Sé valiente: reseña de “El único recuerdo de Flora Banks”

¡Muy buenas tardes, cuchurrumís y lectores de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo se encuentran en este, el primer miércoles de abril? Espero que muy bien, que estén ahorrando muy juiciosos para la Feria Internacional del Libro de Bogotá y que poco a poco todos esos sueños y planes que tenían para este 2018 se estén convirtiendo en hermosas realidades, ¡sí se puede!

Hablando de mis planes para este año, uno de ellos es poder leer varias de las novelas de los distintos invitados a esta Filbo 2018, y precisamente, la reseñita de hoy es de una autora británica que nos acompañará en el último fin de semana de feria, se trata de Emily Barr, y la novela de la que les quiero hablar hoy se llama “El único recuerdo de Flora Banks“.

9788416555055

En esta historia, que llegó al país gracias a Editorial Océano, conoceremos a Flora Banks, una adolescente de diecisiete años para quien la vida es una serie de momentos efìmeros que olvida con tremenda rapidez. Gracias a un tumor en su cerebro que luego fue extirpado, cada acción de Flora, cada aventura, cada cosa que hace, se almacena en su memoria por dos, tres horas, y luego desaparece sin remedio. Los días de Flora pasan en medio de una rutina sencilla, sin exponerse a mayores peligros o riesgos, y para ello, nuestra protagonista tiene un cuaderno en el que registra todo lo importante que debe recordar, como su nombre, su edad, quién es su mejor amiga, y sobre todo, la promesa de sus padres de siempre estar ahí para ella.

La trama se complica cuando Flora, quien en ocasiones se siente de diez años y no de diecisiete, termina envuelta en una experiencia que la marca: acaba de dar su primer beso, y lo mejor de todo es que puede recordarlo. 

Desesperada ante la posibilidad de estar curándose, Flora emprenderá un viaje más allá de la seguridad de su hogar, pues tal vez la respuesta a su problema se encuentre en ese único recuerdo que su mente parece querer abrazar hasta el final. ¿Triunfará el amor a pesar de tenerlo todo en su contra? ¿Realmente un beso puede sanar un cerebro en apuros? ¿Hasta dónde llegará Flora por conservar el recuerdo más feliz de su adolescencia? Solo leyendo el libro sabrán las respuestas a estas y otras preguntas.

Un primer elemento que quisiera destacar en esta novela es el modo en que nos mete de lleno en la mente de Flora mediante el recurso narrativo de la primera persona, de ahí que nos encontremos con varias secuencias algo repetitivas de la trama, pero que a mí en lugar de incomodarme, me transmitieron esa angustia del personaje por repetirse las cosas en un intento de no olvidar. Esto a algunos puede parecerles algo lento, pero pienso que es válido que la autora construya la tensión de esa manera, con capítulos cortos y frases algo repetitivas, a fin de cuentas, estamos en la mente de una persona que no recuerda lo que hizo en la mañana de hoy, y que está dispuesta a todo con tal de estar con la persona que la ayuda a recordar mejor su primer beso.

Otro elemento que me gustó muchísimo fue la importancia que le da la autora a los recursos escritos. Cartas, correos electrónicos, notas y garabatos escritos en la piel serán clave para que Flora nos cuente su versión de los hechos, así como la versión de su hermano mayor, Jacob, e incluso, la perspectiva del chico que ama.

Por último, pero no menos importante, quisiera destacar el final de la obra, que caaaaalma, no pienso decirles de qué se trata, pero sí puedo asegurarles que promete compensar ese inicio algo lento de la novela, y los dejará pensando muchísimo en lo frágil de la mente humana, esa herramienta que registra con tanto celo los momentos más valiosos de nuestras vidas y que a veces damos por sentado.

En definitiva, Emiily Barr es una autora que apela bastante a las emociones de sus personajes para explicar muchas de sus acciones, y combina su narrativa con la precisión en el lenguaje propia de su oficio como periodista, así que tenemos aquí una propuesta muy bonita sobre un tema difícil como lo son las enfermedades del cerebro, con personajes que uno termina por amar así no siempre estén activos del todo en el relato, y nos hace un llamado a vivir el presente con la alegría de quien está vivo, pero a su vez con la urgencia de quien puede olvidar todo lo vivido en un segundo.

Será genial poder hablar de todo esto con Emily en cuanto la tengamos en Colombia, así que la invitación es a que lean esta novela antes de su visita, pues les aseguro que es muuuuy bonito poder intercambiar impresiones e ideas de nuestras lecturas con esos genios creativos detrás de las plumas, ¡es una experiencia muy provechosa de parte y parte!

Me despido por hoy recordándoles que en Facebook y Twitter me encuentran 24/7, y que allí estaré más que lista para comentar el libro con ustedes, y para que me cuenten qué otros libros de temas difíciles han leído últimamente, ¡espero sus recomendados!

