Mirar la vida con una nueva perspectiva: reseña de “Pequeña gran vida”

¡Muy buenos días a todos! ¿Cómo amanecen en este, nuestro primer lunes laboral en un bueeeeeen tiempo? Espero que muy bien y que no nos estemos traumatizando mucho por el hecho de no estar en festivos, a fin de cuentas, ya sea trabajo o estudio, estaríamos peor sin ellos, así que lo mejor es ponerle siquiera un poquito de ánimos y pensar que gracias al estudio y al trabajo podemos permitirnos ahorrar, comer rico, ayudar a otros, ¿y por qué no? Disfrutar de buenos libros y películas.

Precisamente, en este segundo lunes de cine de nuestro 2018 traigo una película con varias cosillas interesantes y un poco de humor para amenizar el inicio de semana, así que pónganse cómodos y disfruten de nuestro tráiler de hoy:

Y bien, tenemos ante nuestros ojos una cinta que combina los clásicos elementos de una comedia familiar con una propuesta peculiar: ¿qué pasaría si reducir nuestro tamaño fuera la solución a la crisis ambiental y poblacional que aparentemente nos depara el futuro? Ese es uno de los temas principales de esta cinta dirigida por Alexander Payne y que se estrenó el pasado jueves en nuestro país.

Podría afirmar que un porcentaje importante de la trama ya nos la da el tráiler (cosa que me desinfló un poco la verdad), pero bueno, entrando en detalle, conoceremos a Paul Safranek (interpretado por Matt Damon), un hombre atrapado en la rutina laboral como fisioterapeuta y para quien la vida transcurre entre facturas, deudas y comida para llevar a casa y compartir con su esposa Audrey (Kristen Wiig). Conforme los Safranek se deslizan por sus patéticas vidas, varios científicos en Noruega han desarrollado una técnica de reducción celular que promete salvar a la especie humana de su extinción, pues disminuye notoriamente la contaminación causada por el hombre y la amenaza de sobrepoblación.

Poco a poco el proceso de reducción va ganando adeptos, y en vista de las múltiples ventajas financieras que esto supone, pues al ocupar menos espacio gastas menos dinero y puedes tener más lujos, los Safranek decidirán dar un giro radical a sus vidas y mudarse a una de las comunas para gente reducida, llamada Leisureland. En apariencia todo parece estar decidido, marido y mujer se enfrentarán al drástico e irrevocable proceso de ser reducidos, pero luego de un giro inesperado que pone a prueba su matrimonio, Paul se hallará totalmente solo en un mundo y un estilo de vida que había elegido principalmente para satisfacer a su esposa más que a sí mismo.

Es aquí cuando la trama se pone interesante, pues si bien esta ciudad para gente pequeña tiene toda clase de lujos y ventajas, siguen manteniéndose ciertas dinámicas del mundo de tamaño real, como lo son la pobreza, la enfermedad y el abandono, y cuando Paul se implique en todas estas realidades, tendrá que replantearse su lugar en el mundo y reflexionar sobre lo que quiere y puede hacer son su vida de ahora en adelante. ¿Podrá salir adelante y aceptar la nueva vida que le espera o seguirá lamentando su decisión por el resto de sus días? Viendo la película lo sabrán.

Captura_pequena_1

Si bien la historia nos presenta una idea interesante con cierto toque satírico sobre la sobrepoblación mundial y la aparente amenaza de nuestra propia destrucción, conforme avanza la trama comienzan a darse historias de personajes que al final no se logran cerrar a cabalidad, tanto así que son más las preguntas que las respuestas al final de la película y uno termina cuestionándose si realmente valía la pena enredar tanto la trama si en el desenlace nada de ello iba a llevar a ninguna parte, lo que se sintió más como un relleno que otra cosa, y ciertamente se hubiera podido disponer de todas esas escenas adicionales, pues una idea que se hubiera desarrollado sin problema en hora y cuarenta, aquí dura la “módica” suma de DOS HORAS Y QUINCE MINUTOS. Por Dios.

En definitiva, esta película tenía varias cosillas que podían haberla salvado de no ser por un cierre precipitado y una trama que tenía potencial pero que decidió elegir el camino de lo gracioso y cliché (el vecino ebrio, un romance inesperado, el protagonista que debe convertirse en héroe) para terminar siendo algo que a ratos hace reír pero que no deja mayor emoción al final salvo un poco de confusión y no muchas ganas de repetírsela.

Como pueden ver, no siempre los trailers logran sacar a flote una película, y aunque me encanta poder recomendarles películas y que vayan corriendo al cine a verlas o repetirlas, en esta ocasión me quedo con un “estuvo bien, pero no fabulosa”, de allí que rompa mi propia tradición y les recomiende más bien ahorrar ese dinero para otras pelis que no demoran en estrenarse, ¡ya verán, ya verán!

Y bueeeeeno, no está de más recordarles que seguimos calentando motores para la temporada de premios cinematográficos que se acerca, así que no se despeguen de nuestro Facebook en donde tenemos noticias todos-los-días ❤

Ya para despedirme, espero que tengan un lunes lleno de amor, café calentito, libros geniales y una buena cobija al llegar a casa, ¡sí se puede!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Anuncios

Atrévete a ser tú: reseña de “El Gran Showman”

¡Muuuy buenas tardes y bienvenidos al 2018 de Si no le gusta no lea!

¿Cómo arrancaron sus años? ¿Salieron de vacaciones? Yo quise tomarme un descansito del blog, de nuestro Facebook, pero lo cierto es que han estado pasando cosas tan bonitas que mejor los seguía manteniendo informados con todo el cariño del caso, ya habrá otro momento para que las aguas bajen y yo pueda tomarme un break de todo este mundo tan bonito del cine y la literatura.

