Luz en medio de oscuridad: reseña de “Te veo” de Marci Lyn Curtis

¡Hola hola, queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo se encuentran en esta cálida y confusa tarde de miércoles con cara de jueves? Es divertido pasar de 4-6 grados centígrados al horno que estaba haciendo hace un ratito e incluso ahora conforme escribo esta reseña, pero bueno, tristemente unos graciosos siguen creyendo que el cambio climático es un invento, así que ya veremos qué más tendrá que pasar para que nos crean…

Mientras tanto, aprovecho de mi escasa libertad vacacional para traerles una reseñita de una novela que terminé recientemente y me gustó mucho, así que pensé, ¿por qué no? así que bueno, henos aquí.

El libro en cuestión se llama Te veo, y es de la autora estadounidense Marci Lyn Curtis.  Esta novela llegó a mis manos gracias a Ediciones Urano Colombia, y bueno, puedo empezar por decirles que fue una lectura que en verdad necesitaba y que estaba muy acorde con mis lecturas previas (Wonder y Mil veces hasta siempre).

TE VEO MARCI LYN ENTRE LETRAS Y CAMARAS

Para empezar, quiero preguntarles algo: ¿a qué nos referimos cuando hablamos de “temas difíciles” en la literatura infantil y juvenil? ¿Es acaso un tipo de literatura que le parte la cabeza en exceso al autor, o tiene que ver con lo difícil que es sacar tiempo para leer sus obras representativas?

La respuesta, si bien no es una verdad universal, puede ser la siguiente: entendemos por tema difícil eso que no siempre logramos explicar, ya sea porque se considera tabú o porque nos abre los ojos a realidades tan complejas como el dolor, la angustia, la tristeza y/o la muerte. Hablamos de temas como la depresión, la muerte o desaparición de un ser querido, la búsqueda y validación de la identidad, la enfermedad y el rechazo o temor por la diferencia. ¿Les suenan conocidos o recuerdan haber leído algo sobre estos temas recientemente? Posiblemente, muchos me digan que sí.

Teniendo esto en cuenta, podría afirmar que estamos siendo testigos de una especie de “regreso” a los temas difíciles, y digo regreso porque la cuestión de los temas difíciles no es particularmente nueva, digo, clásicos como  Mujercitas o incluso Pippi Longstocking ya nos presentan a niños y jóvenes que deben asimilar cuestiones como la ausencia de sus padres, la enfermedad e incluso la muerte de un ser querido, y la lista de temas y títulos me daría para todo un post, pero para resumir, digamos que es interesante que con el paso del tiempo el espectro se haya abierto y poco a poco le vayamos perdiendo el miedo a hablar de diversidad sexual, de enfermedades mentales, de suicidio, entre otros.

Son muchos los ejemplos que nos recuerdan que, más allá de una idea romántica de la juventud como una etapa para ser libre y plenamente feliz,  lo cierto es que las letras actuales nos muestran una faceta mucho más real y cruda de la juventud como una etapa de auto-descubrimiento, de aceptación de ciertas realidades y rechazo de otras tantas, y precisamente, el libro de hoy nos habla de esos giros inesperados que hacen tambalear nuestras vidas y nos plantean el reto de empezar desde cero con independencia de que nos guste o no.

Me explico: en Te veo conoceremos a Maggie, una adolescente amante del fútbol que a causa de una enfermedad pierde el sentido de la vista y ahora debe aceptar la realidad de su ceguera y del impacto que esta tragedia supone para ella y su familia.

A varios meses del episodio de meningitis que le robó la vista, Maggie se ha sumido en el aislamiento y el sarcasmo como mecanismos de defensa para protegerse de esa oscuridad que ahora la rodea 24/7. Negando por completo cualquier posibilidad de ayudarse y retomar poco a poco s, los días de Maggie transcurren entre el vandalismo y la tristeza de percibir que, quiera o no, sus padres han seguido con sus vidas, y ahora le toca a ella.

En apariencia, a nuestra sarcástica protagonista solo le resta sentarse en su cama a esperar que la vida le pase por el lado, pero un día conocerá a un pequeño que cambiará su vida para siempre.

Ben tiene 10 años, problemas de espalda que lo obligan a usar muletas y una sonrisa tan cálida que es imposible decirle que no.

¿Cómo podemos saber todo esto, si la narradora es Maggie?

Simple, porque puede verlo.

De veritas.

Para Maggie, este descubrimiento es emocionante y aterrador en iguales proporciones, pues solo estando en presencia de Ben es que puede volver a ver, y en cuanto se queda sola, su ceguera regresa igual que siempre. ¿Cuál puede ser la causa de esta repentina recuperación? Solo leyendo el libro, sabrán la respuesta.

Esta novela en sus 352 páginas nos transporta a la mente de una adolescente marcada por la pérdida, que con un tono narrativo muy sencillo nos describe lo extraño que resulta tu hogar ahora que no puedes verlo, lo ajena que puede parecerte la habitación en la que creciste, y saber que posiblemente eso que tanto soñabas hacer con tu vida ya no podrá ser, y esa cercanía, esa invitación de Maggie a adentrarnos en su vida fue de las cosas que más me gustaron conforme leía.

Además, pese a hablar de la ceguera, la autora del libro no deja de lado esos momentos de humor, música y romance que aligeran la tensión y nos llevan a reflexionar sobre la importancia de los amigos y las relaciones personales para salir adelante a pesar de las dificultades, y eso es algo que en verdad vale la pena encontrar en un libro.