Ah, sí…. Sean valientes 😉

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

#OscarCuchurrumí Día 5: el amor sabor a melocotón de “Llámame por tu nombre”

¡Hola, holaaaaaaaa!

¿Cómo se encuentran en este ombligo de semana que ya casi termina? Nos despedimos de febrero con mucho mucho cine,  y me encaaaaanta que sea así, pues siento que estas noches de mini-reseñitas han resultado lo más de entretenidas, y espero que ustedes también estén divirtiéndose, o siquiera, que estén quedando con alguito de curiosidad por las nominadas que hemos reseñado a la fecha.

Si apenas hoy se nos unen, les recuerdo que ya hemos hablado de:

Lady Bird

El Hilo Fantasma

La Forma del Agua

Get Out

¡Y así llegamos a nuestra quinta noche!

No es coincidencia que quisiera reseñar mi elegida de esta noche precisamente hoy que estamos a miércoles, pues no estaríamos hablando de Llámame por tu nombre si no existiera la novela homónima del egipcio André Aciman (que por cierto, ya se encuentra en las librerías de Colombia gracias a Penguin Random House,) así que tenemos aquí un mix entre lunes de cine y miércoles de libros, ¡yippy yay yay!

Como estoy que me hablo, vamos de una vez con el tráiler:

Pues bien, un primer aspecto a tener en cuenta es la activa agenda de representación en el cine de la comunidad LGBTI. Esta agenda se ha ido construyendo desde temporadas cinematográficas anteriores, basta con remitirnos a cintas como The imitation game, The Danish Girl o Moonlight, y en esta ocasión, llega a nosotros una historia sensible y bastante romántica para quienes deseen darse la oportunidad de verla como tal, con una mente abierta y cero intolerante, porque de lo contrario, este post resultará más un complique que otra cosa, y esa no es la idea.

En esta cinta, dirigida por Luca Guadagnino, conoceremos al joven estudiante Elio (interpretado por Timothée Chalamet), un apasionado por la música que se prepara para un verano más en la Italia de los años 80. Los días de Elio transcurren entre las peculiaridades de su familia, los coqueteos con una de las chicas del pueblo y las molestias propias de un adolescente de diecisiete años que no sabe muy bien qué hacer con su vida y que encuentra en la música un elemento de cordura y a la vez de liberación.

El verano se pone aún más caliente con la llegada de Oliver (interpretado por Armie Hammer), un profesor que llega a ayudar al padre de Elio con distintas investigaciones, y que se quedará por espacio de seis semanas en la habitación continua a la de Elio. Con el tiempo, lo que empieza como amabilidad y hospitalidad se irá complejizando hasta sacudir el mundo de Elio por completo, y nuestro chico tendrá que replantearse los preconceptos que tenga sobre el amor, la madurez , la identidad y el dolor de amar y no siempre ser correspondido, todo esto, teniendo al cálido sol italiano como testigo.

¿Qué tanto puede cambiar la vida de dos personas en seis semanas? Esta es una de las principales preguntas de Llámame por tu nombre, y pooor supuesto, la respuesta, la encuentran en el cine más cercano.

null

Esta película, selección oficial de Sundance y con cuatro nominaciones a los Oscar incluyendo mejor película, mejor actor, mejor canción original y mejor guion adaptado, es una historia dulce, que poco a poco va construyendo un romance discreto, pero a la misma vez muy natural, casi magnético.

La trama, que para algunos podría pasarse de polémica,  termina por funcionar gracias a la dupla ganadora Chalamet-Hammer, pues requería de bastante tacto y sutileza lograr transmitir el mensaje correcto de amor y no de perversión (esto, teniendo en cuenta que el personaje de Elio tiene diecisiete años, mientras que el de Oliver tiene veinticuatro), lo que suponía un reto tremendo para la producción, ya que algo que podía terminar realmente mal, resultó a mi parecer bastante bien, y el mensaje queda claro: el amor llega a la puerta y no puedes ignorar su llamado para siempre.

Hablando de Armie Hammer, creo que uno de los PALAZOS de esta temporada de premios fue que no recibiera una nominación al Oscar a mejor actor de reparto, porque lo cierto es que tanto su rol como el de Timothée requerían de una sensibilidad enooorme, que considero que AMBOS tienen y supieron poner a trabajar en pro de la historia, además que Armie me dio una de las mejores escenas de esta temporada, que me niego a NO compartir con ustedes, júzguenla por su cuenta:

Ahora, posiblemente algunos de ustedes me pregunten en Facebook o Twitter mi opinión sobre una escena en particular de la que mucho se ha hablado en redes, pero he decidido no mencionarla aquí precisamente porque vale la pena llegar a ella luego de recorrer en detalle la historia de la mano de Elio y Oliver, de meterse en sus cabezas, entender qué pasa por sus mentes y qué está llevando a esa escena en concreto, así que mi recomendación en general es que se animen a ir a verla y no le hagan spoiler a quienes no hayan podido disfrutarla en cine todavía, pues si bien este tipo de películas reciben el odio de muchos (unas señoras en el cine al que fui la llamaron una “cosa espantosa”), a otros cuantos nos dejan con la cabeza a toda marcha.