Precisamente, me emociona bastante que nuestra primera reseña del año sea de una película tan bonita e inspiradora, así que sin más demoras vamos con el tráiler:

Pues bien, esta película protagonizada por Hugh Jackman, Zac Efron, Zendaya y Michelle Williams marca el regreso del género musical como una ocasión para tomar riesgos y animarse a hacer historias sin tantas explosiones, secuencias de acción o CGI (que no me malinterpreten, también me gustan). La historia de P. T. Barnum, el excéntrico fundador de un circo de rarezas toma vida en esta cinta dirigida por Michael Gracey,  con canciones originales de Justin Paul y Benj Pasek, los liricistas detrás de las gloriosas canciones de La La Land

Como tal, la historia es sencilla, conoceremos a Phineas Barnum (interpretado por Hugh Jackman), un hombre para quien la vida ha sido bastante complicada pero que ha logrado salir adelante y ganarse un renombre gracias a su imaginación y recursividad. Tras perder su trabajo, Barnum debe recurrir a un plan poco convencional para ganar el sustento y mantener a su esposa Charity (Michelle Williams) y a sus dos hijas. Lo que inicialmente se proyecta como un total fracaso terminará por dar un giro emocionante cuando Barnum descubra la clave del éxito: un grupo de personas con distintas peculiaridades, de todos los tamaños, formas, colores y talentos. Esas personas que tanto asustan por ser diferentes serán las nuevas favoritas de nuestro protagonista, quien hallará en su grupo de rarezas una oportunidad para soñar, cautivar, entretener y de paso ganar dinero.

Uno de los talentos que encontrará será a la joven trapecista Anne (interpretada por Zendaya), para quien su color de piel ya la convierte en extraña en un mundo de etiquetas y razas, pero que halla su libertad volando en el trapecio y cautivando a su público. Además, cabe anotar que Zendaya hizo la gran mayoría de sus escenas aéreas, un trabajo físico tremendo, you go girl!!!

MV5BMTUxNjYxNjIzOF5BMl5BanBnXkFtZTgwODgzMzIxNDM@._V1_SY1000_CR0,0,674,1000_AL_

Volviendo a nuestra historia, en su búsqueda por construir el show perfecto, Barnum conocerá a Philip Carlyle (Zac Efron), el heredero de una de las familias más pudientes de Nueva York y quien tiene un olfato especial para llenar teatros. Juntos, se embarcarán en una aventura por ganar los corazones más escépticos, e incluso demostrar que las sonrisas del público son más brillantes que las antorchas de los enemigos que intentan boicotear su show a toda costa. ¿Qué pasará con el circo cuando el mundo de Barnum tambalee? Solo yendo a cine lo sabrán.

Sería mentira decir que la película rompe del todo con los esquemas tradicionales del cine musical, pues si bien el tema del circo de rarezas es algo interesante, seguimos encontrando todos los elementos propios de producciones como Les Mis, La La Land o incluso Mamma Mia, tales como el romance, los grandes números de baile tanto al inicio como al final de la película y la historia de redención del protagonista, para quien la fama y el prestigio en cierta medida lo harán dudar de quién es y para dónde va.

Para algunos, puede resultar molesto o incluso repetitivo que las canciones se desplieguen una tras otra tras otra, pero lo cierto es que yo me cuento entre las enamoradas del género precisamente por ese aspecto, por poder escuchar una canción en cuanto sale un soundtrack en streaming y llegar a cantarla al cine, a zapatear en mi asiento y tamborilear con mis dedos conforme avanzan las escenas, así que si les aburren las coreografías perfectas y las canciones románticas a dúo, me temo que esta no es la cinta para ustedes, pues si hay algo muuuy latente en El Gran Showman es la música constante y cargada de sentimiento.

Ahora, si por el contrario quieren perderse en el brillo y la fantasía de un circo muy especial, la invitación es pues a que vayan al cine más cercano y se gocen esta cinta que, por cierto, anoche en los Globos de Oro se llevó la estatuilla a mejor canción original por “This is me”, una canción que celebra lo que nos hace únicos y especiales, y nos invita a amarnos como somos y a callar las palabras que intenten herirnos,

De hecho, la canción es tan bonita que vale la pena escucharla, así que aquí va:

En conclusióon, no niego haber visto esta película tres veces al día de hoy, cifra nada despreciable pero es que no puedo evitarlo, me encantaron las canciones, los vestuarios, las secuencias de baile y acrobacias en el trapecio, en fin, es una cinta cortica, para divertirse, tararear y llevar a la mamá, o al menos, eso pienso hacer yo alguno de estos días.

Con nominadas como El Gran Showman comienza oficialmente la temporada de premios cinematográficos que ayer entregó Los Globos de Oro, el jueves será el turno de los Critics Choice Awards y el 21 del Sindicato de Actores, ¡así que vayan preparando sus apuestas!

Ahora, cabe notar que en nuestro país es algo demorada la llegada de muchas de las nominadas, pero confío en que alcanzaremos a ver un porcentaje importante de las grandes candidatas antes de la mayor noche del cine, cuando la Academia celebre la edición # 90 de los Premios Oscar, el próximo 4 de marzo.

Espero que comencemos nuestros años con mucho cine, muchos sueños por cumplir y muchas canciones que nos lleguen al corazón, ¡los quiero!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Un año para recordar: mis favoritos del 2017

¡Muy buenas tardes, queridos lectores y cuchurrumís de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo les fue en esta Navidad que ya pasó pero que nos sigue alegrando y emocionando? Espero que muy bien, y que ya estén pensando en los sueños, planes y proyectos que desean llevar a cabo en el 2018 que se acerca, a fin de cuentas, necesitamos un poco de motivación para trabajar y ser mejores cada día, ¿no creen?