Ya para terminar, puedo decirles que requiere un poco de paciencia tomarle ritmo al libro, hay que dejar que los personajes se presenten, que poco a poco se construya la trama, y cuando menos lo esperen, ciertos sucesos lograrán atraparlos como para no querer parar, ¡el que persevera alcanza! Si se animan a leerlo, los espero en Facebook y Twitter para comentarlo como siempre.

Y bien, espero que se hayan divertido en este ombligo de semana ultra cortica, que estén leyendo mucho en sus vacaciones y que le pidan muchos muchos libros al Niño Dios, ¿o por qué no? que ustedes también se animen a regalar un libro a quien tanto lo necesita, cada pequeña acción cuenta ❤

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

La importancia de ser amables: un recorrido por el mundo de Wonder

¡Muy buenas tardes, queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo los trata esta semana que ya va por la mitad? ¿Ya saben si pasaron todo en la U o no? Espero que estén mucho más tranquilos luego de tanto corre corre y más que listos para unas vacaciones con mucho cine y buenas lecturas.

Precisamente, en este miércoles de libros tengo una especie de “mix” entre libro y película para que hablemos un poquito de literatura de temas difíciles, en particular, del bullying, realidad que, nos guste o no, existe y debe ser confrontada y puesta en boca de todos.

El libro de hoy, hace parte de toda una “serie” editada por Penguin Random House, y he tenido la suerte de reflexionar y pensar muchísimo gracias a las distintas historias que la componen, se trata de Wonder/La lección de August, de la autora R. J. Palacio.

En sus libros, esta autora de padres colombianos nos presenta a August, Auggie Pullman, un niño que padece una extraña enfermedad degenerativa, y que tras veintisiete cirugías no puede decir que su rostro sea propiamente el de un niño “normal”. Habiendo estudiado en casa con su mamá por mucho tiempo, ha llegado la hora de ingresar a la escuela secundaria, y con ello, el enfrentarse a muchas personas que no están acostumbradas a ver a un niño con deformaciones como él. Para ponernos más en contexto, les comparto el tráiler de la adaptación cinematográfica, la cual se estrenó en nuestro país el pasado 23 de noviembre:

Como es natural en un niño de su edad, Auggie intenta enfrentarse al primer día de escuela con los nervios propios de quien llega a un lugar nuevo para empezar desde cero, y todo esto se complicará aun más cuando se tope con una triste verdad: su cara es distinta, y para algunos, lo distinto es sinónimo de miedo. De la mano de su familia, su profesor (el señor Browne) y de algunos amigos, nuestro protagonista descubrirá poco a poco que cada persona es un universo único, con sus propias estrellas y batallas, y que basta un poco de amabilidad para generar un impacto real y positivo en todos quienes nos rodean.

Conforme avanzan las aventuras escolares de Auggie, podremos conocer distintas historias que se van entrecruzando para contarnos el modo en que varios personajes ven y perciben a nuestro amiguito, como es el caso de sus papás Nate e Isabel, su hermana Via y los compañeros de colegio de Auggie (Charlotte, Jack, Summer y Julian). Con un estilo narrativo muy ameno y sencillo, ideal para ubicarnos en la mente de un niño de diez-once años, todas estas historias nos llevan por emociones como el miedo, el dolor, la tolerancia, el perdón y la amistad, pues una de las lecciones que nos dejan estas historias es que necesitamos ver más allá de lo físico para descubrir los verdaderos tesoros que tenemos para ofrecer y recibir, y que detrás de una historia se esconden muchas más buscando ser escuchadas, de allí que no podamos juzgar a la primera a sus protagonistas.

De hecho, las historias de los personajes que conocemos en La lección de August se expanden aún más en Charlotte tiene la palabra, La historia de Julian, El juego de Christopher y El libro de preceptos del Señor Browne, lecturas que en verdad valen la pena, pues nos ayudarán a entender muchas de las situaciones que tanta rabia o impotencia nos causaron en La lección, y aunque no pienso entrar en detalles para no hacerles spoiler, sí puedo decirles que R. J. Palacio ha logrado crear un pequeño “universo” literario en el que cada personaje tiene algo valioso que aportarnos y es una colección muuuy bonita. Yo por lo menos, pienso leerla con mi sobrino en unos añitos. A manera de ejemplo, les comparto una de mis preceptos favoritos del Señor Browne:

“Albergamos en nuestro interior las maravillas que buscamos a nuestro alrededor.”

wonder_post2

En definitiva, pienso que estas novelas pueden propiciar un diálogo abierto y real sobre el bullying, pues como Auggie, posiblemente todos en algún momento de la vida nos hemos sentido fuera de lugar, temerosos de no encajar o de cumplir determinados estándares de belleza o pensamiento, y si hay algo que el libro nos muestra, es que no siempre estamos tan solos como nuestros miedos quisieran hacernos creer. Por el contrario, cuando dejamos de lado las dudas y nos damos la oportunidad de hablar y escuchar las historias de los demás, podemos ver que todos estamos recorriendo un mismo camino, y que algo de ayuda nunca está de más.

Si ya leyeron los libros y les preocupa que la película no le haga justicia, puedo decirles sin problema que es una adaptación hermosa, bastante fiel a la historia original. y de hecho, en este punto prefiero darle la palabra a la autora del libro y el director de la película (Stephen Chbosky, a quien le debemos otra JOYA llamada Las ventajas de ser invisible):

unnamed

“Si te dan a elegir entre leer el libro y ver la película, ¡ELIGE AMBAS! Gracias por venir <3”

En verdad espero que se animen a leer la novela, a ver la película, y por supuesto, a hablar sin miedo sobre aquello que nos asusta, pero que a la vez nos hace únicos y especiales, en fin, a estar orgullosos de todo eso que nos hace ser Extraordinarios.