Con el dolor del alma, debo decir que no puedo augurar un triunfo seguro para esta cinta en alguna de sus nominaciones, pero sí les puedo plantear una reflexión y es que cada vez nos permitimos contar más y más historias de amor en todas sus formas, y tal vez , ser más tolerantes sea el primer paso para empezar a sanar las heridas de un mundo que ya está enfermo de tanto odiar, señalar con el dedo y condenar, ¿no creen?

Me despido por hoy con una invitación a que, si no les gusta este tipo de historias, simplemente no las vean y ya, pero no por ello menosprecien a quienes sí las ven, e incluso, se identifican con ellas, ¡por algo los cinemas tienen tantas salas, hay espacio para todos!

Oh sí, y un bonus: TREMENDA banda sonora la de esta peli.  TREMENDA. ¡Aquí una pruebita!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

#OscarCuchurrumí Día 3: las fantásticas mareas de “La forma del agua”

¡Muy buenas noches! Sean bienvenidos a un nuevo lunes de cine con sabor a agua salada en Si No Le Gusta No Lea.

¿Cómo arrancaron su semana? ¿Con frío, o más bien no? Espero que ya me estén leyendo desde la comodidad de sus hogares, que no se les haya quedado la sombrilla y que estén más que listos para nuestra mini-reseña de hoy. Comenzamos con Lady Bird, luego con El Hilo Fantasma, y ahora le damos paso a un peso pesado de la temporada, así que alisten sus aletas y adentrémonos en los misterios de La forma del agua:

Y bien, MUCHO se ha dicho de esta película del mexicano Guillermo del Toro, que llega a esta ceremonia de los Oscar con una amplia cosecha de premios y elogios provenientes de todas partes del mundo. ¿Cuál puede ser la causa de su éxito?

Comencemos por lo básico: el tremendo nombre que es Guillermo del Toro. Visionario, rebelde, atrevido, así es el estilo de este director que en 2006 hizo historia con la tremenda película de El Laberinto del Fauno, producción que, a mi parecer, dejó bieeeeeen alta la vara en cuanto a cine contemporáneo de fantasía se refiere, así que el desafío era tremendo y la expectativa enorme cuando supimos que en esta temporada de premios tendríamos una nueva producción de este director, y aunque opino que no logra superar a su propia creación, en La forma del agua nos encontramos con una película que sigue gritando “del Toro” por todas partes.

La trama nos presenta a Elisa Esposito (interpretada por Sally Hawkins), una mujer muda que trabaja por las noches haciendo aseo en una entidad secreta del gobierno que se dedica a realizar experimentos e investigaciones en pro de ayudar a los Estados Unidos en la carrera espacial contra Rusia.

En su diario vivir, Elisa parece llevar una rutina muy simple, entregada a los pequeños placeres de su apartamento y pasando desapercibida en el trabajo en compañía de su amiga Zelda Fuller (interpretada por Octavia Spencer), pero todo esto parece alterarse en el momento en que a las instalaciones secretas llega una criatura del Amazonas, con increíbles cualidades curativas y gran fuerza. La criatura, cautelosa e impulsiva, solo parece poder entenderse a escondidas con Elisa, para quien más que un arma en potencia, en realidad esta criatura es un respiro en medio de su monótona vida.

Siendo dos seres incomprendidos y diferentes, Elisa y la criatura encontrarán consuelo en el otro y un nivel de entendimiento que llevará a nuestra protagonista a hacer lo que sea necesario para devolver a la criatura de regreso a las aguas libres a donde pertenece, y si debe enfrentarse a los altos mandos militares del gobierno para conseguirlo, pues que así sea.

yYFlLKGduAjeJ3a3u57iJlQOx7z

Más allá de lo posiblemente repetitivo de la trama del amor imposible entre una humana y x criatura en cuestión, o las confusas bromas en internet que reducen la cinta a Liberen a Willy 1000, lo que realmente quisiera destacar es el modo en que la historia logra combinar lo real y lo maravilloso (que raya en lo bizarro), y es que si bien es muy propio de del Toro ofrecernos toda una mitología en sus películas, con criaturas complejas y mundos fantásticos que cobran vida ante nuestros ojos, en esta ocasión su apuesta va un poco más hacia lo que sabe que le va a funcionar, con algo de romance, una nómina actoral sólida e incluso un momento musical que no hubiera esperado en una película de él, pero que termina por enriquecer ese ambiente de nostalgia, de ensueño que se construye conforme avanza la película. Sentimos la soledad de Elisa, el dolor de la criatura, la ambición del malo del paseo que se niega a que la criatura se escape de sus manos, en fin, muchas emociones en un viaje que requiere de nuestra imaginación y mente abierta para comprenderlo del todo.