Como parte de prepararnos para el maravilloso año que tendremos, vale la pena detenernos un poco y mirar hacia atrás para recordar con cariño lo que fue este 2017, con sus altos y bajos, sus risas y lágrimas, y parte de eso involucra también repasar esas lecturas e historias que nos acompañaron y emocionaron, así que sin más preámbulos, ¡comencemos!

Mis libros favoritos del 2017

1) Mil veces hasta siempre – John Green

descarga

Un regreso muy esperado y significativo para mí. En definitiva, una novela reflexiva, que nos habla de la ansiedad, de las compulsiones y las voces en nuestras mentes, con el humor y cercanía tan característicos de John.

Pueden leer mi reseña aquí.

2) El Señor de las Sombras – Cassandra Clare

image_16949

Fácilmente, Cassandra Clare es de las autoras más prolíficas que conozco, y con cada libro nos sigue matando con sentimientos, muertes inesperadas y una que otra sorpresa ocasional. Habrá que ver cómo cierra esta trilogía de The Dark Artifices, pero de momento va muuuuy bien.

3) Skyden – Dianne Gothly

Caratula skyden 5.indd

Un proyecto local que disfruté mucho ver surgir, llenar las redes sociales, tomarse la Fiesta del libro y la Cultura en Medellìn, conquistar uno que otro corazón y recordarnos la importancia de siempre ser grandes Soñadores.

4) Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas – Amalia Andrade

20882849_10154560844651394_7474348837438488521_n

En definitiva, creo que el 2017 fue un gran año para Amalia. Se deja el alma en cada uno de sus libros, y este en particular me ayudó en un momento muy difícil de mi vida. Mil puntos para Malita y para sus dibujos de Selena.

Pueden leer la reseña aquí.

5) El cuento de la criada – Margaret Atwood

Cuento de la criada, El_135X220Una lectura dura, sensible y perturbadora, básicamente un baldado de agua helada tremendamente necesario en nuestro contexto actual, y un recordatorio de por qué Atwood es una fuerte candidata al Nobel de Literatura.

Pueden leer la reseña aquí.

6) Una corte de rosas y espinas – Sarah J Maas

Una_Corte_de_Rosas_y_Espinas_portada_libro

No volverán a ver a La Bella y la Bestia del mismo modo después de devorar este retelling lleno de amor, magia, coraje, un “villano” delicioso y una protagonista lista para hacer arder el mundo. ¡Una saga que promete tenernos atrapados en sus páginas por mucho tiempo!

7) 2023 – Anna K. Franco

2023Una distopía genial de Argentina para el mundo, con romance, acción y un mundo que a pesar del caos, sigue teniendo espacio para la esperanza y la valentía, ¡además fue muy bonito tener a Anna de visita en Filbo!

Pueden leer más sobre esta saga aquí.

8) Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes – Elena Favilli y Francesca Cavallo

9788408176640

En un año de marchas multitudinarias, toda una industria del espectáculo denunciando toda clase de abusos y desigualdades de género, este libro nos recuerda que podemos ser heroínas desde nuestro diario vivir, nuestros talentos y cualidades. ¡No los desperdiciemos!

Pueden leer la reseña aquí.

Bonus:

Sin duda alguna, mi lectura actual merece una mención súper especial, pues me tiene atrapadísima y muriendo de la risa y de amor en iguales proporciones, se trata de La guía del caballero para el vicio y la virtud de Mackenzi Lee, y aunque posiblemente no logre terminarlo de aquí a mañana, no niego que es una linda forma de terminar este año y empezar el siguiente.

La_guia_del_caballero_para_el_vicio_y_la_virtud-TAPA-ALTA

Ahora que hablamos de libros, ¡pasemos a las pelis, pues fue un año de festivales increíbles y mucho talento en la pantalla grande!

Mis películas favoritas del 2017

1) Wonder Woman

Girl power al cien, orgullo total por Gal, y el sueño de tenerla cerca muy cerca en San Diego Comic Con, ¿qué más pedirle a la vida?

Pueden leer mi reseña aquí.

2) Arrival

De mis favoritas de la pasada temporada de premios, una reflexión sobre los alcances del lenguaje para salvarnos a todos.

Pueden leer la reseña aquí.

3) La Bella y la Bestia

Emma Watson /es/ Bella en la vida real, que lo diga su club de lectura Our Shared Shelf, y Evermore es una canción para llorar y tomar un buen vino. Fin.

Pueden leer la reseña aquí.

4) Talentos ocultos

Pocas veces logro convencer a mis padres de ir a cine y lo logré con esta historia encantadora y emotiva sobre esas mentes brillantes que no siempre reciben el mérito que merecen.

Pueden leer la reseña aquí.

5) Wonder

Una cinta con la que lloré tanto como con el libro en que se basa, y una lección clave: ¡hay que ser amables por favor!

Pueden leer la reseña aquí.

6) Belleza inesperada

Curiosamente, una de las reseñas más visitadas este año en el blog fue la de esta película que nos puso de cara al Amor, el Tiempo y la Muerte, realidades hermosas e inevitables sobre lo que nos hace ser humanos.

Pueden leer la reseña aquí.

7) Coco

Una pelìcula bellísima sobre la familia, la tradición y la memoria. Sigo llorando por todo lo que representa, el homenaje tan hermoso que hace a la cultura mexicana y por la invitación que nos hace a seguir recordando a nuestros seres amados, aun cuando ya no estén.

Pueden leer la reseña aquí. 

Ahora, ¿qué tal si hablamos un poco de series? Este año me despedí entre lágrimas y nostalgia de Teen Wolf y Pretty Little Liars, pero seguí soñando con Shadowhunters, Supergirl, iZombie y estas que conforman mi top 4.

