser humanos.

Pueden leer la reseña aquí.

7) Coco

Una pelìcula bellísima sobre la familia, la tradición y la memoria. Sigo llorando por todo lo que representa, el homenaje tan hermoso que hace a la cultura mexicana y por la invitación que nos hace a seguir recordando a nuestros seres amados, aun cuando ya no estén.

Pueden leer la reseña aquí. 

Ahora, ¿qué tal si hablamos un poco de series? Este año me despedí entre lágrimas y nostalgia de Teen Wolf y Pretty Little Liars, pero seguí soñando con Shadowhunters, Supergirl, iZombie y estas que conforman mi top 4.

Mis series favoritas del 2017

1) Stranger Things 2

Es imposible no enamorarse de estos niños que a tan corta edad logran transmitir tanto con sus actuaciones y nos ponen a maratonear sin descanso en cada nueva temporada, ¡muy merecida esa nominación a los Globos de Oro! Por cierto, amando por siempre a  Hopper y Steve! ❤

2) The Crown 2

La gran favorita de mi madre, esta segunda temporada la vi de una sentada. Es duro decirle adiós a Claire Foy y Matt Smith en sus roles de la Reina Isabel II y el Príncipe Felipe, pero también es entendible que prefieran un nuevo elenco a envejecerlos a punta de maquillaje forzado para las temporadas 3 y 4. Amanecerá y veremos.

3) 13 Reasons Why

Una serie polémica, amada y odiada por igual, de la que me cuento entre sus defensoras, y aunque tengo algo de miedo por la segunda temporada, no niego que la veré.

Pueden leer mi reseña aquí.

4) Atypical

Al igual que la peli de To the bone, Atypical es una serie que no ha recibido la atención que merece, que nos presenta una mirada interesante al tema del autismo. Si no la han visto, es un plan PERFECTO para estos puentes festivos que nos quedan.

Y bueno, como todo año, así como hubo cosas buenas, también hubo desaciertos y decepciones que desearíamos que no hubieran sucedido o pasado de determinada manera.

Mis tristezas y dolores del 2017

1) La cancelación de Sense8

Sigo sin creer que todo esto pasó. Por fortuna para todos, siquiera tendremos un episodio final.

2) Blade Runner 2049

Fiel a su predecesora, una película que prometía mucho y que, de nuevo, fue destrozada por la crítica y la taquilla. Fuck.

3) La noche de los Oscar

Si me conocen, saben que LLORÉ de la rabia con el chasco de la ceremonia que anunció a La La Land como película del año, todo para que la verdadera ganadora fuera Moonlight. Un trago amargo y totalmente innecesario para los equipos de ambas producciones.

4) Habemus Grindelwald para rato

La elección de Johnny Depp dentro de la franquicia de Animales Fantásticos y dónde encontrarlos sigue generando malestar y polémica entre Potterheads de todo el mundo, tanto así que la propia J. K Rowling ha bloqueado en su cuenta de Twitter a quienes cuestionan dicha decisión. Lo cierto es que, nos guste o no, la película ya se grabó y ahora solo nos resta esperar.

Y bieeeeeen, lamento la extensión de este post, pero lo cierto es que era algo ambicioso condensar en unas pocas palabras todo un año de historias, recuerdos y aventuras, pero creeeeo que lo logré. En verdad les agradezco haber compartido este año conmigo, y a pesar de las dificultades que tuvimos, espero seguir con ustedes aquí en el blog, en Facebook y Twitter, esto es de ustedes también.

Mucho amor, bendiciones y alegrías en este 2018 que comienza, ¡los quiero!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Chillin’ like a villain: reseña de “Descendientes 2”

¡Buenas y eclipsadas tardes, queridos cuchurrumís!

¿Cómo los trata la vida? Espero que muy pero muy bien, yo los saludo desde la comodidad de mi hogar, con el canal de Youtube de la NASA de fondo y tratando de no desear estar en Estados Unidos para poder ver el eclipse en su totalidad, pero OH WELL.