Lo que más me gustó de esta cinta es que, si bien no logra alcanzar la LOCURA que fue el Laberinto del Fauno, sí recrea un bonito mundo de imposibles en medio del Estados Unidos de 1960, un mundo en el que se puede amar a una criatura diferente, y se puede creer en el amor así nadie más lo haga, y siento que allí es en donde está la verdadera magia de esta producción, que tiene la nada despreciable suma de trece nominaciones a los premios Oscar, incluyendo categorías luchadísimas como mejor película, mejor director, mejor actriz principal y mejor guion original.

Ahora, al principio de la reseña les contaba de lo MUCHO que se ha hablado de La forma del agua, y es que como suele pasar en el mundo de cine, con los elogios y los aplausos de unos, llegan las sospechas y críticas de otros, y esta cinta no ha estado exenta de ello, pues su equipo ha enfrentado denuncias por plagio  , que aunque a algunos los hace dudar de si esto le resta o no mérito a la película, a otros por el contrario los alienta a correr al cine más cercano y descubrir de una vez por todas lo que oculta esta película de la que todos parecen estar hablando últimamente.

Por mi parte, y a manera de conclusión, puedo decir que no me sorprendería que 1) del Toro gane a mejor director, y 2) se lleven el premio a mejor película, ¡tick tock, tick tock, ya casi lo sabremos!

El consejo es que hagan el esfuercito de ir al cine a ver esta película ANTES de la ceremonia del domingo, sobre todo porque es maravilloso poder llegar con argumentos a apostar por nuestras grandes favoritas, y creería que el domingo oiremos bastaaaaante de esta producción, así que lo mejor es hacer la tarea, ¡sí se puede! Yo mientras tanto, les haré barra desde mi Facebook y Twitter.

Espero se hayan divertido un poco con esta reseñita, que se animen a ver la peli, y sobre todo, que disfruten de la lluvia de estos días, quién sabe, tal vez el amor se oculte en unas cuantas gotas de agua…

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

¿Qué personaje de “La guía del caballero para el vicio y la virtud” eres?

¡Buenas tardeeeeeeees!

Sean bienvenidos al gran regreso de nuestros miércoles de libros en Si no le gusta no lea, ¡este año tengo muchas ideas y me alegra mucho tenerlos aquí conmigo!

Quisiera empezar este año con una lectura muy divertida y que me atrapó desde el inicio, además que varias personas me lo habían recomendado mucho, así que hoy haré algo diferente y les presentaré esta historia mediante un test para que descubran con qué personaje de nuestro libro se identifican más.

Esta novela llegó a mí gracias a Ediciones Urano Colombia y es de la autora estadounidense Mackenzi Lee. En ella, acompañaremos a tres peculiares jóvenes mientras viajan por la Europa del siglo XVIII, así que alisten sus mejores galas y aventúrense en esta, La guía del caballero para el vicio y la virtud. 

La_guia_del_caballero_para_el_vicio_y_la_virtud-TAPA-ALTA

Este test les irá revelando poco a poco lo que más me gustó de la novela, y posiblemente los dejará con ganas de correr a devorarla, entonces los invito a que respondan con sinceridad, lleven el conteo de A.B.Cs y al final lean la descripción del personaje que tenga la mayoría de letras de sus respuestas, ¿están listos?

Empecemos:

  1. Si tuvieras que describirte en una palabra, posiblemente esta sería:

a) Incomprendido.

b) Encantador.

c) Noble.

2. A la hora de viajar, ¿cuál es esa cosa sin la que no puedes vivir?

a) Libros.

b) Alcohol.

c) Música.

3) ¿Cuál es de estas ciudades te parece más divertida para explorar?

a) Donde sea que haya buenas bibliotecas o librerías.

b) Venecia.

c) París.

4) ¿Qué es lo primero que empacarías antes de viajar?

a) Libros.

b) Dinero.

c) Mi instrumento musical.

5) En tu viaje descubres un gran misterio que debe resolverse.  Tú:

a) Investigas sobre él todo lo posible.

b) Te involucras en ello solo por llevarle la contraria a los demás.

c) No ves la hora de terminar con todo de una vez.

6) Estás en una fiesta y alguien de repente aparece corriendo en medio de los jardines del palacio, totalmente desnudo y posiblemente ebrio. Tú:

a) Finges no tener nada que ver con el asunto.

b) Eres el sujeto desnudo en cuestión, ¡solo se vive una vez!

c) Corres a ayudar a esa persona antes de que se rompa el cuello o vaya a dar a prisión.

7) Lo que más valoras en una persona es:

a) La sabiduría.

b) Que siempre esté ahí para ti.

c) Que te quiera a pesar de tus defectos.