Mis series favoritas del 2017

1) Stranger Things 2

Es imposible no enamorarse de estos niños que a tan corta edad logran transmitir tanto con sus actuaciones y nos ponen a maratonear sin descanso en cada nueva temporada, ¡muy merecida esa nominación a los Globos de Oro! Por cierto, amando por siempre a  Hopper y Steve! ❤

2) The Crown 2

La gran favorita de mi madre, esta segunda temporada la vi de una sentada. Es duro decirle adiós a Claire Foy y Matt Smith en sus roles de la Reina Isabel II y el Príncipe Felipe, pero también es entendible que prefieran un nuevo elenco a envejecerlos a punta de maquillaje forzado para las temporadas 3 y 4. Amanecerá y veremos.

3) 13 Reasons Why

Una serie polémica, amada y odiada por igual, de la que me cuento entre sus defensoras, y aunque tengo algo de miedo por la segunda temporada, no niego que la veré.

Pueden leer mi reseña aquí.

4) Atypical

Al igual que la peli de To the bone, Atypical es una serie que no ha recibido la atención que merece, que nos presenta una mirada interesante al tema del autismo. Si no la han visto, es un plan PERFECTO para estos puentes festivos que nos quedan.

Y bueno, como todo año, así como hubo cosas buenas, también hubo desaciertos y decepciones que desearíamos que no hubieran sucedido o pasado de determinada manera.

Mis tristezas y dolores del 2017

1) La cancelación de Sense8

Sigo sin creer que todo esto pasó. Por fortuna para todos, siquiera tendremos un episodio final.

2) Blade Runner 2049

Fiel a su predecesora, una película que prometía mucho y que, de nuevo, fue destrozada por la crítica y la taquilla. Fuck.

3) La noche de los Oscar

Si me conocen, saben que LLORÉ de la rabia con el chasco de la ceremonia que anunció a La La Land como película del año, todo para que la verdadera ganadora fuera Moonlight. Un trago amargo y totalmente innecesario para los equipos de ambas producciones.

4) Habemus Grindelwald para rato

La elección de Johnny Depp dentro de la franquicia de Animales Fantásticos y dónde encontrarlos sigue generando malestar y polémica entre Potterheads de todo el mundo, tanto así que la propia J. K Rowling ha bloqueado en su cuenta de Twitter a quienes cuestionan dicha decisión. Lo cierto es que, nos guste o no, la película ya se grabó y ahora solo nos resta esperar.

Y bieeeeeen, lamento la extensión de este post, pero lo cierto es que era algo ambicioso condensar en unas pocas palabras todo un año de historias, recuerdos y aventuras, pero creeeeo que lo logré. En verdad les agradezco haber compartido este año conmigo, y a pesar de las dificultades que tuvimos, espero seguir con ustedes aquí en el blog, en Facebook y Twitter, esto es de ustedes también.

Mucho amor, bendiciones y alegrías en este 2018 que comienza, ¡los quiero!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

Metaficciones y vestidos rojos: por qué es importante y necesario leer “El cuento de la criada”

¡Muy buenas noches a todos (¿y todas?)!

¿Cómo se encuentran en este jueves que va terminando? Espero que el tráfico no haya sido tan complicado, que entre cosa y cosa la semana vaya como bien y que poco a poco vayamos encontrando un poco de paz y tranquilidad en medio del caos de “se va a acabar el año y no hemos hecho mayor cosa con nuestras vidas”, meeeeeeh.

Pasando a los temas que nos interesan, hoy quisiera hablarles de un libro que me recomendaron muchísimo, y que compré en cuanto tuve la oportunidad, se llama The Handmaid’s Tale, que en español se conoce como El cuento de la criada y en Colombia lo encuentran disponible gracias a Editorial Océano Colombia.

Cuento de la criada, El_135X220

No es la primera vez que hablamos de relatos distópicos por aquí, pero ciertamente este fue un libro que me marcó, así que hablemos un poquito de las razones que me llevaron a querer recomendárselo a todos ustedes en esta noche decembrina. ¿Preparados? Comenzamos.

1) Un escenario escalofriantemente posible

Ambientada en lo que solía ser Cambridge, esta novela de la autora canadiense Margaret Atwood nos habla del modo en que los Estados Unidos han colapsado tras una serie de ataques terroristas presuntamente islámicos, que tras generar caos colectivo,  desencadenan ciertos cambios sociales y políticos que terminan en el establecimiento de la república de Gilead.

Como parte de este nuevo sistema, y en respuesta a una gran epidemia de esterilidad, el rol de la mujer y lo que puede o no hacer se transforma drásticamente, hasta llegar a un punto en que los empleos o cosas como el dinero y las cuentas bancarias ya no son para ellas. Ahora, lo realmente importante es lo de adentro: Gilead necesita una población que controlar, de ahí que la clave de la supervivencia esté en la fertilidad de unas pocas.

Quienes son fértiles, reciben el nombre de Criadas, y tras arrebatarles sus propiedades, sus familias y su dinero, deben entrar a servir a distintos hogares de familias que son muy adineradas pero que tristemente son estériles. Dichos hogares son liderados por un Comandante y su esposa, y ambos reciben a la Criada como una “mediadora sexual”, pues en una Ceremonia que se realiza cada mes, la Criada debe tener relaciones con el Comandante, mientras a su vez sostiene las manos de su esposa, como un símbolo de unión carnal en la que la esposa y la Criada son una.

Esta especie de triángulo por obligación hace parte del “compromiso” que tienen ahora las Criadas para con la sociedad y la religión oficial de Gilead: procrear a toda costa.