Me despido por hoy contándoles que vamos a tener unos concursos FABULOSOS en los que podrán ganar los libros de Wonder y kits oficiales de la película, ¡así que no se despeguen de nuestro fanpage en Facebook !

Espero que sea un día maravilloso para todos ustedes, que nadie los trate mal en casa, el trabajo o el estudio, que ustedes tampoco traten mal a nadie y que poco a poco este mundo de locos empiece a ser alguito más amable.

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Seis años valieron la pena: reseña de “Mil veces hasta siempre” de John Green

¡Muuuuuy  buenas tardes, queridos lectores y lectoras de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo los recibe esta tardecita de ombligo de semana? No puedo creer que nos estemos acercando más y más a la mitad del penúltimo mes del año, tal vez sí sea cierto que el tiempo está marchando más rápido que de costumbre, o simplemente una parte de nosotros se niega a aceptar que, querámoslo o no, el 2017 va poco a poco llegando a su final, y lo que se hizo, se hizo.

Pero bueno, por fortuna para todos, el mes de noviembre nos trae muchas cosas fabulosas en la agenda, incluyendo el libro del que quiero hablarles hoy, y que, mano en el corazón, llevaba mucho tiempo esperando, se trata de “Mil veces hasta siempre” (en inglés, “Turtles all the way down“), del estadounidense John Green, y perteneciente al sello Nube de tinta que edita Penguin Random House. 

Un primer aspecto a aclarar antes de empezar es el título de la novela, pues aunque todos esperábamos encontrar en su traducción la palabra “tortuga”, lo cierto es que la expresión a la que hace referencia el título original no era tan sencilla de traducir, así que sí, parte del asunto está en tener una metáfora que pierde lógica si se traduce literalmente, así que seamos algo flexibles al respecto, por favor.

El libro llegó a mis manos tras algunas semanas evitando a toda costa cualquier posible spoiler de la trama, sobre todo teniendo en cuenta que con el dólar tan alto había evitado comprarlo en mi Kindle, así que con toda la expectativa del caso me di a la labor de desconectarme de todo y de todos para poder disfrutar esta historia que tanto tiempo llevaba esperando.

En mi lectura pude conocer a Aza, una joven para quien el mundo es una masa enorme de bacterias y peligros. Para ella, cosas en apariencia sencillas de hacer como dar la mano, besar o acostarse al lado de alguien son todo un desafío, pues su mente marcha a mil por hora y la lleva a pensar en todas las posibilidades del contacto humano: ¿y si esa persona que le da la mano no se la ha lavado en varias horas y le pasa sus gérmenes?, ¿y si en la lengua se alojan suficientes bacterias para matarla? Lo que para muchos es un drama excesivo, para Aza es su día a día. ¿Por qué? Pues porque, señoras y señores, nuestra protagonista tiene ansiedad. A-N-S-I-E-D-A-D. Cuanto antes se acostumbren al término, mejor.

La rutina de Aza transcurre entre sus distintas manías y sus constantes esfuerzos por mantener una apariencia de “normalidad”: la fórmula incluye ir al colegio todos los días, manejar a su coche Harold, fingir que se toma sus medicamentos y escuchar a su mejor amiga de toda la vida, Daisy, una loquilla creativa y extrovertida amante de los fanfics de Star Wars. La ya caótica vida de Aza dará un giro cuando un misterio involucre a su compañero de la infancia, Davis, y guiada por la histeria de Daisy, nuestra protagonista emprenderá una búsqueda de pistas que bien podrán llevarla a descubrir el acertijo, o ¿por qué no? plantearse nuevos interrogantes sobre su pasado y el de Davis.

Como ya es habitual en la narrativa de John Green, nos encontramos con un relato lleno de humor adolescente, situaciones del diario vivir juvenil y muchas frases que llegan al alma, de esas que vale la pena atesorar y marcar con post-its para luego releer.

91gOZKR15wL

El talento de John radica en presentarnos personajes complejos, con muchos defectos y altibajos tanto físicos como emocionales, y precisamente esa es la clave, no se idealiza en modo alguno la etapa de la adolescencia, y mucho menos se subestima a sus lectores, simplemente hay realidades y cosas que pasan y así- es- la vida.  Por unos instantes, logramos olvidarnos de nuestras propias tragedias para acompañar a sus protagonistas en distintos viajes de introspección, y ese vínculo que se genera entre el lector y los personajes es lo que permite que todavía recordemos con cariño a personajes de otras de las novelas de Green como lo son Alaska, Quentin, Margo, Hazel y por supuesto Augustus.

Como alguien que ha lidiado con un problema de ansiedad durante varios años, debo decir que me identifiqué con Aza desde el inicio, entendí realmente sus luchas, sus miedos, y el modo tan genial en que John nos presenta a esa “vocecita” que algunos días hace que hasta levantarse de la cama sea una labor titánica, y es que si hay algo que nos muestra “Mil veces hasta siempre“, es que debemos romper con el estigma de las enfermedades mentales y abrir el diálogo para aceptar y apoyar estas realidades, pues en ocasiones resulta muy sencillo juzgar a alguien sin saber los demonios con los que está batallando esa persona, ¡ de seguro hay muchas Aza allí afuera!

Como es habitual en mis reseñas, no pienso decirles cómo termina el libro, sería poco ético de mi parte, pero sí puedo decirles que en esta nueva novela hay giros sutiles que la diferencian de otras novelas de temática difícil como lo son “Buscando a Alaska” y “Bajo la misma estrella“, así que si pensaban que ya lo habían leído todo sobre este autor, tal vez sea un buen momento para reconsiderarlo.