En vista del adorable 24% que nos tocó a nosotros, y en vista de que EMPEZÓ A LLOVER POR MI CASA, decidí quedarme y trabajar en esta linda linda reseñita para todos ustedes. Creo que es la primera vez que me animo a reseñar una película para televisión, pero lo cierto es que me gustó tanto que decidí hacer el experimento, así que ya veremos cómo nos va.

La película de hoy continúa con la ya amplia tradición de las llamadas Disney Channel Original Movies, a la que le debemos joyas de nuestra infancia como Brujillizas, Camp Rock 1 y 2, Lizzie McGuire la película y la madre de todos los musicales DCOM, High School Musical <3. Precisamente, nuestra peli de hoy es dirigida por el genio detras de HSM, el coreógrafo Kenny Ortega *ronda de aplausos*

Sin más introducciones, vamos con el tráiler:

Bueno, si es la primera vez que oyen hablar de Descendientes, les explico: hay un mundo llamado Auradon en el que viven los principales personajes de cuentos de hadas, tales como la Bella y la Bestia, Cenicienta y el Hada Madrina, etc. Auradon ha sido liberada de todos los villanos, que han sido exiliados a una isla lejos de Auradon, y es precisamente en sus hijos en quienes se centra la historia. Ya en la primera película conocimos a Mal, hija de Maléfica, a Jay, hijo de Jafar, a Carlos, hijo de Cruella de Vil, y a Evie, hija de la Reina Malvada de Blancanieves.

promo322513587

En la primera película (2015), que por cierto me generó muchas inconformidades, vimos cómo Mal se enamoraba de Ben, el hijo de la Bella y la Bestia y príncipe heredero al trono de Auradon, y luego de unos cuantos números de baile y canciones estilo “When there was me and you“, Mal terminaba logrando que los Descendientes de los villanos pudieran regresar a Auradon Prep como estudiantes mientras sus padres seguían exiliados, y es en ese punto en el que retoma esta segunda entrega, que en Estados Unidos se estrenó el 21 de julio (me la perdí por estar en Comic Con), y en toda América Latina se estrenó anoche en las pantallas de Disney Channel.

En esta segunda aventura de los Descendientes conoceremos la nueva vida de Mal como futura princesa de Auradon, lo que ha supuesto dejar de lado sus hechizos y sus travesuras maléficas para enfrentarse a un mundo de protocolos y eventos a los que debe asistir siempre sonriente, siempre perfecta, y aunque a sus amigos no parece importarles demasiado el haber tenido que dejar atrás su lado malvado, nuestra querida Mal se siente como un pez fuera del agua, y teme no ser lo suficientemente buena para su chico principesco. Las cosas se complican cuando una nueva Descendiente decide arrebatarle a Mal todo lo que ha obtenido desde su llegada a Auradon y acabar con el reinado de los Descendientes, se trata de Uma, hija de la villana Úrsula y toda una líder del mal.

Uma-Descendants-2

¿Podrá el amor de Mal y Ben soportar sus diferencias? ¿Podrán los Descendientes reestablecer la calma en Auradon y continuar con sus vidas? ¿Qué nuevos romances surgirán en esta entrega? Solo viendo la película podrán saberlo.

Resulta curioso que por primera vez una secuela lograra convencerme más que su antecesora, pero lo cierto es que esta película me gustó muuuuuuucho más que la primera, no solo por profundizar en las historias de otros Descendientes tales como Lonnie, la hija de Mulán y Shang (<3), o Dizzy, la hija de Drizella, hermanastra de Cenicienta, sino también por llevar a otro nivel las coreografías y vestuarios que ya son tan característicos de las producciones de Kenny Ortega.

Desde el inicio de la película tenemos un ambicioso número de baile, que acompañado de letras pegajosas y un soundtrack liberado en streaming hace algunas semanas logró que para el momento de su estreno ya muchos nos supiéramos las letras de hits como Ways to be wicked Chillin’ like a villain, que por cierto, es TAN pegajosa que paga verla YA mismo (muero de orgullo por nuestra colombiana Sofía Carson en su papel de Evie, MERECÍA tener su propio número, SÍ SEÑOR):

Ya sea por la nostalgia de ver tomar vida a muchos de nuestros personajes favoritos de películas clásicas de Disney o porque simplemente no podemos resistirnos a las coreografías y canciones divertidas, Descendientes 2 es de esas películas para cantar, ver con las primas adolescentes y disfrutar en una noche de aburrimiento con chocolatitos y una cobija calentita, ¡así que estén muy pendientes a sus repeticiones en Disney Channel!