Lo curioso de todo esto, es que es con la adaptación televisiva de la novela (producida por hulu y actual nominada en varias categorías a los Globos de Oro), se hace aun más evidente esa especie de carácter “profético” de la narrativa de la autora, que nos plantea una inquietud muy concreta: ¿qué tan lejos estamos de un escenario como este, en el que el miedo se usa para censurar y coartar las libertades a los seres humanos, y particularmente de las mujeres? Ahí les dejo la inquietud…

2) Una voz en medio de susurros

Offred es la Criada protagonista de la novela. Su nombre deriva del inglés “Of Fred”, es decir “De Fred”, y vemos aquí lo complejo de ser una Criada, pues no solo se pierde el control sobre el cuerpo, sino también sobre la identidad. Tu nombre te lo da el nombre del Comandante al que perteneces, y de esta manera, la trama se hace cada vez más y más oscura, pues veremos que este sistema de control es invasivo a niveles francamente escalofriantes, y esa angustia, esa sensación de ansiedad está muy bien lograda gracias al buen uso del lenguaje que hace la autora para describir el mundo de Gilead a ojos de Offred, y es que ciertamente, la primera persona y ese carácter testimonial de la obra solo le da puntos y puntos a favor.

Volviendo con Offred, Desde el inicio, ella apela a nosotros, los lectores que decidimos escuchar lo que sea que ella tenga para decir, con independencia de si la suya es una historia agradable de contar o no. De hecho, conforme avanza la lectura, podemos notar que a la propia Offred le cuesta hablar del tema, admitir ciertas acciones o errores que ahora son cosa del pasado pero que siguen atormentándola, y seremos testigos del debate entre querer seguir adelante y sobrevivir  a como dé lugar en oposición al deseo ferviente de no olvidar su identidad verdadera, la de la mujer que tenía un nombre, una familia, una vida antes de convertirse en un simple objeto para ser embarazado.

De las Criadas se espera obediencia, sumisión total, silencio, y Offred será esa voz que nos demuestre que, más allá de los recatados e incómodos vestidos y cofias que deben usar las Criadas, se esconden los susurros de dolor, rabia y frustración, que cuando menos se espere, habrán de explotar. ¿Lograrán su cometido? Solo leyendo el libro lo sabrán.

Offred, una mujer ya entrada en sus treintas, es un personaje que me distanció del estereotipo de heroína juvenil distópica del que tanto suelo leer y hablar, y para mí fue muy interesante poder estar en sus zapatos (cosa que NUNCA quisiera que me pasara por cierto), pero esa madurez, ese recorrido de vida que tiene Offred nos lleva a ver el mundo con la angustia de alguien que ya ha pasado por demasiadas cosas, y la duda de quien no sabe cuánto más le quede a su organismo para serle “útil” al gobierno de turno, y es que cuando la lucha por la supervivencia recae en tus ovarios, decir que vives estresada es poco.

3) Una historia dentro de otra

Pese a haberse publicado en 1985, curiosamente de un tiempo para acá El cuento de la criada pareciera estar en boca (y estanterías) de muchos, como ocurrió con 1984 en vísperas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos el año pasado, y si bien parte de ese mérito puede recaer en la brillante serie de televisión (que por cierto, voy en el capítulo 6 de 10), otro aspecto interesantísimo es el maravilloso trabajo que ha hecho Margaret Atwood al construir no solo un sistema totalitario creíble y terrorífico en iguales proporciones, sino que dentro del propio libro nos brinda herramientas para “validar” la historia de Offred, para “creer” que su relato es real, que efectivamente pasó, y lo logra gracias a un ejercicio genial de metaficción (entendiendo al término como una ficción que está escrita o se cita dentro de otra ficción, como lo hizo J. K Rowling con Animales Fantásticos por ejemplo, pues es la historia de un libro inmerso y referenciado /dentro/ del mundo de Potter. En resumidas cuentas, y con peligro de que mis profesores me golpeen en la cabeza por simplista, resumiría diciendo que la metaficción es algo como el Inception de la literatura, pues se apela a la pregunta de qué es o no es real dentro de un texto).

Sin ponerme muy técnica al respecto,  y sin dañarles la novela ni mucho menos, puedo decirles que la autora tiene un juego bien complejo al final del libro, así que cuando lleguen al apartado llamado “Notas históricas”, prepárense para que sus lindas cabecitas hagan BOOM. Al menos, la mía lo hizo.

En definitiva, todos deberíamos leer El cuento de la criada para entender que:

  1. La distopía no es un género casado únicamente con protagonistas de 17 años, Winston y Julia de 1984 apoyan mi punto.
  2. No necesariamente las distopías suponen naves espaciales, clones o bombas. Precisamente, el sistema totalitario de Gilead recurre a la cosificación de la mujer al no dar con alternativas tecnológicas a la epidemia de esterilidad.
  3. En medio de escándalos por abuso sexual tanto en la industria del cine como de la televisión, resulta necesario hablar de empoderamiento femenino y de igualdad de condiciones, de romper por fin el estigma del “sexo débil”.
  4. Hay lecturas que, pese a ser dolorosas y en cierta medida perturbadoras, no por ello deben dejarse de lado. Tal vez, si se denuncian a tiempo, estas realidades no lleguen a pasar jamás.

Y bieeeeen, espero que se hayan divertido y aprendido un poquito en este recorrido por una novela que promete dejar una que otra idea alarmante en las mentes de quienes las leen, y si se animan a darle una oportunidad y a ver la serie, con muchísimo gusto los espero en Facebook y Twitter para comentarla.