La invitación es a que le den una oportunidad a esta novelita que 1) se lee meeeega rápido, 2) puede propiciar un diálogo cercano y realista sobre las enfermedades mentales, sin caer en ladrillazos técnicos o en victimizaciones innecesarias. Además, el club de fans oficial de John Green en Colombia tiene para todos sus lectores las Semanas de John Green, del 8 al 24 de noviembre, con muchas actividades y sorpresas para los Nerdfighters (fact: así se llaman los fans de John y Hank Green).

Me despido por hoy recordándoles que siempre estoy leyéndolos en Facebook y Twitter, la idea es que juntos sigamos construyendo ideas, sueños y aventuras en torno a la literatura y al cine, ¿me acompañan? 🙂

Espero les haga un bonito clima finalizando el día, que no se me laven con estas lluvias de locos y que reciban muy pronto esa sorpresa que tanto tiempo llevan esperando.

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Un miércoles de libros especial: cinco libros para celebrar el Día Internacional de la Niña

¡Bueeeeeeeeenas noches, mis cuchurrumís!

¿Cómo se encuentran en este congelado ombligo de semana? Espero que justo ahora puedan leerme desde la comodidad de sus cobijas, o al menos, que ya no tengan puestos unos zapatos empapados cortesía de la temporada de invierno que parece que llegó para quedarse.

Pero bueno, para hacerle el quite a este clima de locos, me pareció muy bonito hacer un miércoles de libros express con motivo del Día Internacional de la Niña, una celebración establecida por las Naciones Unidas en el año 2011, y que desde entonces ha tenido por objetivo  “formentar cada año el reconocimiento de los derechos de las niñas y dar a conocer a la opinión pública los problemas excepcionales que afrontan en todo el mundo” (pueden leer la Resolución oficial aquí).

No podemos negar que, como mujeres, hemos tenido que recorrer un camino bien largo y empinado, pero por fortuna para muchas de nosotras, la literatura ha sido un medio para canalizar todas esas desigualdades y denuncias que tantas veces hemos visto en los medios en todas partes del mundo, y aún así, sentido como propias.

Por esta razón, me di a la labor de repasar un poco mis lecturas pasadas y recientes para presentarles cinco títulos que, a mi parecer, nos brindan ejemplos muy bonitos de lo que es ser niña, ser mujer, y el modo en el que dia a día podemos hallar inspiración en cada una de ellas, ¿me acompañan?

Mujercitas” de Louise May Alcott

9788499083537

Algunas puristas del tema podrán decir que este es un título contradictorio, que el uso de diminutivo es señal de debilidad, pero lo cierto es que, a modo personal, puedo afirmar que Jo March fue de los primeros personajes femeninos que dejó huella en mí por su tenacidad, terquedad y valor para luchar por sus sueños e ideales, sin importarle en absoluto las presiones de su época o si se veía o no femenina. Es una novela bellísima que nos pone a reflexionar sobre la importancia de sentir, de confiar en el instinto y de atreverse a ser sensible en un mundo que a veces te pide no serlo.

“Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes” de Elena Favilli y Francesca Cavallo

9788408176640

Este es el tipo de libros que, sin exagerar, puede cambiar una sociedad para bien. Si todos los niños y niñas se atrevieran a soñar en grande, al igual que las protagonistas de estos mini-relatos biográficos, muy posiblemente estaríamos en un mejor lugar. Basta con ver toda la historia detrás del proyecto para saber que 1) no estamos solas, y 2) todo es posible con algo de perseverancia, paciencia y unión de muchos corazones. Lo mejor de todo es que esto apenas comienza, ¡ya hay un volumen 2 en marcha!

“La ladrona de libros” de Markus Zusak

EH419866

Hablar del modo en que Liesel cambió mi vida daría para un post entero. En medio de la adversidad y el dolor, esta lectora por excelencia pudo encontrar una luz y una razón para seguir buscando la bondad y la esperanza en quienes la rodeaban. Liesel es un gran ejemplo de la niña que reconoce sus miedos y dudas y los canaliza en algo hermoso: historias para alumbrar la oscura realidad de la guerra. Si no han leído esta novela, por favor, POR FAVOR, háganlo.

Pippi Longstocking” de Astrid Lindgren

81yC3NhDfJL

Pippi volvió a mi memoria cortesía de mi clase de Historia de la Literatura Infantil y Juvenil, cosa que en verdad que lo agradezco, pues esta pequeña rebelde de medias alocadas y andar confiado es un ejemplo genial del modo en que una autora pudo reflejar en sus personajes la manera en que veía y entendía el mundo. Astrid Lindgren, ganadora del Hans Christian Andersen en el año 1958, además de escritora y editora fue una abogada por los derechos de los niños y activista por los derechos de los animales. Ambos aspectos se evidencian muchísimo en su obra, pues Pippi es una niña libre, segura de sí misma, valiente y empoderada, que a pesar de las dificultades de su pasado sigue permitiéndose soñar, jugar y divertirse, de la mano de su mascota, un monito llamado Señor Nelson, y su caballo. Un clásico que vale la pena retomar.

Matilda” de Roald Dahl

9788491221364

No podía cerrar esta selección sin mencionar a esta niña lectora que tanto nos ha hecho reír con el paso de las años. Ya fuera gracias al libro o a su película, lo cierto es que Matilda nos recordó que la vida podía ser muy llevadera e incluso divertida si la enfrentabas con un buen libro debajo del brazo, y si algún día llego a tener una hija, en verdad desearé que pueda soñar y sonreírle a la vida del modo en que esta pequeña lo hace.