8) Hablemos de tu vida sentimental.

a) Tengo demasiadas cosas en las que pensar para enfocarme en eso.

b) La friendzone es mi actual residencia permanente.

c) Quiero pero no quiero porque no puedo querer a quien quiero que me quiera (?)

9) Tu medio de transporte ideal es:

a) Un barco en medio del mar azul.

b) Un carruaje lujoso con espacio para dos.

c) Una caminata refrescante nunca viene mal.

10) Por el amor de tu vida, tú:

a) Pondrías abajo todas tus máscaras y defensas.

b) Matarías a un inocente.

c) Sufrirías en silencio.

Bonus: En una historia de aventura, romance, sexo, piratas y alquimia, tú serías:

a) La chica badass que prefiere tomar al toro por los cuernos antes que ser una damisela en apuros.

b) El apuesto y sarcástico protagonista.

c) El fiel amigo que acompaña al protagonista y lo protege con su vida.

¡A contar sus respuestas!

¿Preparados para conocer a su personaje en La guía del caballero para el vicio y la virtud? ¡Vamos con las respuestas!

Mayoría a: eres Felicity

feli

Felicity es la hermana menor del protagonista de nuestra historia. No se dejen engañar por sus vestidos y tacones, detrás de una chica de casa se esconde una rebelde con ganas de comerse el mundo y dispuesta a pelear por su lugar en una sociedad machista y apática de tener a mujeres en profesiones como la medicina, o el comercio. Al ser Felicity, odias que te nieguen ciertas posibilidades solo por tu estatus femenino, y ante la injusticia pondrás a prueba todos tus conocimientos para encontrar una salida práctica a los problemas que enfrentes. ¡No desistas en tus sueños!

Mayoría b: eres Monty

monty

Henry/ Monty , es el joven protagonista de esta loca aventura. Eres hijo de un adinerado caballero, y el mundo pareciera quedarse pequeño cuando tienes la posibilidad de recorrerlo en compañía de tu mejor amigo. El sarcasmo y el flirteo son tus lenguas maternas, nunca has conocido el trabajo duro, las responsabilidades o el mundo real más allá del alcohol, las aventuras y las fiestas. Un episodio doloroso de tu pasado te impide proyectarte como adulto y te lleva a querer rebelarte contra tu sistema familiar, ¡pero cuidado! Tus acciones pueden romper más de un corazón en el proceso, y solo la escuela de la vida podrá sacarte de los líos en los que te vas a meter…

Mayoría c: eres Percy

percy

Percy es el mejor amigo (¿y posible crush?) de Henry. Tu vida transcurre entre la paciencia de quien debe apagar los incendios que su mejor amigo causa y la incertidumbre de un secreto que hace que tu vida se complique poco a poco y que no puedas contárselo a nadie, por mucho que quieras. Prefieres sufrir en silencio a incomodar a los demás, y eso, aunque noble, también puede tomarse como un acto de desconfianza hacia tus seres queridos. Cuando todos parecieran juzgarte, y tu corazón comienza a susurrar cosas incorrectas, la música es la única forma de mantenerte de una pieza.

¿Y bien? ¿Qué resultados obtuvieron? Yo me identifiqué muchísimo con el personaje de Felicity, y si bien Monty logra ser un personaje divertido, sus rutinas alocadas resultaron un pelín excesivas para mí. Aun así, esta es una novela con toquecitos históricos bien interesantes, y la dosis justa de romance y de caos adolescente, pues si bien hay unos cuantos siglos de diferencia entre el tiempo de Monty y el nuestro, lo cierto es que seguimos amando las historias conflictivas y que ponen a prueba quienes somos y lo que sentimos. Espero que se animen a leer este libro, a sufrir con cada paso, cada diálogo y a reflexionar un poquito sobre lo genial que es descubrir el mundo de la mano de quienes más nos aman, ¡nunca es tarde para empezar!

Espero se hayan divertido, sepan que los espero en nuestro Facebook y Twitter para que me cuenten qué resultados obtuvieron en el test, y por supuesto, entre todos hablemos de cómo avanzan sus lecturas de 2018, qué esperan leer, qué están leyendo actualmente y qué sueños tienen por ahí, ¡tal vez y hasta se les cumplan!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Entre editoras nos entendemos: reseña de “El peso específico del amor”

¡Muy buenos días, queridos lectores y cuchurrumís de Si no le gusta no lea!

Un mes que despedimos y uno que recibimos con la angustia de saber que el año se nos empieza a acabar y con la esperanza de saber que todavía podemos cumplir algunas metas y concretar uno que otro sueño pendiente por ahí.

Hablando de sueños pendientes, estoy muuuuy feliz de poder compartir un nuevo miércoles de libros con todos ustedes, de hecho, acabo de darme cuenta de que llevamos unas cuantas semanitas juiciosos con reseñitas de libros todos los miércoles, ¡yippy yay yay!