Muchos éxitos en sus compritas navideñas 🙂

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

PD: Nolite te bastardes carborundorum 😉

Luz en medio de oscuridad: reseña de “Te veo” de Marci Lyn Curtis

¡Hola hola, queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo se encuentran en esta cálida y confusa tarde de miércoles con cara de jueves? Es divertido pasar de 4-6 grados centígrados al horno que estaba haciendo hace un ratito e incluso ahora conforme escribo esta reseña, pero bueno, tristemente unos graciosos siguen creyendo que el cambio climático es un invento, así que ya veremos qué más tendrá que pasar para que nos crean…

Mientras tanto, aprovecho de mi escasa libertad vacacional para traerles una reseñita de una novela que terminé recientemente y me gustó mucho, así que pensé, ¿por qué no? así que bueno, henos aquí.

El libro en cuestión se llama Te veo, y es de la autora estadounidense Marci Lyn Curtis.  Esta novela llegó a mis manos gracias a Ediciones Urano Colombia, y bueno, puedo empezar por decirles que fue una lectura que en verdad necesitaba y que estaba muy acorde con mis lecturas previas (Wonder y Mil veces hasta siempre).

TE VEO MARCI LYN ENTRE LETRAS Y CAMARAS

Para empezar, quiero preguntarles algo: ¿a qué nos referimos cuando hablamos de “temas difíciles” en la literatura infantil y juvenil? ¿Es acaso un tipo de literatura que le parte la cabeza en exceso al autor, o tiene que ver con lo difícil que es sacar tiempo para leer sus obras representativas?

La respuesta, si bien no es una verdad universal, puede ser la siguiente: entendemos por tema difícil eso que no siempre logramos explicar, ya sea porque se considera tabú o porque nos abre los ojos a realidades tan complejas como el dolor, la angustia, la tristeza y/o la muerte. Hablamos de temas como la depresión, la muerte o desaparición de un ser querido, la búsqueda y validación de la identidad, la enfermedad y el rechazo o temor por la diferencia. ¿Les suenan conocidos o recuerdan haber leído algo sobre estos temas recientemente? Posiblemente, muchos me digan que sí.

Teniendo esto en cuenta, podría afirmar que estamos siendo testigos de una especie de “regreso” a los temas difíciles, y digo regreso porque la cuestión de los temas difíciles no es particularmente nueva, digo, clásicos como  Mujercitas o incluso Pippi Longstocking ya nos presentan a niños y jóvenes que deben asimilar cuestiones como la ausencia de sus padres, la enfermedad e incluso la muerte de un ser querido, y la lista de temas y títulos me daría para todo un post, pero para resumir, digamos que es interesante que con el paso del tiempo el espectro se haya abierto y poco a poco le vayamos perdiendo el miedo a hablar de diversidad sexual, de enfermedades mentales, de suicidio, entre otros.

Son muchos los ejemplos que nos recuerdan que, más allá de una idea romántica de la juventud como una etapa para ser libre y plenamente feliz,  lo cierto es que las letras actuales nos muestran una faceta mucho más real y cruda de la juventud como una etapa de auto-descubrimiento, de aceptación de ciertas realidades y rechazo de otras tantas, y precisamente, el libro de hoy nos habla de esos giros inesperados que hacen tambalear nuestras vidas y nos plantean el reto de empezar desde cero con independencia de que nos guste o no.

Me explico: en Te veo conoceremos a Maggie, una adolescente amante del fútbol que a causa de una enfermedad pierde el sentido de la vista y ahora debe aceptar la realidad de su ceguera y del impacto que esta tragedia supone para ella y su familia.

A varios meses del episodio de meningitis que le robó la vista, Maggie se ha sumido en el aislamiento y el sarcasmo como mecanismos de defensa para protegerse de esa oscuridad que ahora la rodea 24/7. Negando por completo cualquier posibilidad de ayudarse y retomar poco a poco s, los días de Maggie transcurren entre el vandalismo y la tristeza de percibir que, quiera o no, sus padres han seguido con sus vidas, y ahora le toca a ella.

En apariencia, a nuestra sarcástica protagonista solo le resta sentarse en su cama a esperar que la vida le pase por el lado, pero un día conocerá a un pequeño que cambiará su vida para siempre.

Ben tiene 10 años, problemas de espalda que lo obligan a usar muletas y una sonrisa tan cálida que es imposible decirle que no.

¿Cómo podemos saber todo esto, si la narradora es Maggie?

Simple, porque puede verlo.

De veritas.

Para Maggie, este descubrimiento es emocionante y aterrador en iguales proporciones, pues solo estando en presencia de Ben es que puede volver a ver, y en cuanto se queda sola, su ceguera regresa igual que siempre. ¿Cuál puede ser la causa de esta repentina recuperación? Solo leyendo el libro, sabrán la respuesta.

Esta novela en sus 352 páginas nos transporta a la mente de una adolescente marcada por la pérdida, que con un tono narrativo muy sencillo nos describe lo extraño que resulta tu hogar ahora que no puedes verlo, lo ajena que puede parecerte la habitación en la que creciste, y saber que posiblemente eso que tanto soñabas hacer con tu vida ya no podrá ser, y esa cercanía, esa invitación de Maggie a adentrarnos en su vida fue de las cosas que más me gustaron conforme leía.

Además, pese a hablar de la ceguera, la autora del libro no deja de lado esos momentos de humor, música y romance que aligeran la tensión y nos llevan a reflexionar sobre la importancia de los amigos y las relaciones personales para salir adelante a pesar de las dificultades, y eso es algo que en verdad vale la pena encontrar en un libro.

Ya para terminar, puedo decirles que requiere un poco de paciencia tomarle ritmo al libro, hay que dejar que los personajes se presenten, que poco a poco se construya la trama, y cuando menos lo esperen, ciertos sucesos lograrán atraparlos como para no querer parar, ¡el que persevera alcanza! Si se animan a leerlo, los espero en Facebook y Twitter para comentarlo como siempre.