Espero se hayan divertido en este lunes festivo y en general en estos tres diítas que tuvimos para descansar y tomar un respiro del caos de la rutina, ¡sí se puede, sí se puede!

Me despido recordándoles que estamos en Facebook y Twitter con sorpresas y sentimientos 24/7, ¡así que los espero por allá!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Del papel a la pantalla: hablemos de “13 Reasons Why”

Muuuuy buenas tardes a todos mis queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea, ¡bienveniiidos de regreso luego de este breve descansito! Espero me hayan extrañado tanto como yo a ustedes, en verdad que han sido unos meses de locura mientras intento encontrar un equilibrio entre mi nuevo empleo y mis actividades fuera de él, ¡pero ahí vamos, lo prometo!

Como parte de este receso, tuve muuucho tiempo para reflexionar sobre un tema que viene de estar en boca de muchos y que no me parecía pertinente reseñar en el “calor del momento”, por el contrario, quería tomármelo con calma para ser objetiva y poder presentar las dos caras de la moneda, así que pónganse cómodos y prepárense para un post que, ajeno a mis habituales tendencias, SÍ tendrá spoilers, así que por favor, no lean este post si están intentando evitar spoilers de la serie de hoy. Vamos con el tráiler:

Pooor supuesto que se trata de “13 Reasons Why” (en español, “Por trece razones“), un fenómeno al que hay que acercarse con toda la calma del caso y con una mente más bien abierta, así que antes de entrar en materia, quisiera hacer dos salvedades:

  1. De NINGUNA manera, un libro o un post como este que tengo para hoy pueden llegar a reemplazar al acompañamiento oportuno de un profesional de la salud mental, formado y preparado para ayudarnos con nuestras cabezas. Si sienten que todo está mal muy mal o temen que pueden hacerse daño, por favor, busquen ayuda de las personas indicadas.
  2. Una vez más, reitero: este post tendrá spoilers detallados de lo que ocurre tanto en el libro de “Por trece razones” como de la serie, así que es su última oportunidad para retirarse…

¿Estamos listos? bueno, comencemos.

No es la primera vez que me refiero a esta obra de Jay Asher, hace unos meses reseñé la novela editada por Ediciones Urano Colombia y que muy posiblemente, creería que puede ser de los más vendidos en la ya cercana Filbo. ¿Por qué? simple, el efecto Netflix. Si viste algo y te gustó, de pronto querrás leer en lo que se basó.

Desde su estreno en la plataforma de streaming el pasado 31 de marzo de este año, no ha habido un día en que no vea en redes sociales toda índole de posts asociados a la serie de “13 Reasons Why“, que protagonizada por Katherine Langford y Dylan Minnette en los papeles de Hannah Baker y Clay Jensen nos presenta un debate en el que, aparentemente, o amas la serie, o la odias, no hay zonas intermedias.

Vamos por partes:

Generalidades varias

La serie, que siendo fiel a su título se compone de trece episodios, cada uno de 50-52 minutos de duración más o menos, le da vida a lo que muchos habíamos leído en su momento en la novela de Asher que este año cumple 10 años de su publicación en Estados Unidos: tras una serie de sucesos que dejan profundas cicatrices emocionales y físicas, la joven Hannah Baker decide terminar con su vida y dejar a manera de testamento/lección una serie de cintas de audio en las que explica las trece razones por las que decide suicidarse. Dichas cintas terminarán en manos de su compañero de trabajo y de colegio, Clay Jensen, para quien escuchar una vez más la voz de Hannah será tan solo el comienzo de un viaje introspectivo que busca identificar su rol en todo esto.

Aciertos y desaciertos

Mucho se ha dicho sobre los impactos tanto positivos como negativos de la serie. Empecemos por lo que me gustó:

La selección de un elenco diverso y que cubre todo el “espectro” promedio de lo que pueden ser algunos “estereotipos” en la preparatoria: la niña perfecta, el atleta orgulloso, el bromista, el relegado, la siempre sonriente, el geek/stalker, etc.