El libro de hoy llegó a mí gracias a nuestros amigos de Ediciones Urano, que distribuyen en Colombia el sello Umbriel al que pertenece la novela de hoy, llamada “El peso específico del amor” así que sin más introducciones, comencemos:

El peso específic

Si un día de estos les preguntara en qué consiste el oficio de nosotros los editores, ¿qué me responderían?, ¿que leemos por montones?, ¿que trabajamos con autores? Las respuestas son muchísimas, y para Francesca, nuestra protagonista de hoy, su trabajo como editora es el centro de su vida. Entrada en sus 30’s, los días de Fra transcurren entre manuscritos, autores egocéntricos, reuniones poco provechosas, un director editorial histérico y una rutina que, si bien la mantiene ocupada 25/8, no está del todo mal, si hasta tiene una relación estable con su compañero de apartamento, Edoardo.

En apariencia, la vida de Fra es muy normal, pero cuando llega la noche, todo cambia: su cocina se llena de aromas, ingredientes y sabores, y es que nuestra protagonista casi nunca pega el ojo. Detrás de su vida rutinaria y predecible, Fra está lidiando con un problema familiar bastante complicado, y la monotonía en que ha caído su relación con Edoardo la ha llevado a pasar las noches enteras horneando todo tipo de recetas con tal de evitar estar sola con sus pensamientos.

Como si todo esto fuera poco, un encargo de su jefe pondrá a Fra entre la espada y la pared, porque ¿qué puede pasar cuando te asignan editar la próxima gran novela de la literatura italiana, cuyo autor es un divo de primera categoría? Leonardo Calamandrei, rompecorazones y dueño de los afectos de todas las librerías y editores italianos, es la bestia que Fra tendrá que domar en una carrera contra el reloj para publicar su próxima novela, la cual bien puede salvar o condenar a la editorial en que trabaja, y de paso, su carrera.

Leonardo, acostumbrado a que nadie le diga que no y a escribir cuando le dé la gana, sin seguir consejo o pauta alguna, será la cereza que necesite el pastel de Fra para quemarse, y nuestra protagonista terminará enfrentando un sinfín de situaciones que la llevarán a preguntarse por sus planes de vida, sus sentimientos para con Edoardo, y ¿por qué no? por los límites del amor a la hora de entregarse en una relación, pues si hay algo que nos enseña este libro, es que no porque eres editor de novelas románticas significa que tu vida sea una. 

¿Podrán Fra y Leonardo publicar su novela? ¿Cuántas recetas aprenderemos en el proceso? Estas son tan solo algunas de las preguntas que resolverán si se animan a leer esta novela de la autora italiana Federica Bosco, que con un estilo muy personal y cercano termina por presentarnos con algo de humor las carreras de la vida editorial, combinadas con las distintas vidas de sus trabajadores.

Tal vez, el hecho de ser editora fue lo que me permitió conectar de inmediato con la novela, pues ponerse en los zapatos de Fra resultó sencillísimo para mí, en ocasiones me sentía en sus reuniones editoriales o en sus carreras por terminar un proyecto a tiempo, ¡son cosas que pasan todo el tiempo!

Ahora, al entrar en su cabeza nos topamos con un personaje tremendamente herido, con muchas cosas de su pasado que deben ser sanadas, y una necesidad profunda de encontrar el amor verdadero, pero no el de los cuentos de hadas, sino ese que te acepta rota y despeinada, con tus manías y defectos, que toma el control de las situaciones cuando sientes que el mundo se te viene encima y que ya no puedes sola con todo, y eso fue algo que me gustó muchísimo de esta novela,  pues me recordó que, en ocasiones, la simpleza de la vida cotidiana es un material igual de válido y provechoso para crear una historia llena de altibajos emocionales y uno que otro giro inesperado. Eso sí, respiren profundo y llénense de paciencia a la hora de leer los capítulos finales, ¡ya verán por qué!

Sin entrar en más detalles, pues vale la pena que lo lean, quiero cerrar invitándolos a que, como Francesca, reflexionen por un momento en todas esas cosas que hacen de su vida algo especial y único, en esas personas que les recuerdan que los malos momentos de alguna manera tienen que pasar, y que nada puede ser tan malo si tienes algo de chocolate y vainilla a la mano, ¡así que no se olviden de ellas!

Les recuerdo que siempre estamos en Facebook y Twitter para leernos y comentar esas lecturas que nos endulzan o salan la vida, ¡así que los espero por allá!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Lucha. Ama. Sobrevive: cinco claves express para entender las Sagas “Rebelión” y “TGM”

¡Muy buenas tardes, queridos lectores y cuchurrumís de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo están en este miércoles algo frío pero con pequeños atisbos de solecito? ¿Preparados para morir viendo Stranger Things el viernes? Espero que sí 😀

Hoy, vengo con un miércoles de libros algo flash pero no por ello menos divertido, así que prepárense para viajar unos añitos en el futuro y adentrarse en las sagas Rebelión y TGM (Tercera Guerra Mundial), escritas por la talentosísima Anna K. Franco y editadas por Ediciones B con el sello Blok (que, recordemos, ahora hace parte de la familia Penguin Random House).