Y bien, espero que estas niñas que les he presentado el día de hoy los animen a leer sus historias, ¿y por qué no? a recomendarme muchas otras, para eso los estaré leyendo muuuuy juiciosa en nuestro Twitter y Facebook

De todo corazón espero que, si son mujeres y están leyendo esto, sepan que ya sean niñas, jóvenes o adultas, no están solas, y si ya son adultas como yo, por favor intenten escuchar con más frecuencia a la niña que aún está en su interior, verán cómo les volverá a emocionar el sonido de un ave que canta en las mañanas, o el sencillo placer de disfrutar un chocolatico caliente al llegar del trabajo. Si son hombres, pues bien, gracias por apoyarnos y soñar con nosotras. Hay mucho por hacer, pero para eso somos un equipo.

Sé que es un mundo de locos, pero siempre habrá algo que nos pueda ayudar, una razón para sonreír, para mirar hacia adelante, solo hay que saber buscar.

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

#LaVueltaAlMundoConBookTube: vuelo 1 (Destino Panem con escala en Utopía)

¡Muy buenos días, queridos cuchurrumís y lectores curiosos de Si no le gusta no lea!

¿Cómo los trata la vida en esta mañana de miércoles que comienza? Es extraño porque estamos a mitad de semana pero pareciera martes, así que nada rinde, y de repente, ¡caboom! debemos hacer en cuatro días lo que solemos hacer en cinco, pero bueeeeeno, si ya pudimos sobrevivir a los primeros seis meses del año, ¿por qué habríamos de fallar en los otros seis?

Hablando de sobrevivir, el día de hoy vengo con un artículo muuuy especial, y que espero los divierta un poco, o al menos, los deje pensando. Se trata del Vuelo # 1 de la Vuelta al Mundo con BookTube, una iniciativa internacional bien divertida en la que Booktubers, Bloggers, Bookgramers y Lectores de todo el mundo nos unimos para “volar” juntos y compartir en nuestras redes una serie de posts sobre los distintos destinos de esos vuelos, empezando por el de hoy, con rumbo a Panem y escala en Utopía, así que henos aquí, volviendo a hablar un poco de ese tema que taaaaaanto me gusta y me fascina, llamado la distopía.

Para quienes se acercan por primera vez al término, la palabra clave de todo esto puede ser caos, pues contrario a la utopía (el mundo perfecto), y la ucronía (el tiempo perfecto), la distopía se cuestiona por un futuro en el que los sistemas tanto políticos, como económicos e incluso ambientales han entrado en crisis, es decir, hablamos de mundos de cabeza, en los que la tecnología se convierte en un arma de doble filo para el control y manipulación de sus habitantes.

¿Les suena conocido o les remite a alguna novela en sus bibliotecas? No se sorprendan si han leído obras distópicas sin antes conocer el término de distopía, es algo que puede pasar y no hay ningún problema con ello, para eso estamos explicándolo todo aquí.

Ahora que sabemos lo que es una distopía, ¿cómo podríamos sobrevivir a ella? Hoy, quiero invitar a todos los viajeros a que me acompañen a visitar cinco sagas distópicas contemporáneas, para que juntos descubramos sus peligros y reflexionemos un poco sobre el impacto que este tipo de libros puede tener en nuestras vidas.

1. ¿Cómo sobrevivir a Los Juegos del Hambre?

the_hunger_games_2012-wide

Cuando las tradiciones del Circo Romano se combinan con las escalas sociales y económicas, el resultado es una sociedad amante de la violencia y sumida en su propia vanidad, hasta llegar al punto en el que la muerte de unos pocos es el entretenimiento de muchos. ¿Estamos en una nueva entrega de Miss Universo? Nope, estamos en el caótico Panem. Mi consejo para sobrevivir a este mundo distópico es el siguiente: nunca menosprecies el poder de los Distritos más humildes. Podrás tener la tecnología y dinero de los Tributos Profesionales, pero la determinación y el coraje que necesitas para sobrevivir a estos Juegos los encuentras en la vida misma, no en un patrocinador. Al ser del Distrito 12 ciertamente no temes al trabajo duro, en realidad, ha sido la única forma de vida que conoces desde siempre, así que si vienes de luchar por la supervivencia desde muy temprana edad, ¿por qué no habrías de hacerlo ante los ojos de muchos espectadores?

Este es tu mundo ideal si amas dar entrevistas y encontrar alimento de forma inesperada, recuerda que en Panem el espectáculo nunca se detiene…

Siempre lleva en tu mochila: un ejemplar de 1984, una perla de Peeta o unos azucarillos de Finnick.

2. ¿Cómo sobrevivir al Laberinto de C.R.U.E.L?

-xMXo0m4

Si tienes nombre de científico y lo tuyo son las maratones y los laboratorios, felicidades, este es el mundo distópico perfecto para ti. Largas jornadas corriendo en espacios cerrados o desérticos son la promesa de esta saga en la que si deseas sobrevivir, debes tener en cuenta dos cosas: la primera es tener siempre contigo un par de zapatos excelentes para correr y trotar, (preferiblemente elaborados con materiales altamente resistentes al veneno de griever) y la segunda es no siempre confiar en las chicas de nombre Teresa (???). Sigue estos pasos y estarás relativamente bien. En este mundo distópico la memoria puede jugarte una MUY mala pasada, sobre todo si crees tener convicciones morales que luego terminarás cuestionando, así que para futuras ocasiones lo mejor es que lleves un diario con todas tus aventuras distópicas y no te dejes confundir por entidades que lleven adjetivos por nombres.

Siempre lleva en tu mochila: una película de George Romero y curitas para los pies.