Una de las mayores expectativas que tenía al momento de ver esta adaptación televisiva de la novela era el manejo que darían a las diversas historias detrás de cada razón, que en el libro se introducían de forma ligera, pero que por fortuna en la serie se desarrollan y profundizan: cada episodio indaga un poco más en la vida de la persona señalada por Hannah, de ahí que pudiéramos conocer más de casos como el de Justin, Alex, Courtney y Zach. A pesar de mantener la esencia de varios personajes, tuvimos cambios como el del personaje de Jenny Kurtz, quien es reemplazada por Sheri Holland, (aunque en esencia sus acciones son muy similares a las del libro), o la introducción de Jeff Atkins, de quien solo diré que MERECÍA ALGO MEJOR. Sniff sniff.

En conclusión, me pareció muy necesario que mostraran que este tipo de problemáticas puede afectar a cualquiera, puede cambiarle la vida a cualquiera.

Se arriesgaron a hablar sin tapujos sobre temas que para muchos caen en el tabú y en lo incómodo. Sabían que apostarle a algo tan doloroso como lo es el suicidio muuuy probablemente generaría todo tipo de reacciones, más aún si se estaban valiendo de una plataforma masiva de streaming como lo es Netflix. Requiere coraje asumir un proyecto como este, y es importantísimo que se sigan haciendo este tipo de producciones, eso sí, sieeeeempre validando sus contenidos con profesionales en la materia a tratar

La banda sonora. Suena cliché, pero siempre he creído que el acompañamiento musical puede darle más o menos fuerza a determinadas escenas, y no podemos negar que fue una jugada interesante que la productora ejecutiva Selena Gómez participara con una canción original. Si no la han escuchado completita, aquí se las dejo:

-Clay Jensen: una curita en la frente para el corazón roto. Sin duda, mi personaje favorito de todo esto, realmente esperaba MUCHO de él, y quedé bastante satisfecha con la actuación de Dylan Minnette. Contrario al libro, Clay se toma su buen tiempo para escuchar cada cinta, lo que refuerza esa agonía que siente nuestro protagonista conforme se adentra en la siguiente razón, cada vez más temeroso de entender su papel en todo esto. Aunque en el libro su aparición se da en la cinta 9, me pareció mucho más impactante que en la serie lo hiciera en la cinta 11, cuando en verdad explota esa frustración que siente por no haber hecho “algo más” por Hannah (lloré en la escena en que Hannah le dice “¿Por qué no me dijiste todo esto cuando estaba viva?”), y lo cierto es que no lo culpo. De hecho, me encantó ese giro del final, que contrario a la sensación de impotencia que nos deja el libro, (porque la verdad sea dicha, no creo que el inútil del señor Porter hiciera mayor cosa al respecto), las acciones de Clay en la serie sí nos dan un poco de “esperanza” y “justicia”, ante la posibilidad de castigo para Bryce Walker, no olvidemos que en la serie los padres de Hannah son MUCHO más activos, tanto así que demandan el colegio.

Con su curita en la frente y sus propias enfermedades mentales que lidiar, Clay es un personaje que impacta por sus complejidades, y todavía no sé muy bien si me agrada la posibilidad de ver a Clay en un futuro con Skye o con Sheri, ¿ustedes qué opinan?

Quedan cosas por hacer: se ha hablado mucho del detalle de la fecha en los vídeos de entrevistas/interrogatorios a los distintos “sospechosos” de tener algo que ver en la muerte de Hannah. Verán que estos vídeos datan de noviembre de 2017, es decir, que siguiendo ese orden de ideas, al día de hoy, Hannah seguiría viva. Si la intención era dejarnos pálidos y pensando, pues sí, lo lograron. Este mensaje se enfatiza aún más con el personaje de Skye, del que no me queda muy claro si estaba pensando en suicidarse también, o si simplemente estaba molesta con Clay por haber tomado distancia. En fin, tanto la serie como el libro recalcan a esta chica algo extravagante y “darks” como una nueva oportunidad que Clay tendrá para validar sus emociones y no quedarse callado, a fin de cuentas, parte de su sentimiento de impotencia/culpa recae en haberse reservado sus sentimientos hacia Hannah y no haberlos puesto del todo sobre la mesa. Tal vez con Skye sí lo logre…

Ahora, vamos con lo que no me gustó de la serie, o mejor dicho, lo que requiere un poco de cuidado.