1) Un sistema político digno de las buenas distopías

Rebelión

Ya sea que empiecen sus lecturas por Bios, 2023 o por Rebelión, Alienación y Abdicación,  el común denominador en todas estas novelas es el caos reinante en una sociedad para la que la Tercera Guerra Mundial es/ha sido inevitable. Ya sea antes o después de dicho conflicto, lo realmente importante es que los gobiernos continúan tan ciegos y hambrientos de poder como en la actualidad. Contrario a lo que cabría esperarse, el futuro no es tan esperanzador como podría pensarse, así que prepárense para experimentar el caos y la violencia de una sociedad que sacará lo mejor y lo peor de sí con tal de sobrevivir. Sean bienvenidos al Nuevo Mundo…

2) Personajes para todos los gustos

25775526

Nahier, Lenah, Annie, Alexander, Mike y Kate, son tan solo algunos de los nombres de los valientes y encantadores personajes que encontrarán conforme avancen en sus lecturas.  No planeo hacerles spoiler y decirles en qué libro(s) aparece cada uno, solo sepan que no estarán solos en sus lecturas, por el contrario, se encontrarán con personas tan humanas, sensibles y frágiles como ustedes o como yo. La chispa está en el modo en que dichas debilidades serán usadas a favor o en contra cuando el mundo parezca venirse abajo, y es su misión como lectores abrirles las puertas del corazón a todos ellos y acompañarlos en sus errores y aciertos, en sus miedos y esperanzas.

3) Acostumbrémonos a ver doble

images

Los mundos de las sagas Rebelión y TGM están marcados por algunos de los tópicos más conocidos de la ciencia ficción, que recordemos, se pregunta por el futuro y el alcance de los avances científicos y tecnológicos. Por supuesto, estos avances no necesariamente han de traducirse en progreso y avance para todos, de allí que hablemos de distopías, es decir, de sociedades imperfectas pese a su gran despliegue tecnológico y aparente orden social. Temas como la clonación humana, el control mediante agentes químicos y el uso de seres humanos como juguetes militares son algunos de los tópicos que encontrarán en sus páginas.

4) Ohhhh el amor

BIOS

No porque el mundo se esté acabando significa que no tengamos tiempo para buscar a esa persona que nos haga ser mejores cada día y luchar contra nuestros demonios. En este caso, el amor será un tema transversal en todas las novelas, una gran base para que todas las acciones y decisiones que se tomen. Una de las grandes lecciones que me dejaron estos libros fue precisamente esa, que gracias al amor se vencen los miedos, se sanan las heridas y se sale adelante, un día a la vez.

A pesar de tener momentos románticos y muchas frases que llegan justo al corazón, más allá de caer en clichés o convencionalismos, las relaciones amorosas que conoceremos en estas sagas son mucho más complejas, pues tanto héroes como heroínas tendrán que aprender a poner en una balanza sus sentimientos y los sacrificios que la guerra les demanda, ¡nada es tan sencillo como parece!

5) Talento de Argentina para el mundo

2023

Por último, pero no menos importante, quisiera preguntarles, ¿cuál fue el último autor o autora latinoamericano que leyeron? Es muy significativo para mí el hecho de que tengamos a autoras como a Anna K. Franco o Romina Russell apuntándole a este tipo de narrativas tan bien estructuradas y complejas, alejándose del estigma de que América Latina no produce literatura juvenil de calidad, ¡todo lo contrario! sagas como RebeliónTGM y Zodíaco no tienen nada que envidiarle a otras distopías nortamericanas como Los Juegos del Hambre y Amanecer Rojo, así que démosle una oportunidad a nuestro querido continente, yo lo hice y salí gratamente sorprendida.

Espero se animen a conocer estas sagas, a leerlas y comentarlas siempre que deseen en nuestro Facebook y Twitter, ¡aquí estamos siempre para ustedes!

Ojalá estén teniendo una semana muy bonita y productiva, ¡ya pasamos la mitad, sí se puede, sí se puede!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Misiones al estilo Eggsy: reseña de Kingsman- El círculo dorado

¡Muy buenas noches, queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea! Estoy muy emocionada de regresar a nuestros lunes de cine luego de un receso en mis post, en verdad que intento encontrar un balance entre todas las facetas de mi vida, pero en ocasiones lo logro, en otras no tanto, así es la vida supongo. Pero basta de hablar de mí, en honor de la película de hoy no hay nada mejor que pasar directo a la acción, así que mejor pónganse cómodos y disfruten del tráiler de la película de hoy:

Y bien, tenemos aquí una adorable película APTA PARA MAYORES DE QUINCE AÑOS (por favor, si dicen esa edad es porque hay que respetarla), llena de diversión, balas y acción. Kingsman, el círculo dorado, es la secuela de Kingsman, el servicio secreto, ambas dirigidas por Matthew Vaughn.