3. ¿Cómo sobrevivir en una facción de Divergente?

nrm_1418151260-e04d4b56-2486-430a-b5d2-353e278dfb43_560_420

¿Amas vestir de un solo color y encuentras fascinante dedicar tu vida a una única labor o rutina? Posiblemente seas un Iniciado y estés en el mundo de Facciones de Divergente. Sobrevivir en este lugar puede ser facilísimo cuando estás conforme con tu estilo de vida y no abarcas mayores dudas al momento de llegar a tu ceremonia de Elección, pero ¿qué ocurre cuando no solo deseas que todos sean honestos contigo, sino que también deseas ser valiente para defender tus convicciones y desinteresado en la ayuda a los demás? Oops.  Me temo que ahora eres Divergente y “no puedes ser controlado”,  o al menos, eso afirma la teoría. Para sobrevivir en el Chicago del futuro, la clave es simple: nunca bebas o tomes algo que tú no hayas preparado, y nunca des por sentado que ya has superado todos los peligros que pudieran haber a tu alrededor.

Siempre lleva en tu mochila: un ejemplar de Un mundo feliz y un set de tatuajes de parchecito.

4. ¿Cómo sobrevivir en el mundo de Rebelión?

novedad-ediciones-b-rebelion-anna-k-franco-T-h4JcXT

Si un día te despiertas y todo a tu alrededor se ve mucho más avanzado que cuando recuerdas haberte dormido, es posible que hayas sido criogenizado para renacer en un futuro lejano. Bienvenido al mundo de la Saga Rebelión, en donde las enfermedades son cosa del pasado y la Tercera Guerra Mundial es tan solo un recuerdo lejano del que no se debe hablar en reuniones familiares. No te preocupes si te sientes un poco viejo o vieja, los tiempos han cambiado y es tu deber ciudadano adaptarte a ellos.

Para sobrevivir en este mundo, debes mantener tus emociones a raya y estar preparado para encontrarte con una persona idéntica a ti en cualquier lugar, eso sí, NO esperes que piense o actúe del mismo modo que tú, ¡nunca hay dos copos de nieve idénticos y mucho menos clones rebeldes que sean dóciles!

Otro consejo que nunca va de más: si todo lo demás falla, resígnate y no te niegues la posibilidad de sentir.

Siempre lleva en tu mochila: maquillaje para cubrir tatuajes y un reproductor musical con tus clásicos favoritos de cuando vivías en el Viejo Mundo.

5. ¿Cómo sobrevivir al Amor Deliria Nervosa?

tumblr_m7dmvuiwfa1rvofkdo1_r1_500

Es en siglo XXII y ya quieres tener dieciocho años para poder someterte al procedimiento quirúrgico que te protegerá de caer en las peligrosas redes de esta enfermedad que ataca al cerebro. El día maravilloso se acerca, pero te encuentras pensando más de lo debido en una persona en particular, hasta el punto de no poder controlar del todo tus emociones. Ohhhh no… padeces de Amor Deliria Nervosa…De nuevo, oops.

Para sobrevivir al mal de todos los males, la cura es simple: derriba los muros. Si padeces de esta enfermedad, sabrás lo que significa. Si no, simplemente continúa disfrutando cada segundo de tu existencia, a fin de cuentas, ha sido pensado para que no debas preocuparte por cosas tan inútiles como la esperanza o la autonomía…

Siempre lleva en tu mochila: un ejemplar del Libro de Shhhh y un buso de capota de un tal Alex.

***

¿Y bien?, ¿sobrevivieron a este viajecito?, ¿alguien que siga lidiando con veneno de rastrevíspulas o con secuelas de suero de Erudición? La enfermería de nuestro vuelo queda junto al baño, ¡vayan, vayan, VAYAN!

Ya aterrizados y a salvo de regreso en nuestra terminal Book Air, espero se hayan divertido en este viaje por algunas de las distopías que hoy en día llenan muchas de nuestras bibliotecas, y sobre todo, que no dejemos de preguntarnos si realmente faltan tantos años para caer en un futuro como ese que nos presentan todas estas historias, que entre cámaras, sueros de control, curas y laberintos terminan por mostrarnos la realidad de muchos de nosotros, los seres humanos: somos criaturas con igual potencial tanto para el amor como para la destrucción, y es decisión de cada uno elegir sabiamente qué camino seguir.

Ojalá les haya gustado este primer vuelo de nuestra Vuelta al Mundo con BookTube, les recuerdo que la aventura continúa en Facebook y Twitter donde estamos todo el tiempo con nuevos contenidos y sentimientos, ¡así que sean siempre bienvenidos a visitarme por allí!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Leyendo por primera vez a Carolina Andújar: reseña de “El despertar de la sirena”

Muuuuy buenas noches a todos, ¿cómo se encuentran en este miércoles de ombligo de semana y de mes? espero que muy bien, que estén tranquilitos y felices, a fin de cuentas, el año es todavía muy joven para que dictaminemos si será un horror o una maravilla, un-paso-a la vez. Precisamente, muy a paso de tortuga pero con todas las ganas del caso heme aquí, tratando de retomar los miércoles de libros con todos ustedes, así que sin más preámbulos, a lo que vinimos:

El librito del que les quiero hablar en la noche de hoy llegó a mis manos luego de un arduo debate sobre si sí debía darle una oportunidad o no, y lo cierto es que me alegra el haber aceptado este “desafío” (ya les explicaré el porqué del término). Se trata de El despertar de la sirena, de la autora colombiana Carolina Andújar, editado en Colombia por Penguin Random House.