Advertencias light. Buena parte del boom mediático se ha enfocado en las posibles consecuencias de ver un producto audiovisual como este, que si bien se “cuida en salud” advirtiendo al inicio de ciertos capítulos sobre lo explícito de distintas escenas alusivas al sexo, el consumo de sustancias, el abuso sexual y el suicidio, se queda corto en asesorar al espectador sobre las posibles medidas a tomar ante estas situaciones, es decir, se habla de imágenes fuertes, pero NO se remite una página para visitar en caso de sentir impulsos suicidas, NO se brinda una línea telefónica a la que se pueda llamar si las cosas se ponen feas, todo se reduce al documental de “Behind the Reasons”, pero que no todos deciden/llegan a ver. Por si acaso, aquí se los dejo:

Too much info. Aunque el mini detrás de escenas de “Behind the Reasons” busca en cierta medida “justificar” el proceder del equipo de producción a la hora de hacer ciertas escenas, apoyándose con entrevistas a varios expertos, sigo encontrando cuestionable el drástico manejo que le dieron al suicidio de Hannah: en primer lugar, en el libro no se quita la vida cortándose las venas, sino ingiriendo un frasco de pastillas. ¿A qué se debe que decidieran mostrar un método tan doloroso y sangriento? No lo entiendo, tal vez sea por apelar al gore del asunto para generar mayor impacto visual, cosa que me lleva a un segundo problema, y es que encuentro peligroso que apelando a la crudeza del suicidio, terminen enseñando de forma tan explícita la manera “efectiva” de hacerse daño. No hay una forma “menos mala” de hacerse daño, punto.

Alargar la tortura. Cuando padeces ansiedad, depresión o alguna otra enfermedad mental, ver series como “13 Reasons Why” es un arma de doble filo, y lo digo por experiencia, pues básicamente puedes sentirte muy identificado con alguno o varios de los personajes y rescatar el mensaje positivo de la serie, ese de motivarte a salir adelante, a seguir luchando contra tus demonios, a buscar ayuda en momentos difíciles, pero también puedes sentirte culpable por tus emociones, por ver que Hannah la tuvo fea y tú no la has tenido tan fea pero aún así te sientes mal, por eso hay que tener mucha prudencia con el modo en que vemos este tipo de series, y más cuando día a día crecen los rumores de una posible segunda temporada, pues aunque narrativamente el último episodio de la primera temporada deja suficientes interrogantes para resolverse en una nueva serie de episodios (digo, ¿ALEX sigue vivo o?, ¿realmente intentó suicidarse o fue un intento de alguien más por silenciarlo?) me pregunto si no es alargar la tensión y el sufrimiento de los personajes y de los valientes espectadores que vimos la serie en una sentada.

Supongo que el tiempo nos dirá si el mundo de Hannah y todos en Liberty High continúa o no, pero en lo personal quisiera creer que lo más sensato es dejar hasta aquí, ¿qué opinan ustedes?

En definitiva, “13 Reasons Why” es una serie tan compleja como el libro en que se basó, que pese a sus altos y bajos, terminó por cumplir un objetivo general: ponernos. A hablar. Sobre el suicidio. Si lo hizo de un modo correcto o no, ya lo dejo a decisión de todos ustedes, por eso los espero 24/7 en mi Facebook y Twitter, ¡me encantaría conocer sus percepciones al respecto!

Muchíiiiisimas gracias por acompañarme en este regreso a los post del blog, en verdad espero retomar el rumbo de todo y seguir compartiendo mis palabras con ustedes, ¿y por qué no? que ustedes también me compartan las suyas, aquí estoy 🙂

Por cierto, para aprender más sobre el diálogo sin miedo y la prevención del suicidio, no dejen de visitar el proyecto Todo Mejora, ¡podría ayudar a muchos!

Gracias por leerme, ¡espero verlos en Filbo!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!