Y bien, espero que se hayan divertido en este ombligo de semana ultra cortica, que estén leyendo mucho en sus vacaciones y que le pidan muchos muchos libros al Niño Dios, ¿o por qué no? que ustedes también se animen a regalar un libro a quien tanto lo necesita, cada pequeña acción cuenta ❤

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

La importancia de ser amables: un recorrido por el mundo de Wonder

¡Muy buenas tardes, queridos lectores de Si No Le Gusta No Lea!

¿Cómo los trata esta semana que ya va por la mitad? ¿Ya saben si pasaron todo en la U o no? Espero que estén mucho más tranquilos luego de tanto corre corre y más que listos para unas vacaciones con mucho cine y buenas lecturas.

Precisamente, en este miércoles de libros tengo una especie de “mix” entre libro y película para que hablemos un poquito de literatura de temas difíciles, en particular, del bullying, realidad que, nos guste o no, existe y debe ser confrontada y puesta en boca de todos.

El libro de hoy, hace parte de toda una “serie” editada por Penguin Random House, y he tenido la suerte de reflexionar y pensar muchísimo gracias a las distintas historias que la componen, se trata de Wonder/La lección de August, de la autora R. J. Palacio.

En sus libros, esta autora de padres colombianos nos presenta a August, Auggie Pullman, un niño que padece una extraña enfermedad degenerativa, y que tras veintisiete cirugías no puede decir que su rostro sea propiamente el de un niño “normal”. Habiendo estudiado en casa con su mamá por mucho tiempo, ha llegado la hora de ingresar a la escuela secundaria, y con ello, el enfrentarse a muchas personas que no están acostumbradas a ver a un niño con deformaciones como él. Para ponernos más en contexto, les comparto el tráiler de la adaptación cinematográfica, la cual se estrenó en nuestro país el pasado 23 de noviembre:

Como es natural en un niño de su edad, Auggie intenta enfrentarse al primer día de escuela con los nervios propios de quien llega a un lugar nuevo para empezar desde cero, y todo esto se complicará aun más cuando se tope con una triste verdad: su cara es distinta, y para algunos, lo distinto es sinónimo de miedo. De la mano de su familia, su profesor (el señor Browne) y de algunos amigos, nuestro protagonista descubrirá poco a poco que cada persona es un universo único, con sus propias estrellas y batallas, y que basta un poco de amabilidad para generar un impacto real y positivo en todos quienes nos rodean.

Conforme avanzan las aventuras escolares de Auggie, podremos conocer distintas historias que se van entrecruzando para contarnos el modo en que varios personajes ven y perciben a nuestro amiguito, como es el caso de sus papás Nate e Isabel, su hermana Via y los compañeros de colegio de Auggie (Charlotte, Jack, Summer y Julian). Con un estilo narrativo muy ameno y sencillo, ideal para ubicarnos en la mente de un niño de diez-once años, todas estas historias nos llevan por emociones como el miedo, el dolor, la tolerancia, el perdón y la amistad, pues una de las lecciones que nos dejan estas historias es que necesitamos ver más allá de lo físico para descubrir los verdaderos tesoros que tenemos para ofrecer y recibir, y que detrás de una historia se esconden muchas más buscando ser escuchadas, de allí que no podamos juzgar a la primera a sus protagonistas.

De hecho, las historias de los personajes que conocemos en La lección de August se expanden aún más en Charlotte tiene la palabra, La historia de Julian, El juego de Christopher y El libro de preceptos del Señor Browne, lecturas que en verdad valen la pena, pues nos ayudarán a entender muchas de las situaciones que tanta rabia o impotencia nos causaron en La lección, y aunque no pienso entrar en detalles para no hacerles spoiler, sí puedo decirles que R. J. Palacio ha logrado crear un pequeño “universo” literario en el que cada personaje tiene algo valioso que aportarnos y es una colección muuuy bonita. Yo por lo menos, pienso leerla con mi sobrino en unos añitos. A manera de ejemplo, les comparto una de mis preceptos favoritos del Señor Browne:

“Albergamos en nuestro interior las maravillas que buscamos a nuestro alrededor.”

wonder_post2

En definitiva, pienso que estas novelas pueden propiciar un diálogo abierto y real sobre el bullying, pues como Auggie, posiblemente todos en algún momento de la vida nos hemos sentido fuera de lugar, temerosos de no encajar o de cumplir determinados estándares de belleza o pensamiento, y si hay algo que el libro nos muestra, es que no siempre estamos tan solos como nuestros miedos quisieran hacernos creer. Por el contrario, cuando dejamos de lado las dudas y nos damos la oportunidad de hablar y escuchar las historias de los demás, podemos ver que todos estamos recorriendo un mismo camino, y que algo de ayuda nunca está de más.

Si ya leyeron los libros y les preocupa que la película no le haga justicia, puedo decirles sin problema que es una adaptación hermosa, bastante fiel a la historia original. y de hecho, en este punto prefiero darle la palabra a la autora del libro y el director de la película (Stephen Chbosky, a quien le debemos otra JOYA llamada Las ventajas de ser invisible):

unnamed

“Si te dan a elegir entre leer el libro y ver la película, ¡ELIGE AMBAS! Gracias por venir <3”

En verdad espero que se animen a leer la novela, a ver la película, y por supuesto, a hablar sin miedo sobre aquello que nos asusta, pero que a la vez nos hace únicos y especiales, en fin, a estar orgullosos de todo eso que nos hace ser Extraordinarios.

Me despido por hoy contándoles que vamos a tener unos concursos FABULOSOS en los que podrán ganar los libros de Wonder y kits oficiales de la película, ¡así que no se despeguen de nuestro fanpage en Facebook !

Espero que sea un día maravilloso para todos ustedes, que nadie los trate mal en casa, el trabajo o el estudio, que ustedes tampoco traten mal a nadie y que poco a poco este mundo de locos empiece a ser alguito más amable.