Antes de entrar en detalles de la película, debo reconocer que este fue el primer panel al que ingresé en San Diego Comic Con, y la verdad sea dicha, no había visto la primera película para ese entonces *inserte aquí auto-abucheo eterno*, así que durante el panel no tenía mayor claridad sobre  la trama, pero en el momento en que vi entrar a semejante elenco, supe que se estaba cociendo algo grande y algo BUENO.

¿Quieren ver fotitos? Claaaaaaaro que quieren ver fotitos:

DSC01473

DSC01478DSC01487DSC01477

DSC01480DSC01479

Ahora, resulta válido preguntarnos lo siguiente: ¿Estaban haciendo un eterno spoiler llevando a Colin Firth a San Diego? Digo, basta con ver la primera película para saber que pues *spoiler*, así que mi respuesta a la pregunta sería un “posiblemente”, pero no niego que fue MUY genial poder ver en vivo a buena parte del elenco de esta segunda entrega que tanto me divirtió, y más que nos proyectaron los primeros cinco minutos de la película (¡EN MITAD DE JULIO!) y uno que otro clip que solo logró dejarme con muchas ganas de ponerme al día.

Pero bueno, ya me puse nostálgica y me dio Comiquitis aguda, así que volvamos a la película.  La historia es la siguiente: Eggsy (interpretado por Taron Egerton) se ha consolidado como un agente del servicio secreto Kingsman en Reino Unido, y ahora dedica su vida a resolver misiones, cuidar del querido pug J. B y darse cariñitos con su novia. Ser un Kingsman y a la vez un novio que intenta agradarle a los padres de su chica puede resultar bastante problemático para Eggsy, pues a fin de cuentas sus viajes y compromisos como agente no siempre compaginan con sus deberes románticos, y en apariencia todo va bien, hasta que un inesperado giro del destino obligará a los integrantes de Kingsman a buscar la ayuda de sus “primos” estadounidenses, los Statesman, que cuentan entre sus filas al peculiar agente Tequila (interpretado por Channing Tatum) y a la talentosa Ginger (Halle Berry). En medio de todo este caos, veremos a Eggsy  luchar por encontrar un balance entre su nueva faceta de novio encantador y su papel como agente secreto. ¿Podrá hacerlo?

Al igual que los Kingsman tienen su negocio de sastres, los Statesman se mueven en el mundo del licor (ahora entienden por qué Halle Berry se tomaría un vaso de scotch un jueves a las 10 de la mañana en pleno panel), y juntos tendrán que resolver la mayor amenaza en la historia de las agencias. ¿Serán suficientes los lazos de los Statesman y los paraguas de los Kingsman para salvar a la humanidad? Solo yendo al cine lo sabrán.

Sin entrar en mayores detalles spoileros, puedo contarles algunos bonus de esta secuela: en esta ocasión, los estudios Fox nos han regalado a una villana excéntrica y con una vena para el show, interpretada por mi siempre querida Julianne Moore, y en cierta medida, podría decir que su plan malvado me gustó incluso más que el de Samuel L. Jackson en El Servicio Secreto. De hecho, siento que en esta segunda entrega tomaron varios de los elementos característicos de la primera película y los llevaron al máximo, tales como el humor oscuro, las escenas explícitas muy al estilo del cómic original que literal te hacen decir GASP,  las secuencias de acción salvajes y las aventuras de espionaje que en cierta medida son  un homenaje (¿o crítica?) a las clásicas películas de espías de los 70’s y 80’s (claro está, con mejores efectos especiales y más palabras censuradas por minuto).

Otro aspecto que sin duda me encantó fue el modo en que, entre chiste y chiste, la trama logra involucrar temas actuales de nuestra sociedad como lo son el consumo de drogas o el caos en que puede caer la humanidad ante el peligro de las armas biológicas, así que estén muuuuy pendientes de todas las escenas, para que luego me cuenten cómo les pareció que manejaron el tema los queridos productores.

En conclusión, Kingsman como franquicia es de esas producciones que de principio a fin te mantiene al borde del asiento y salpicando a tu vecino con palomitas, porque ciertamente logras pasar de la risa a la tensión y a la sorpresa en menos de un minuto, así que si quieren algo de emociones fuertes y plot twists, esta es en definitiva la película para ustedes.

Espero que se pongan sus gafas de espía y acompañen a Eggsy, Merlin y el resto de los Kingsman a esta nueva aventura, ¡yo por mi parte espero repetírmela!

Me despido por esta noche, no sin antes recordarles que siempre estamos en Facebook y Twitter esperando sus comentarios y sentimientos, ¡así que pasen por allá y me cuentan cómo les pareció la película!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!