32311139._UY2473_SS2473_

Me refiero a esta experiencia de lectura como un “desafío” por la sencilla razón de que, llevándole la contraria a un buen número de lectores colombianos, a mis modestos 24 años de edad nunca me había dado a la tarea de leer algo de esta autora caleña que a tantos corazones ha logrado llegar, sacando la cara por Colombia en el ámbito internacional de la literatura juvenil en español y llegando a cada vez más y más personas. Aún así, el nombre de Carolina no era nuevo para mí, recuerdo hace unos años cuando Editorial Norma publicó Vampyr, y bueno, el resto fue historia, su trilogía “Carmina Nocturna” llegó para quedarse, esta vez de la mano editorial de Penguin.

No habiendo leído esa primera saga de Carolina, sentí cierta curiosidad por su nueva novela, que muy oportunamente vio la luz en vísperas de Halloween, sobre todo por la mitología marítima de la que iba a hablar, reforzada con una carátula bellísima (consejo desde mi experiencia como lectora y editora: NUNCA subestimen el poder de comunicación que tiene una buena portada), así que decidí saltar al agua, en un sentido casi literal tratándose de esta novela, y acompañar a la protagonista de la historia en sus conflictos y aventuras.

Hablamos de Casandra, una joven hogareña y dulce que viaja desde Francia hasta Finlandia para acompañar en el trayecto de regreso a casa a su abuela quien recientemente enviudó y no se siente en condiciones de hacer dicha travesía por el mar en solitario (su esposo falleció en altamar). Durante su estadía en el frío país, conoceremos la pureza del corazón de Casandra, para quien el amor tomará forma en la persona de Reijo, un joven entregado a su trabajo como guardián del viejo faro. Conforme avanza su romance, una oscura amenaza se cernirá en el horizonte de la feliz pareja, gracias a una antigua leyenda de odios y rencores encarnados en la Sirena Jurate, una criatura mitad pez y mitad humana, que dista bastante del imaginario que nos ofreció la clásica película de Disney, y que más se acerca a la Sirena de la Odisea de Homero, esa figura de espanto causante de infinitas tragedias para aquellos que se interponen en su camino y a quienes atrapa gracias a su capacidad para cautivar con su canto.

Conforme avanzan los capítulos de las 136 páginas que componen el libro, la leyenda sobre Jurate parece querer hacerse realidad en las turbias aguas del océano finlandés, y cuando el amor de Casandra y Reijo sea puesto a prueba, nuestra protagonista tendrá que buscar en su interior las respuestas que su enceguecido corazón se niega a ver. ¿Puede realmente el amor superarlo todo? ¿Qué es peor, la soledad o intentar juntar las piezas de un corazón con el que se ha jugado? estas, son tan solo algunas de las muchas preguntas que Carolina responde en esta novela sobre los alcances de la entrega desinteresada y el compromiso que se asume al amar, y por qué no, sobre las heridas que esa entrega incondicional puede abrir en el alma, pero también sanar, sobre todo si se tiene al océano como testigo y a una historia que nos dé las respuestas para salir adelante.

Un primer aspecto que me gustó bastante de este libro y que en verdad me marcó, fue la riqueza lexical de la historia: es realmente de admirar el vocabulario tan amplio y nutrido que maneja Carolina, lo que hace de la lectura de este libro un ejercicio de aprendizaje continuo, y como literata que soy me encantó poder toparme con tanta variedad de expresiones. Esto, se complementa perfectamente con otro elemento clave dentro de la obra y es su trasfondo mitológico, que evidencia  un trabajo serio y dedicado de investigación y apropiación de las mitologías nórdicas para llegar a su construcción del personaje de la sirena como ese ser maldito, que encuentra en el agua su castigo pero también su redención y su futuro.

Los personajes, pese a ser un poco ingenuos al comienzo de la trama (en particular el de Casandra, a quien en ocasiones quería ahorcar por inocente) terminan por transformarse, y solo leyendo el libro podrán apreciar lo que el destino le depara a cada uno de ellos, ¡vale la pena darle una oportunidad!

En resumidas cuentas, debo reconocer que disfruté leyendo El despertar de la sirena mucho más de lo que hubiera esperado cuando abrí el libro por primera vez, y para alguien que teme leer historias de terror, admito que quedé con la curiosidad alborotada por saber qué viene más adelante para esta autora y sus ya consagrados lectores. Yo por mi parte, espero poder conocer a Carolina en Filbo y pedirle una firmita en mi ejemplar. No estaría mal poder volver a escucharla también, sobre todo si recordamos esa BOMBA de conversatorio que sostuvo junto con Elizabeth Eulberg y Leonardo Patrignani el año pasado, ¡ya quiero ver lo que nos depara esta edición de Filbo 2017!

Espero que no se hayan congelado mucho mientras leían esta reseñita de miércoles, lo mejor que podemos hacer para pasarla bien es ponernos dos pares de medias y acompañarnos de buenos libros y buenos amigos, ¡la receta no falla!

Les recuerdo que estamos en Facebook y Twitter para leerlos siempre, así que a tomar una tacita de leche con miel y a soñar un poco más 🙂

Si no le gusta, no lea, y si le gusta ¡comparta!

Grita más fuerte, Hannah: reseña de “Por trece razones”, de Jay Asher

¡Hoooolaaaaaaa a todos!

No saben la dicha que me da poder retomar las reseñitas literarias de los miércoles, ¡por fin siento que poco a poco vuelvo a la normalidad!

Luego de una breve autoevaluación sobre lo mejor y lo peor del 2016, me alegra mucho poder presentarles el libro de hoy, que llega a mis manos cortesía de Ediciones Urano, y que sin duda vale la pena.