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!

¡Viva México!: reseña de “Coco”

¡Muuuuuy buenos y felices días a todos! ¿Cómo se encuentran en este último lunes de noviembre? Espero que muy bien, que los finales de la U o el trabajo no los hayan masacrado, y que poco a poco estemos cerrando el año de la mejor manera posible.

Estoy muuuuy feliz de poder compartir este lunes de cine con todos ustedes, pues por fiiiin estoy en vacaciones, y aunque la vida laboral sigue (la adultez es una trampa, NO CAIGAN EN ELLAAAA), ciertamente puedo regresar un poquito más al blog y a diversas actividades que tengo en mente para todos, ¡así que yay!

La película de hoy llegó a las salas de cine de todo el país gracias a Cinecolor Films, así que pónganse cómodos y disfruten de la maravilla de hoy, Coco, de Disney Pixar:

Y bueeeeeno, tenemos aquí una película que ya con el tráiler enamora. Desde los premios Oscar de este año escuchamos a Gael García Bernal hablarnos de este proyecto, y debo reconocer que a partir de ese momento quedé con muuuucha curiosidad: ¿qué podría llevar a los estudios Pixar a querer hacer una película sobre el Día de los Muertos? Pues bien, la respuesta nos la entrega esta cinta dirigida por Lee Unkrich y Adrián Molina, que con un elenco cargado de talento mexicano nos ofrece una historia tan llena de color y magia como la celebración misma.

En la película conoceremos a los Rivera, una tradicional familia mexicana, para quienes la música está totalmente prohibida desde que una tragedia les arrebató a un ser querido hace muchos años.  Apáticos de la música y de todas sus manifestaciones, los Rivera se han dedicado por generaciones enteras al oficio de crear zapatos, y todos son felices siguiendo el negocio familiar, excepto Miguel, nuestro querido y adorable protagonista.

Este jovencito amante de la música se siente frustrado de no poder seguir sus sueños de ser músico y tocar su guitarra cuando quiera y como quiera, y todo cambiará cuando en su pueblito inicie la celebración del Día de Muertos, esa noche en la que todos sus antepasados pueden volver a la tierra para degustar sus platos favoritos, visitar a sus seres queridos que todavía viven y ser recordados con cariño en diversos altares y ofrendas dispersos por todo México.

cocopixar

Dicha celebración ha perdido significado a ojos de Miguel, para quien solo es una noche más en que no puede demostrarle al mundo sus dotes musicales, pues su familia le ha prohibido participar del festival musical del Día de Muertos, hasta que en un giro inesperado de los hechos, el travieso Miguel se hallará del otro lado de ese puente que comunica al mundo de los Muertos con el de los Vivos. ¿Podrá regresar a su hogar? Viendo la película sabrán la respuesta.

Como ya es habitual en Pixar, tenemos aquí una cinta que en apariencia puede tomarse como una historia sencilla, pero que ya estando en la sala, termina por sorprender, no solo por la riqueza visual tan característica de Pixar que nos ha dado mundos como el de Nemo y Dory, sino que además nos lleva de viaje a lo más profundo de la cultura mexicana y el modo en que su Día de Muertos es en realidad una celebración de la vida misma y de esas personas especiales que permanecen vivas en nuestras memorias.

En su viaje por el mundo de los Muertos, Miguel no solo se encontrará con familiares a quienes apenas conocía de fotos viejas, sino que también contará con la ayuda de su fiel perro, Dante, y de Héctor, un pobre difunto a quien ya casi nadie recuerda. Conforme se acerca el amanecer y su regreso a casa peligra, nuestro querido chamaco tendrá que reconciliarse con su identidad y con su pasado, pues si hay algo en lo que se enfoca muchísimo esta película, es en la importancia de la familia y de abrazar y entender el significado de todas estas lindas tradiciones de la cultura mexicana, así que… ¿se animan a acompañar a todos estos geniales personajes en esta aventura de otro mundo?

Sin entrar en mayores detalles, pues ooooodio hacerles spoilers, sí puedo adelantarles que en Coco se encontrarán con una que otra sorpresita que hará que en verdad se sientan en una telenovela mexicana (cosa que me encantó), y el hecho de que hayan tenido en cuuenta detalles tan característicos de nuestra esencia latinoamericana (como la icónica chancla de la abuelita o las grandes reuniones familiares) me pareció algo muy bonito y significativo, así que pude entender perfectamente por qué esta película ha sido la LOCURA en México, tanto así que fueron quienes primero la vieron, pues allá la peli se estrenó precisamente a pocos días del Día de Muertos.

En definitiva, Pixar le apostó a lo regional, a la pasión y encanto de México, y a mi parecer lograron un homenaje bellísimo a este país que no solo ha tenido un año durísimo, sino que también se ha ido ganando un muy merecido renombre en el ajetreado mundo de Hollywood, que lo diga el propio Gael, que no solo le da vida al personaje de Héctor en la versión en inglés, sino también en español.

La invitación es pues a que se animen a ir a ver esta película tan bien lograda, con personajes que en verdad nos recuerdan a nuestras propias familias, una historia que nos pondrá a pensar en nuestros propios antepasados y una banda sonora que posiblemente nos dejará a todos tarareando por SEMANAS. Si no me creen, aquí un adelantito:

Me despido por hoy, no sin antes recordarles que sieeeeempre los leo en Facebook y Twitter, me encantará saber cómo les fue viendo la película y si quedaron tan antojados como yo de ir alguna vez al Día de Muertos en México, ¡ya veremos si se logra alguna vez!

Espero que tengan un lindo inicio de semana, ¡los quiero!

Si no le gusta, no lea, y si le gusta, ¡comparta!