Antes de empezar, quisiera ponerlos un poco en contexto sobre la importancia de leer novelas como esta en la actualidad. Por “novelas como esta”, me refiero a esas historias que nos exponen temas “espinosos” pero necesarios, como lo son la salud mental, la diversidad sexual y lo tremendamente difícil que es ser un adolescente en un mundo como el nuestro, que nos pide ocupar un lugar en el mundo, cuando ni siquiera nosotros mismos sabemos con certeza cuál es ese lugar.

Años atrás, hubiera sido tabú hablar de esas voces en la cabeza que muchos de nosotros escuchamos cuando las cosas se ponen feas, que nos dicen que todo está mal, que la única solución es hacernos daño, que por mucho que intentemos no le importamos a nadie, y mucho menos hubiéramos podido pedir /y recibir/ ayuda profesional al respecto. Por fortuna para todos, los tiempos han cambiado y hay muchas alternativas para lidiar con lo que sea que pase por nuestras lindas cabecitas.

¿Qué es una enfermedad mental para ustedes? ¿es acaso una forma de llamar la atención? ¿una cuestión de hormonas? ¿un problema real? Las respuestas a esta pregunta pueden ser tan variadas como las historias que presenta este libro. Se trata de “Por trece razones“, del autor californiano Jay Asher. Veamos de qué se trata:

Clay Jensen es un adolescente “normal”. Siente que no tiene mayores enemigos y su vida escolar aparentemente transcurre sin problemas, pero todo eso cambia el día en que recibe en su casa una misteriosa caja de zapatos con trece cintas de audio en su interior y una carta con instrucciones muy precisas: le guste o no, Clay debe escuchar lo que contienen estas cintas, y una vez haya terminado, debe reenviarlas a la siguiente persona de la lista.

¿Qué lista? la lista de razones por las que Hannah Baker decidió suicidarse.

Así es, señoras y señores, alisten sus pañuelos y pelotitas anti-estrés, están próximos a entrar en la cabeza de una persona muerta.

52e313eb0787426abec5b030b153f4e4

Desde el momento en que Clay comienza a escuchar las grabaciones, debe lidiar con la voz de una persona que pensó que nunca volvería a oír. Conforme avanzan las cintas, nuestro protagonista se siente más y más desesperado y temeroso del momento en que su nombre aparezca en todo este embrollo, porque poco a poco se dará cuenta de que lo que para muchos era simplemente una broma escolar o un chisme en apariencia inofensivo, para Hannah fueron más y más razones más para tomar la nefasta decisión de acabar con su vida. ¿Por qué escuchar atentamente los pensamientos agobiados y desesperados de una suicida? Porque en el fondo, Clay sabe que se lo debe. Todos se lo deben.

No quiero entrar en detalles sobre  aquello en lo que consisten las trece historias que Hannah tiene para nosotros, o por qué Clay termina involucrado en todo esto; sería algo brusco, considerando que cada cinta es una tragedia más, una reflexión sobre el dolor, la soledad, la desesperación y la angustia de querer buscar ayuda y no encontrarla. Por el contrario, solo les diré que en verdad hay gente muy mala allí afuera, y a veces, el silencio de una persona puede ser tan solo una señal de los gritos que llenan su mente. Hay que saber identificar esos gritos, y no esperar a que una tragedia suceda para decir “Lo siento”, y esa es una de las principales lecciones de este libro. ¿Están dispuestos a acompañar a Clay a explorar los recuerdos de los últimos días de vida de Hannah?

Los capítulos, por lo general cortos, están escritos de un modo que atrapa, logrando que los lectores pasemos de la mente de Clay a la mente de Hannah en un instante, y así podamos conocer ambas caras de la moneda. Gracias al vocabulario fluido y juvenil del autor, la trama se llena de matices reales, de expresiones cercanas al público juvenil al que está dedicada la novela, y todo esto nos ayuda a identificarnos y a entender aún más lo complejo de la situación. Digo, ¿cuánto dolor pudo caber en una joven para que decidiera acabar con su vida? y peor aún, ¿cuánta ceguera se necesitó para pretender que todo estaba bien en el colegio y que nadie le estaba arruinando la vida a nadie?

El formato del libro hace que la lectura sea rápida, con una tipografía pertinente y un juego de colores que gracias a los toques sutiles de rojo en cada página  transmite muy bien el sentir colectivo del lector, que con el paso de las páginas aumenta la tensión y su frustración: todos somos Hannah, y aunque sabemos que ya no está, resulta inevitable desear que de repente haya un giro inesperado que pueda salvarla. ¿Serán estas cintas su redención o su forma de cambiar para siempre la vida de esas personas que tanto daño le hicieron? solo leyendo el libro lo sabrán.

Bonus: Netflix está trabajando en una serie basada en la novela, así que los reto a leer el libro primero, así cuando salga el show podemos tertuliar 🙂

Por trece razones” es un libro para comentar, e incluso para trabajar en clase, pues propicia el debate sobre el modo en que muchas veces decidimos callar ante las injusticias en lugar de tomar cartas en el asunto, y ciertamente deja pensando sobre las pequeñas señales de alarma que pueden indicarnos que alguien cercano a nosotros puede estar necesitando ayuda. Estemos siempre alerta por favor…

screen-shot-2014-03-20-at-3-24-53-am

Y bien, quiero finalizar dándoles las gracias por acompañarme en este regreso de los miércoles de libros a Si no le gusta no lea, sepan que para mí fue durísimo escribir esta reseña, ¡pero me alegra mucho el haberlo hecho, siento que lo necesitaba!

Pooor supuesto, les recuerdo que todas sus percepciones y comentarios son más que bienvenidos a nuestro Facebook y Twitter, ¡allí estamos siempre para ustedes!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!